Vaca Muerta: más de la mitad de los consorcios tienen participación extranjera

Se espera que la tendencia se profundice tras el G-20; Francia, EE.UU. y Canadá lideran los proyectos en Neuquén
Se espera que la tendencia se profundice tras el G-20; Francia, EE.UU. y Canadá lideran los proyectos en Neuquén Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk
Alan Soria Guadalupe
(0)
27 de diciembre de 2018  

Más de la mitad de los consorcios que tienen proyectos en Vaca Muerta cuentan con algún tipo de participación extranjera. Pero el porcentaje podría ampliarse en los próximos meses si se concretan las numerosas muestras de intención recientes de otros países en involucrarse en las operaciones en el yacimiento no convencional.

La concreción de acuerdos sobre la cuenca, que abarca cuatro provincias, pero que en su mayor parte está en Neuquén, fue una de las prioridades de Mauricio Macri durante las reuniones bilaterales que mantuvo al margen de la Cumbre del G-20.

La intención del Presidente de impulsar el desarrollo del yacimiento y convertirlo en una suerte de máquina de dólares para la Argentina requiere de la inversión extranjera, más allá de la presencia local ya radicada en la zona, y la cumbre le dejó varios compromisos que ampliarán la participación de las compañías del exterior en la región.

De los 82 proyectos de inversión que están en marcha en Neuquén , 45 tienen participación internacional, aunque no necesariamente de forma exclusiva por trabajar dentro de un consorcio del que forman parte empresas argentinas.

Hay tres países que lideran el número de inversiones en la zona. Francia está en la cima, con participación en diez proyectos, mientras que Estados Unidos y Canadá están involucrados en nueve, según un relevamiento de LA NACION Data en base a información que maneja la Secretaría de Energía, a cargo de Javier Iguacel.

El listado de petroleras extranjeras se completa con Alemania, Holanda, Malasia, Suiza, China, México, Brasil y Chile. En el plano local, YPF tiene la delantera, con participación en al menos 36 proyectos, seguido por Gas y Petróleo de Neuquén (27), Pluspetrol (7) y Pan American Energy (7), entre otras.

Los ejecutivos que forman parte del negocio petrolero suelen hablar de una etapa de "conversión" de las petroleras hacia la nueva realidad de los hidrocarburos no convencionales y subrayan la importancia del aumento de la inversión de las petroleras locales y extranjeras para lograr el objetivo del macrismo de que el megayacimiento posicione a la Argentina como exportadora de hidrocarburos y como un país sin déficit energético.

Las reuniones bilaterales de la Cumbre del G-20 fueron para Macri un camino en esa dirección no solo en materia de exploración, sino también en acuerdos logrados para financiar proyectos de infraestructura que puedan potenciar los trabajos en Neuquén.

En ese sentido, el Gobierno logró firmar un acuerdo con los Estados Unidos para el financiamiento de importantes obras a través de la Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero (OPIC, por sus siglas en inglés) por US$3000 millones. La mayor de ellas (US$350 millones) será el financiamiento de parte del gasoducto de Vaca Muerta , que está en manos de las argentinas Tecpetrol y Transportadora Gas del Sur, y cuyo costo está estimado en US$2000 millones.

Por otra parte, el mandatario se llevó la propuesta de su par ruso, Vladimir Putin , de participar de una licitación internacional por la construcción de una línea de ferrocarril que conecte Vaca Muerta con otras regiones del país, aún a definir.

"Sin el tren, esos 500.000 [puestos de trabajo que generaría el yacimiento], por más que tengamos el gas y petróleo, no se van a dar, porque no llegamos a llevar todas las herramientas y materiales para desarrollar Vaca Muerta", dijo Macri al término de la reunión con Putin.

La llegada de los rusos marcará el fin del predominio casi exclusivo de Occidente que, según analistas, puede verse amenazado en sus intereses.

"Rusia, al igual que China, actúa bajo la lógica winner takes all. Ellos hacen un acuerdo de inversión y ofrecen capital financiero, humano y servicios, pero ellos se quedan con todo el paquete después. Estados Unidos se ve amenazado. Ellos hacen inversiones donde ven que es rentable y se llevan dólares: no les interesa llevarse la materia prima. De esa manera penetran en las regiones. Ahora se ven embestidos por los avances que han tenido los chinos y, más recientemente, los rusos", explicó a LA NACION Pablo Kornblum, economista especializado en relaciones internacionales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.