Volvió a reunirse el gabinete y todos descuentan que Mauricio Macri retendrá un rol protagónico

Sonriente, Mauricio Macri encabezó ayer la reunión del gabinete nacional
Sonriente, Mauricio Macri encabezó ayer la reunión del gabinete nacional Crédito: Presidencia
Se siente reivindicado por el resultado de la elección y piensa formar parte de la mesa de conducción de Juntos por el Cambio; también Peña percibe que salió fortalecido
Maia Jastreblansky
(0)
29 de octubre de 2019  

Con el resultado electoral en decantación, ayer en Juntos por el Cambio comenzaron a palparse los primeros interrogantes de cara al futuro. La pregunta que atraviesa a los actores es quién liderará el espacio y qué forma tendrá esa conducción, ahora que Mauricio Macri perdió, pero con el apoyo del 40% del electorado.

Ayer, los socios de Juntos por el Cambio ratificaron su intención de continuar unidos. Si Macri será un líder único o un primus inter pares; si, por el contrario, habrá una mesa de decisión colegiada o un nuevo conductor es una cuestión que todavía no está saldada.

Ayer, varios de los protagonistas de la coalición se reunieron en la Casa Rosada en la llamada mesa de acción política. Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, recibieron a la gobernadora María Eugenia Vidal; al reelecto jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta; al senador Miguel Pichetto; a la diputada Elisa Carrió; al presidente del interbloque Cambiemos en Diputados, Mario Negri; a su par del Senado, Luis Naidenoff, y a los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes). El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, se quedó en Mendoza, luego de que el oficialismo diera vuelta la elección en su provincia. Su aspiración es tallar fuerte en el futuro armado nacional.

"Para nosotros es importante mantener la cohesión de Juntos por el Cambio. Hay una voluntad común y creo que se ha reafirmado claramente un liderazgo político en la figura del Presidente. Esta es una construcción política que está por encima de los dirigentes", dijo Pichetto a la salida del encuentro.

El socio peronista de la coalición agregó que "hay un 40% que hay que sostener en el ámbito parlamentario" y señaló: "El compromiso es ampliar la mesa, dialogar, unificar criterios y hacer una oposición democrática y responsable".

Minutos antes, Carrió había anunciado su retiro de la vida política partidaria y la renuncia a su banca.

Los actores

Vidal y Rodríguez Larreta ayer se fueron de Balcarce 50 sin hacer declaraciones.

"No estamos pensando en la conducción del partido. Estamos pensando en gobernar hasta diciembre. Todo lo demás tendrá su tiempo", se limitaron a decir ayer cerca de Vidal. La gobernadora pretende erigirse como la principal referente de Cambiemos en la provincia.

Rodríguez Larreta -que el domingo se consagró como el primer candidato en ganar la ciudad sin ballottage- es, de los socios fundadores de Pro, el que retendrá el territorio más importante. Y siempre caminó la política con proyección presidencial. El funcionario no reniega del liderazgo de Macri. Pero también considera que la mesa de decisiones deberá cambiar su fisonomía y ser horizontal.

Ayer, en tanto, en la Casa Rosada reivindicaban el capital político que Macri cosechó en las urnas. Según señalaron colaboradores cercanos a LA NACION, Macri se mostró "con la satisfacción del deber cumplido" y confiado en que la elección, que le dio un apoyo superior al 40%, "demostró que la gente depositó en él la defensa de ciertos valores con los que se sienten representados".

"No le espera el llano, va a ser un líder", dijo un portavoz del Gobierno minutos después de que se difundiera la foto de la reunión entre Macri y Alberto Fernández en la Casa Rosada. "Esta es una imagen muy importante para la historia del país", agregó sobre el encuentro entre el mandatario saliente y el entrante. Destacó que el electorado definió "una diferencia nítida, pero con un equilibrio justo".

Peña, en tanto, ayer se movió como un actor reivindicado. "Él definió una estrategia política e iba a pagar el precio de acertar, o no. La gira de la campaña podía ser una despedida o el reencuentro de un líder con su gente, y quedó demostrado lo segundo", señaló un colaborador del jefe de Gabinete.

Un funcionario sintetizaba esta mañana: "A pesar del golpazo de las PASO, hicimos una gran elección. Mantuvimos nuestra identidad, pudimos sostener unido nuestro espacio y quedamos muy bien posicionados como oposición. La gente nos dio mucha responsabilidad y no habrá mayorías automáticas".

Otro ministro que caminó ayer por la Casa de Gobierno lanzó: "Quedó en claro que este gobierno no se va en silencio".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.