Vuelven a postergar en el Senado el debate por la ley de telecomunicaciones

El oficialismo le hizo más cambios al proyecto de la Casa Rosada; será tratado el miércoles próximo
Gustavo Ybarra
(0)
4 de diciembre de 2014  

En medio de una dura disputa de intereses cruzados entre el Poder Ejecutivo, sus legisladores, las compañías telefónicas y los pequeños y medianos operadores de cable del interior del país, el kirchnerismo se vio obligado ayer a postergar, otra vez, el tratamiento en el Senado del proyecto de ley de regulación de las tecnologías de la información y la comunicación.

El nuevo aplazamiento se produjo luego de que el proyecto recibiera una segunda tanda de modificaciones que agudizan el giro de 180 grados en relación con el texto original que había remitido al Congreso el Poder Ejecutivo. Los cambios no hacen más que perjudicar la apuesta de la administración de Cristina Kirchner de conseguir en su último año de gestión el aporte de dólares frescos de las compañías telefónicas mediante la apertura de nuevos negocios a cambio de permitirles el ingreso sin restricciones en el negocio de la comunicación audiovisual.

Sin embargo, el proyecto comenzó a encontrar obstáculos de parte de los senadores oficialistas, que reclamaron medidas de protección a los pequeños operadores de cable, como la prohibición a las telefónicas de brindar servicio de televisión satelital y la inclusión de una cláusula de gradualidad a la apertura de las redes que dispone la iniciativa.

El reclamo de los senadores encuentra explicación en que son los canales locales de esas pequeñas y medianas empresas operadoras de cable a través de los cuales se informan sus eventuales votantes. Y no era éste, vísperas de un año electoral, el mejor momento para enemistarse con esos medios.

El proyecto había recibido dictamen de comisión hace dos semanas, con una veintena de cambios que el bloque oficialista había acordado en una reunión con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro Julio De Vido. Sin embargo, a los pocos días comenzó a circular el rumor de que el texto iba a sufrir nuevas modificaciones. Esto se cristalizó en una primera postergación del tratamiento en el recinto, que el kirchnerismo había previsto en principio para la semana pasada.

Los nuevos cambios llegaron al Senado anteanoche y fueron presentados ayer en la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, que preside Liliana Fellner (FPV-Jujuy).

La gran cantidad de modificaciones y el impacto de los cambios, desconocidos por casi todas las bancadas, llevaron al jefe del bloque oficialista, Miguel Pichetto (Río Negro), a decidir una nueva postergación del debate, previsto para ayer, pese a los insistentes pedidos del Poder Ejecutivo para avanzar con la aprobación de la iniciativa.

Ahora, el texto será discutido en el recinto del Senado el miércoles próximo, aunque cada vez son más fuertes los rumores que hablan de un congelamiento definitivo de la iniciativa. Por lo pronto, la nueva tanda de cambios muestra otro claro triunfo de los senadores oficialistas sobre las pretensiones del Gobierno.

Así, tras negarse durante tres semanas a aceptar los reclamos de la oposición, el Poder Ejecutivo terminó cediendo ayer a la presión de sus propios senadores y aceptó definir en el texto del proyecto la autoridad de aplicación de la ley.

Esto se materializó en la inclusión de tres capítulos en los que se crea y se define la conformación de la autoridad de aplicación de la futura ley y de un Consejo Federal de Tecnologías de las Telecomunicaciones y la Digitalización. Además, se establece el control por una comisión bicameral parlamentaria.

Además, se incorporó al proyecto una clara definición de posición dominante, en la cual quedarían comprendidas las grandes telefónicas, y se fija un freno a la desregulación de las redes físicas ya existentes, al disponer que si no hay acuerdo entre las partes sobre el valor de acceso y el uso de la infraestructura deberá intervenir el Tribunal de Defensa de la Competencia.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.