Ir al contenido

Receta de Galletitas rellenas de mermelada

Siempre es bueno tener a mano una receta de galletas dulces caseras, bien ricas y fáciles, para la merienda, los desayunos o servir con el café. A estas galletitas rellenas de mermelada que llevan dos tapas como si fueran un alfajor, les agregamos una lluvia de azúcar impalpable para que se vean más del estilo de las “masitas secas” de confitería. El relleno se advierte desde la tapa de arriba, que tiene una agujerito en el medio y ya te va anunciando que lo que vas a comer es tentador. Como la masa, a base de manteca y harina de almendras es muy suave, tipo sablé, estas galletitas rellenas de mermelada, funcionan muy bien como una confitura fina, de esas que realzan la mesa de un té a la inglesa. Esta receta conviene hacerla con una mermelada artesanal, de pura fruta, de buena marca como St. Dalfour o similares, para que realmente sea una masita digna de engalanar la mesa. Si usás mermeladas que contienen gelatinas en su elaboración el sabor y la textura se pierden y no tiene sentido agregarle un dulce a la masa. Es clave que el relleno se sienta agradable al paladar al momento de morder la galletita. Mirá la receta:

Cargando banners ...