ADN del crimen. El médico de Maradona había sido absuelto de un homicidio

El médico Leopoldo Luque y Diego Maradona habrían tenido una fuerte discusión pocos días antes de la muerte
El médico Leopoldo Luque y Diego Maradona habrían tenido una fuerte discusión pocos días antes de la muerte
(0)
29 de noviembre de 2020  • 03:56

Diego Maradona era cuidado por un neurocirujano absuelto en una causa por homicidio y una enfermera que incurrió en contradicciones entre lo que dijo en sus dos declaraciones testimoniales y lo que consignó en el informe que entregó al coordinador de la empresa para la que trabaja sobre el estado de salud del exfutbolista de Boca durante las horas previas a la muerte.

Leopoldo Luque, el médico que operó al astro del fútbol mundial, resultó absuelto en el juicio oral al que fue sometido junto con sus dos cuñados y un hermano por un homicidio ocurrido durante la noche de Año Nuevo de 2011, en Llavallol y Humahuaca, en Villa Caraza.

En esa oportunidad, el fiscal de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, pidió que el neurocirujano sea condenado con el resto de los acusados, por su presunta responsabilidad en el crimen de un vecino ocurrido durante una pelea con dos hermanos, pero el Tribunal Oral N° 3, lo absolvió.

Casi diez años después, Luque volvió a estar en el centro de un escándalo debido a que se confirmó que no estaba en la casa del lote 45 de la casa del barrio San Andrés, en Nordelta, cuando, el miércoles pasado a las 12.16, requirió la presencia de una ambulancia porque Maradona había sufrido una crisis cardíaca.

La Justicia investiga las circunstancias que rodearon la muerte de Diego Armando Maradona
La Justicia investiga las circunstancias que rodearon la muerte de Diego Armando Maradona Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Además, en las últimas horas se conocieron los testimonios de dos colaboradores de Maradona que lo acompañaban en la casa en la que se instaló luego que le dieron el alta de la Clínica Olivos, donde fue operado por Luque, que mencionaron un incidente entre el director técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata y el neurocirujano.

Según la cocinera y el enfermero Ricardo, la pelea entre el paciente y el médico ocurrió seis días antes de la muerte Maradona y habría incluido un empujón.

Detenido en el hospital

Con respecto al primer proceso judicial en el que Luque estuvo involucrado, se pudo saber que el veredicto absolutorio de Luque fue dictado por el Tribunal Oral N° 3, de Lomas de Zamora y confirmado por la Cámara de Casación Penal bonaerense. No obstante, tres de sus familiares fueron condenados.

Según fuentes judiciales, el médico de Maradona estuvo procesado como presunto coautor del homicidio de Sergio Omar Samosiuk, de 43 años, un vecino de Villa Caraza.

A partir de la reconstrucción del violento episodio realizada por los investigadores, fundada en el relato del hermano de la víctima se habría establecido que la madrugada del Año Nuevo de 2011, entre las 3 y las 4, se produjo una pelea entre seis personas que terminó con Samosiuk internado en el hospital Evita, de Lanús, a raíz de una fractura con hundimiento de cráneo.

En principio, el fiscal Sebastián Bisquart, calificó el hecho como un caso de lesiones graves y ordenó a la policía que investigue a los sospechosos, identificados por los testigos como "Leo", "Pinino", "Walter" y "Fabi".

Según consta en el acta policial elaborada por los efectivos de la comisaría de Villa Diamante, el hermano de la víctima describió que junto a Sergio participó de una pelea contra cuatro vecinos.

En descripción del violento episodio que se consignó en el sumario policial, los investigadores indicaron que "la víctima recibió patadas en el cuerpo y en la cabeza por parte de los imputados, quienes lo dejaron moribundo".

Pero, el 11 de enero de 2011, Samosiuk falleció y el representante del Ministerio Público de Lomas de Zamora modificó la calificación penal del hecho y caratuló el expediente como homicidio simple. Según el relato del hermano de la víctima, "en un momento de la pelea Sergio cayó al piso porque le aplicaron un golpe puño y, cuando estaba indefenso, los cuatro sospechosos le pegaron patadas en el cuerpo y en la cabeza".

Cinco meses más tarde, el fiscal le pidió al juez de Garantías José Luis Arabito, las capturas de los acusados. El magistrado aceptó la solicitud del Ministerio Público y ordenó que los efectivos de la comisaría de Villa Diamante realizaran cuatro allanamientos.

Esos procedimientos terminaron con las detenciones de tres sospechosos que habrían sido identificados como Leopoldo Luque, médico neurocirujano, Javier Andrada, alias "Pinino" y Walter Luque.

El cuarto imputado, "Fabi", fue apresado un mes después. Mientras que Luque, según consta en el informe policial, fue detenido en el hospital Presidente Perón, de Avellaneda.

El médico de Maradona pasó pocos días detenido y enfrentó el proceso en libertad. Fue absuelto del homicidio, luego de un juicio que estuvo a cargo del Tribunal Oral integrado por los magistrados Marcelo Dellature, Jorge Camino y Emilio Villamayor.

Familiares condenados

En su voto, el juez Camino tuvo en cuenta la explicación aportada por Luque, quien habría manifestado que no participó de la pelea porque, en ese momento, estaba dentro de la casa mirando videos de intervenciones quirúrgicas.

El fiscal Scalera estuvo a cargo de la acusación en el juicio oral y pidió que los cuatro imputados sean condenados a nueve años de cárcel por su presunta responsabilidad en el homicidio del vecino.

Al dictar la sentencia, los jueces del Tribunal Oral condenaron a ocho años y medio de prisión al mayor de los Luque y a los dos cuñados, mientras que absolvieron al neurocirujano. Dicha absolución fue confirmada la Cámara de Casación penal bonaerense.

Diez años después, el nombre del neurocirujano criado en Villa Caraza, la localidad vecina de Villa Fiorito, el lugar donde creció Maradona, apareció en el centro de la atención mediática mundial por la intervención quirúrgica realizada al capitán del seleccionado argentino de fútbol en el mundial de México '86.

Las cámaras de los móviles de los canales de televisión registraron al médico en su moto cuando llegaba o salía de la clínica donde estaba internado Maradona.

El momento de la llegada de la primera ambulancia, a las 12.28 del 25 de noviembre
El momento de la llegada de la primera ambulancia, a las 12.28 del 25 de noviembre

El miércoles pasado, alertado por una de las cinco personas que estaban en la casa en la que se instaló Maradona cuando le dieron el alta de la clínica, Luque llamó para pedir una ambulancia. La comunicación se concretó a las 12.17. Un minuto antes, Maximiliano, asistente personal de Maradona y cuñado de Matías Morla, el abogado de Maradona, realizó la primera llamada para pedir la ambulancia. Según los testigos, el neurocirujano no estaba en la casa en ese momento. Otros testigos lo vieron llegar más tarde, vestido con un ambo blanco. Hasta el momento, Luque no figura entre los diez testigos que declararon ante los investigadores.

Quien sí declaró ante la fiscal Laura Capra fue la enfermera Gisela Madrid. Lo hizo en dos oportunidades, en las que aportó versiones distintas sobre el estado y los movimiento de Maradona en las horas previas a su muerte.

Sus contradicciones quedaron en evidencia cuando, en la segunda declaración agregó que había escuchado ruidos compatibles con movimientos realizados por Maradona para levantarse de la cama y orinar en un inodoro portátil que tenía en la habitación. En la primera declaración testimonial, la enfermera no había mencionado ese hecho.

Pero las contradicciones se hicieron más evidentes cuando, en las últimas horas, se incorporó en el expediente la planilla de novedades que la enfermera completó de puño y letra en la que describió cuatro hechos ocurridos a las 6.30, 7.30, 8.50 y 9.20, cuando tomó la guardia, cuando escuchó los movimientos dentro de la habitación, cuando mandó un mensaje a un grupo de WhatsApp y cuando manifestó que ingresó en el cuarto para hacerle los controles médicos a Maradona, pero que no pudo realizarlos debido a que el exfutbolista se habría negado.

La enfermera tiene a su favor el informe de los médicos que hicieron la autopsia de Maradona, que concluyeron que el exfutbolista murió a las 12.

No obstante, hasta el momento, la testigo no pudo explicar por qué aportó tres versiones distintas de lo que hizo en las horas previas a la muerte de Maradona, o si la obligaron a modificar sus dichos.

Mientras tanto, el equipo de fiscales integrado por la mencionada Capra y coordinado por el titular del Ministerio Público de San Isidro, John Broyad, al que se sumaron Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, siguió con los análisis de las cámaras de seguridad, las comunicaciones telefónicas y los libros de la guardia del country con el objetivo de verificar que los dichos de las cinco personas que estaban con Maradona en el momento de la muerte, coincidan con todas esas pruebas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.