ADN del crimen: la investigación por Astudillo avanza rumbo a una colisión

Facundo Astudillo Castro desapareció el 30 de abril pasado
Facundo Astudillo Castro desapareció el 30 de abril pasado
(0)
28 de agosto de 2020  • 22:54

A partir dela autopsia del cuerpo hallado cerca de Bahía Blanca, en la zona donde una testigo dijo haber visto por última vez a Facundo Astudillo Castro, se produjo un duro choque entre la querella y la Justicia Federal bahiense, a cargo de la búsqueda del joven desaparecido el 30 de abril pasado.

Durante esta semana, Cristina Castro, la madre de Facundo, sumó el apoyo del presidente Alberto Fernández, con quien se reunió antes del comienzo de la autopsia; del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y del procurador ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eduardo Casal. En el encuentro con el mandatario provincial, Castro le pidió la renuncia del ministro de Seguridad, Sergio Berni. A pesar de ese reclamo, Berni anunció que seguirá en su cargo.

No obstante, en las últimas horas, Casal designó al titular de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), Andrés Heim, y al jefe de la Unidad Especializada en Ciberdelincuencia (Ufeci), Horacio Azzolín, para "intervenir en forma conjunta o alternada" con el fiscal Santiago Ulpiano Martínez en la causa por la desaparición de Facundo. Precisamente, el representante del Ministerio Público Federal de Bahía Blanca era uno de los funcionarios más cuestionados por la querella.

Cristina Castro, la madre de Facundo Astudillo Castro, consiguió esta semana el apoyo presidencial
Cristina Castro, la madre de Facundo Astudillo Castro, consiguió esta semana el apoyo presidencial Fuente: Télam - Crédito: Horacio Culaciatti

Desde que el sumario del caso fue calificado como presunta desaparición forzada de persona y pasó de la Justicia provincial a la Fiscalía Federal de Bahía Blanca, a cargo de Martínez, fueron constantes los roces entre los abogados que representan a la madre de Facundo y el representante del Ministerio Público.

En las últimas horas, esos choques incluyeron a la jueza federal bahiense, María Gabriela Marrón, quien tuvo que difundirun comunicado para desmentir a la querella, luego de que se expresara que la causa de la muerte del cuerpo hallado hace dos semanas fue asfixia y que se descartaba el suicidio.

"Han descartado un suicidio, han descartado un accidente, es un cuerpo que ha muerto por asfixia, ha sido una muerte traumática, lo han matado. Ahora están determinando si ha sido por sumersión o por estrangulamiento", manifestó la madre de Facundo, momentos después que terminó la autopsia.

La jueza federal María Gabriela Marrón respalda la investigación de la fiscalía federal
La jueza federal María Gabriela Marrón respalda la investigación de la fiscalía federal

Ante esta afirmación, la magistrada, que viajó especialmente desde Bahía Blanca a Buenos Aires para supervisar la necropsia, realizada en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense, en Núñez, expresó, en un comunicado que "ni el juzgado, ni los peritos oficiales que participaron en la autopsia aportaron información a la madre del joven sobre dicho procedimiento".

La magistrada remarcó que las conclusiones de la autopsia demorarán al menos 40 días. En tanto, que los estudios de ADN para establecer la identidad del cuerpo hallado el 15 de agosto pasado en el salitral Cola de Ballena estarán listos dentro de diez días.

Según fuentes judiciales, la demora en la realización de dicho análisis se fundó en la necesidad de preservar la cadena de custodia de los restos encontrados cerca del lugar donde una mujer dijo haber visto con vida por última vez a Facundo.

El fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez mantiene un fuerte enfrentamiento con la querella
El fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez mantiene un fuerte enfrentamiento con la querella

La extracción de muestras de tejido del cuerpo para ser cotejadas con los ADN aportados por Cristina Castro y José Luis Astudillo, padres de Facundo, se concretó el martes pasado y formó parte del desarrollo de la autopsia.

No fue el único cruce entre la jueza y la querella. Hace dos semanas, al rechazar el segundo pedido para que el fiscal Martínez fuese apartado, la titular del Juzgado Federal Nº 2 de Bahía Blanca señaló: "La vía concreta de la recusación del fiscal se reservaba para situaciones que reflejaran la persecución de un interés personal del órgano estatal que comprometa la garantía de imparcialidad en la investigación, resultando nuevamente improcedente en el caso analizado, debiendo en lo restante ocurrir por los cauces legales que correspondieran: proposición de prueba o impugnación de decisiones".

Miradas diferentes

Las diferencias de criterio entre la querella y el fiscal Martínez surgieron en los primeros días de la investigación. Ese enfrentamiento tuvo su pico cuando el representante del Ministerio Público no acompañó el pedido de los letrados que representan a la familia del joven, Leandro Aparicio y Luciano Peretto, para que sean detenidos cuatro efectivos de la policía bonaerense.

El fiscal no coincidió con la necesidad de apresar a los dos efectivos que se desempeñan en el destacamento de Mayor Buratovich que el 30 de abril, entre las 15 y las 15.30, interceptaron a Facundo cuando caminaba por la ruta 3 y le labraron un acta por violación de la cuarentena. Uno de esos policías le tomó una foto al joven junto al móvil. Es por ahora la última imagen de Facundo.

Leandro Aparicio, uno de los abogados de la querella, apuntó contra el fiscal Martínez
Leandro Aparicio, uno de los abogados de la querella, apuntó contra el fiscal Martínez

Esa tarde, minutos después, el muchacho siguió su camino hacia Bahía Blanca, donde quería llegar para visitar a su exnovia, y abordó el vehículo de una mujer policía que lo dejó en el ingreso de la localidad de Teniente Origone. Allí, Facundo se encontró con otro policía que le realizó una nueva advertencia sobre la violación de la cuarentena.

Según los elementos aportados por la querella, Facundo no siguió el camino a Bahía Blanca y desapareció entre Teniente Origone y Mayor Buratovich. Entonces, solicitaron rastrillajes en la zona, que dieron resultado negativo. Aunque en el puesto policial de Teniente Origone, los investigadores hallaron un amuleto que, según la madre de Facundo, le había regalado la abuela a su hijo cuando tenía doce años.

No obstante, a partir de otros elementos, la línea de investigación que seguía el fiscal abonaba la posibilidad de que Facundo hubiera llegado a Bahía Blanca. Una pista completamente distinta a la que impulsaba la querella.

Una de las pruebas que sostenían la hipótesis del representante del Ministerio Público se sostenía en la declaración de una productora rural de la zona, identificada en el expediente como la testigo "H", quien afirmó que el 30 de abril llevó a Facundo desde el cruce de la ruta 3 con el acceso a Teniente Origone, en su camioneta Honda HRV y lo dejó en la intersección de las vías, antes del puesto fitosanitario.

Luciano Peretto forma parte de la querella y pidió el alejamiento del fiscal Martínez
Luciano Peretto forma parte de la querella y pidió el alejamiento del fiscal Martínez

La mujer recordó que se apiadó de Facundo por su contextura enjuta, al confundirlo con un menor. Ante la Justicia, describió algunos detalles de cómo fue el trato que tuvo con el joven durante el trayecto hasta el cruce con las vías. La querella cuestionó a la testigo. Sin embargo, el 15 de agosto pasado, a 500 metros de las vías señaladas por la mujer y a varios kilómetros de la ruta 3, en la zona donde la mujer dijo haber visto con vida por última vez a Facundo, los efectivos de la Policía Federal, supervisados por el fiscal Martínez, hallaron un esqueleto que, desde el martes pasado es objeto de estudios para tratar de establecer si corresponde a Facundo.

A partir del hallazgo del cuerpo en ese lugar, el fiscal pidió una serie de medidas de prueba con el objetivo de establecer si Facundo llegó a Bahía Blanca o fue interceptado en el camino.

La pista de Bahía Blanca

Así fue como la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, por solicitud del fiscal, revisó los localizadores satelitales de todos los móviles asignados a los patrullajes en Bahía Blanca. Según el informe oficial, el 8 de mayo pasado, uno de esos móviles, un Toyota Etios, de la Unidad de Policial de Prevención local, se desvió de la cuadrícula asignada para custodiar, sin motivo alguno y estuvo durante 35 minutos a 800 metros del lugar donde el 15 de agosto pasado fue hallado un cuerpo en la misma zona en la que se buscaba a Facundo.

Ante la posibilidad de que policías asignados a tareas de seguridad en Bahía Blanca y no los cuatro efectivos que se desempeñan en Mayor Buratovich y Teniente Origone tuvieran alguna vinculación con la desaparición de Facundo,el fiscal secuestró el móvil y ordenó allanar la sede de la Unidad Policial de Prevención local.

Un móvil asignado en una comisaría de Bahía Blanca estuvo el 8 de mayo pasado a 500 metros del lugar del hallazgo de restos óseos
Un móvil asignado en una comisaría de Bahía Blanca estuvo el 8 de mayo pasado a 500 metros del lugar del hallazgo de restos óseos Fuente: Télam

El representante del Ministerio Público, también pidió las imágenes de las cámaras de seguridad del Centro de Monitoreo de Villarino, de la planta de repotenciación de gas de dicha localidad con el objetivo de verificar el posible paso de Facundo o de efectivos a bordo del móvil policial secuestrado. Esas unidades de videovigilancia están instaladas en el trayecto que conduce al lugar del hallazgo del cuerpo. Una de esas cámaras posee el programa de reconocimiento facial, que permitiría a los investigadores obtener una imagen con mayor definición y compararla con la del joven desaparecido o los policías.

Mientras, en Buenos Aires se realizaba la autopsia, los investigadores de la Policía Federal allanaron la dependencia de la policía bonaerense donde se desempeñan los efectivos que estuvieron en la zona de la búsqueda de Facundo. Secuestraron un cuaderno de registro de presentismo, listados completo de personal de mayo y junio y tres teléfonos celulares pertenecientes a uniformados.

Durante el mismo operativo, un grupo de bomberos realizó un rastrillaje. Sin embargo, los perros entrenados para la búsqueda de personas no hallaron la huella de olor de Facundo en el móvil policial Toyota Etios ni el perímetro de la sede policial.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.