Ataque antisemita en Palermo: golpearon a un hombre que salía de un templo judío

El ataque fue en la esquina de Cornel Díaz y Las Heras, en Palermo
El ataque fue en la esquina de Cornel Díaz y Las Heras, en Palermo
Leonardo Scannone
(0)
24 de mayo de 2019  • 18:35

Elías Chamen, un comerciante de 34 años, sufrió un ataque antisemita en pleno barrio de Palermo. El hecho ocurrió hace una semana cuando Chamen salió del templo judío, donde había asistido a una ceremonia religiosa. Mientras volvía caminando en dirección a su casa un hombre lo golpeó y le gritó: "¡Judío!, ustedes los judíos de mierda.". Frente al ataque, Chamen forcejeó con el individuo, le pegó y no bien pudo escapó del repudiable hecho. Hace pocas semanas atrás aquella misma sinagoga de donde salió Chamen también había sufrido un ataque.

"Sentí un fuerte golpe en el costado de la cara. Primero quedé shockeado y no entendía bien lo que pasaba. Pensé que se me había caído una mampostería de un edificio encima", relató a LA NACION Chamen. "A los pocos segundos pude reincorporarme y ahí escuché a este tipo gritándome 'ustedes los judíos.'", agregó.

El ataque sucedió en la esquina de la avenida Coronel Díaz y Las Heras, en Palermo, a las 19, por lo que muchos testigos observaron la situación. "Me pegó por mi condición de judío. Venía con traje y con la quipa puesta. Le gritamos a la policía, no podía agarrar mi celular porque era Shabat. De la gente que pasaba nadie sacó el celular ni para llamar a la policía, ni nadie le dijo al muchacho que deje de hostigarme. Y ahí fue cuando no sabía qué hacer y le pegué. El sábado a la noche fui a un sanatorio por el dolor que sentía en la mano. Me diagnosticaron que tenía la mano quebrada. Después, el domingo a la mañana hice la denuncia", relató Chamen.

Chamen tiene seis hijos y dijo que quiere visibilizar el hecho para que no vuelva a ocurrir. "Mis hijos van y vienen solos al colegio caminando, no quiero que sufran por lo que yo pasé", explicó.

Y finalizó: "La gente que estaba alrededor, que vio todo, no dijo nada. Me llenó de impotencia, nadie se inmutó, de hecho, había dos tipos que se reían".

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.