Preocupa en la DAIA y en la AMIA un ataque en una sinagoga en Palermo

Entró una joven de unos 20 años y, según reportaron testigos en el lugar, dijo que "hay que matar" a los judíos
Entró una joven de unos 20 años y, según reportaron testigos en el lugar, dijo que "hay que matar" a los judíos
(0)
8 de abril de 2019  • 11:53

El viernes por la noche tras la ceremonia de Kabalat Shabat, en una sinagoga situada en Palermo, una mujer ingresó en el templo a exigir comida. La situación tomó otro espesor después de que la joven y un hombre comenzaron a amedrentar y a insultar por su religión al rabino y con elementos cortantes atacaron al religioso y a otros miembros de la comunidad.

La agresión sucedió en el Templo Mikdash Yosef, situado en Bulnes al 2700. Así lo informó en un comunicado la AMIA.

"Dos personas, cuyas identidades por el momento no han trascendido, agredieron a los miembros de la comunidad que salían de la ceremonia por el inicio del Shabat. Uno de ellos logró ingresar en la sinagoga y cuando se le indicó que debía retirarse comenzó a gritar consignas antisemitas y quien lo esperaba afuera utilizó elementos cortantes y provocó algunas heridas leves", se explicó en el comunicado.

Y se agregó: "La AMIA expresó su total solidaridad con las personas y la institución que sufrieron este ataque y exige a las autoridades policiales y a los máximos representantes del Estado que dispongan de todas las medidas necesarias para el total e inmediato esclarecimiento de lo sucedido y para acercar tranquilidad a toda la ciudadanía" .

En tanto, el rabino Uriel Husni que sufrió algunos cortes en sus brazos al intentar detener a los atacantes, le comentó al medio de la colectividad judía Vis a Vis: "Nunca pensé que podía pasar algo así. Tuve terror. Junto con la seguridad pudimos detenerlo. Estamos pidiendo custodia policial para la puerta del templo".

Por su parte, la DAIA también publicó un comunicado en solidaridad por la sucedido. "La DAIA, representación de la comunidad judía argentina, expresa su solidaridad con el rabino y los feligreses de la sinagoga Mikdash Yosef del barrio de Palermo, tras el acto vandálico con contenido antisemita perpetrado por dos personas embriagadas y en situación de calle.Tal como la DAIA manifiesta reiteradamente, la situación de empobrecimiento de nuestra República provoca, en algunos sectores del colectivo social en situación de marginalidad, la invocación de viejos prejuicios instalados en la sociedad. Sólo la tarea constante de investigación y de educación nos permitirá transitar este difícil momento en paz y cuidando así a nuestra comunidad, junto a los organismos de Gobierno responsables en esa materia".

Según puedo saber LA NACION, en la tarde de hoy, los representantes legales de la sinagoga se reunirán con las entidades judias para definir si presentan la denuncia en conjunto.

Antisemitismo

Las denuncias por antisemitismo crecieron un 500% en el último año, de acuerdo con el reporte anual que confecciona la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA). Si en 2017, fueron 404 los ataques contra la comunidad judía, el informe preliminar de 2018 apunta que fueron más de 2000 las denuncias. El crecimiento del hostigamiento contra los judíos resulta preocupante para las autoridades de entidades de esa colectividad, a dos días del brutal ataque recibido por el gran rabino de la AMIA, Gabriel Davidovich, en su domicilio en la zona de Once.

El 72% de los judíos que viven en el país sufrieron o presenciaron algún tipo de discriminación, según el último mapa de la discriminación publicado por Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi). De entre ellos, el 57% dijo haber sido víctima directa de agresiones. De hecho, los judíos son el grupo que más experimentó discriminación por motivos religiosos, después de los africanistas (aunque en ellos se suma otro tipo de discriminación, la racial).

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.