Caso Lola: detuvieron a "Huguito", un nuevo sospechoso del crimen

Según la policía, confesó; pero en la puerta del juzgado gritó que era "inocente"
(0)
11 de septiembre de 2015  

El sospechoso conocido por el apodo de "Huguito" era buscado desde enero por su presunta participación en el homicidio de la adolescente argentina Lola Chomnalez, ocurrido a fines de diciembre pasado en el balneario uruguayo de Barra de Valizas. Logró pasar desapercibido hasta ayer, cuando la policía lo encontró y lo detuvo en el departamento de Canelones, en el centro del país.

Según fuentes policiales uruguayas citadas por la agencia de noticias DyN, "Huguito" habría confesado su vinculación con el crimen ante los detectives de la Unidad de Análisis de Hechos Complejos. "Dijo haber participado en el asesinato", publicó DyN, citando a fuentes de seguridad del país vecino.

Sin embargo cuando llegó al juzgado de Rocha, "Huguito" afirmó a los medios de comunicación que lo esperaban ahí: "Soy inocente. No tengo nada que ver" con el homicidio.

Anoche, los padres de Lola, que cuando fue asesinada tenía 15 años, esperaban noticias de sus abogados que los representan en Uruguay. "Estamos tranquilos y con esperanzas [de que esta detención sea una pista firme]", dijo a LA NACION Adriana Belmonte, la madre de la víctima.

Ella no pierde las esperanzas de hallar al culpable del homicidio a pesar de las idas y vueltas que tuvo la causa y de las detenciones de sospechosos que pronto recuperaron la libertad ante la falta de pruebas y por los resultados negativos de los estudios comparativos de ADN a los que se los sometió.

Se esperaba que el nuevo sospechoso fuera indagado anoche por la jueza Silvia Urioste, que está a cargo de la investigación. A "Huguito" le extrajeron sangre para comparar su ADN con el material genético hallado en la mochila de la víctima, que quedó cerca de donde fue hallada muerta el 28 de diciembre de 2014.

"Ya me hicieron el ADN, ahora falta la respuesta [el resultado], nomás", dijo "Huguito", según se ve en un video publicado por el sitio de noticias www. subrayado.com.uy . El sospechoso vestía jeans, buzo con capucha y campera.

Lola se había ido de vacaciones a la costa uruguaya con la familia de su madrina, Claudia Fernández. La denuncia por la desaparición fue hecha el 28 de diciembre pasado. El cuerpo fue hallado dos días después entre los médanos, en una zona boscosa entre las playas de Barra de Valizas y Aguas Dulces.

La autopsia determinó que Lola murió por sofocación y que tenía arena en los pulmones y algunos cortes. No había signos visibles de abuso sexual.

La mochila de Lola recién fue hallada 14 días después. Estaba enterrada a 20 centímetros de profundidad y tenía una billetera vacía (sin el dinero que llevaba la víctima cuando salió sola a caminar), un pareo, un libro y su DNI.

A lo largo de los nueve meses de investigación hubo varios detenidos y sospechosos que fueron sometidos a estudios de ADN. La primera persona apresada, un día después del hallazgo del cadáver, fue un joven de 36 años que supuestamente se parecía a un hombre que los testigos dijeron haber visto caminar cerca de Lola el día de su desaparición. Pero pronto recuperó la libertad.

Después, el 1° de enero fue apresado el marido de la madrina de Lola, Hernán Tuzinkevich, pero también recuperó la libertad por falta de pruebas en su contra.

Entrada y salida

El juzgado de Rocha se convirtió en una puerta de entrada y salida de sospechosos que fueron indagados y sometidos a peritajes genéticos para determinar si habían participado o no del conmocionante homicidio.

El 5 de enero, los investigadores difundieron un identikit; ese mismo día los peritos confirmaron que no se había podido obtener ADN de los restos ajenos hallados en el cuerpo de Lola. Nueve días más tarde, al descubrirse la mochila semienterrada, sí se encontró material genético del eventual homicida de la chica.

Tres días después de la difusión del identikit fue detenido un hombre al que conocían en la zona como "El Conejo". Se dijo que ése era el asesino, pero fue liberado a las pocas horas por falta de pruebas.

Poco después de eso la policía uruguaya se puso tras la pista de un tal "Huguito". El 13 de febrero fue detenido Hugo Beltrame. Cuando lo liberaron, dijo que sólo había estado preso por llamarse Hugo. Menos de un mes después lo mataron de seis tiros en Rocha.

La causa del homicidio de Lola no tenía novedades desde el 22 de julio pasado, cuando la policía apresó a otro "Huguito", que fue trasladado al juzgado de Rocha, pero terminó liberado a las pocas horas, después de que el estudio de ADN diera -para variar- negativo.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.