Caso Neuss: la esposa del empresario llegó a la casa poco antes del asesinato

Silvia Saravia y Jorge Neuss, en Punta del Este en 2011
Silvia Saravia y Jorge Neuss, en Punta del Este en 2011 Crédito: Enrique García Medina
Gustavo Carabajal
(0)
12 de octubre de 2020  • 05:13

La Justicia secuestró los celulares de Silvia Saravia de Neuss y de su esposo, el empresario Jorge Neuss, para tratar de reconstruir cómo fueron los momentos previos a la tragedia que terminó con el femicidio de la mujer y el suicidio del hombre de negocios.

Según fuentes de la investigación, los cuerpos de Neuss, de 73 años, y de Saravia, de 69, fueron hallados, con un balazo en la cabeza cada uno, por Juan Neuss, de 35 años, uno de los hijos de la pareja, en el baño en suite de la habitación matrimonial de la lujosa casa del country Martindale. El hecho ocurrió este sábado, minutos después de las 14. Junto al hombre, los policías de la comisaría de Pilar encontraron el revólver calibre 38 usado en el crimen.

Al encontrar los cuerpos de sus padres, el hijo del matrimonio pidió que llamaran a la emergencia médica. Cuando el personal de la ambulancia llegó a la escena del crimen advirtió que Saravia había fallecido, pero que Neuss presentaba signos vitales, por lo que fue trasladado al Hospital Austral. A pesar de los esfuerzos que hicieron los paramédicos para salvarle la vida, el empresario falleció en el camino.

Hasta este sábado, los investigadores del femicidio y el suicidio, no hallaron ninguna nota o carta que avalara la presunción de la existencia de un supuesto pacto suicida motivado por la enfermedad terminal que sufría el hijo de la pareja, de 35 años. Este hombre había informado sobre la situación a los policías que llegaron al lugar y confiado a estos que sus padres se llevaban bien, pero que estaban deprimidos tras conocer el diagnóstico de su enfermedad.

El empresario Jorge Neuss, de 73 años, mató a su esposa y se suicidó
El empresario Jorge Neuss, de 73 años, mató a su esposa y se suicidó Fuente: Archivo

Además, los responsables de la pesquisa tenían previsto tomarles declaración testimonial a las dos empleadas domésticas que estaban en la vivienda, en el momento del crimen. Esas declaraciones serán confrontadas con las imágenes de las cámaras de seguridad de la casa y del country y con la información contenida en los celulares de Saravia y de Neuss, con el objetivo de establecer cuál fue el móvil del femicidio.

Fuentes de la investigación indicaron que, hasta que no se terminen con todos los peritajes, el análisis de las declaraciones de los testigos, la revisión de las cámaras de seguridad y la confrontación con los datos y mensajes encontrados en los celulares, el expediente será calificado como femicidio y suicidio.

Aunque no estuvo en la escena del crimen en el momento en que el empresario le disparó un balazo en la cabeza a su madre, el hijo fue uno de los principales testigos del sangriento episodio ocurrido en el mencionado country, de Pilar.

A partir de la reconstrucción preliminar del femicidio y el suicidio, realizada por los investigadores, se habría determinado que Saravia habría llegado a la casa después de las 13.30, cuando su esposo estaba en la habitación matrimonial.

Minutos después, las dos empleadas domésticas que trabajan en la vivienda escucharon dos detonaciones y alertaron al hijo del matrimonio Neuss, quien se dirigió a la habitación de sus padres y, ante la falta de respuestas a sus insistentes llamados, tiró la puerta abajo.

Silvia Saravia recibió un disparo en la cabeza
Silvia Saravia recibió un disparo en la cabeza Crédito: Facebook

Cuando ingresó en la habitación, Juan se habría dirigido al baño en suite y allí encontró los cuerpos de sus padres. Cada uno tenía un balazo en la cabeza. El empresario se disparó a la altura de la sien y presentaba signos vitales. Fue llevado en grave estado al Hospital Austral, pero llegó sin vida.

Peritajes en la vivienda

En ese momento la fiscal a cargo del caso, María José Basiglio, de la Unidad de Violencia de Género de Pilar, decidió dividir la investigación en dos partes.

La representante del Ministerio Público resolvió blindar la escena del crimen y permitir que ingresaran solamente los peritos de la División de la Policía Científica para reconstruir el homicidio. La fiscal supervisó personalmente el levantamiento de todas las pruebas obtenidas en la vivienda que el empresario compartía con su esposa en el country Martindale.

La prueba científica será analizada en un contexto con las declaraciones del hijo de Saravia y de Neuss, con las grabaciones de las cámaras de seguridad, con los mensajes de los celulares de la pareja y con las llamadas al número de emergencias 911 y los momentos en los que se concretaron esas comunicaciones.

El contexto de los momentos previos y posteriores al crimen se completará con las declaraciones, también, de las empleadas domésticas, de los vecinos y del personal de seguridad del country.

Autopsia psicológica

La otra parte de la investigación que encaró la representante del Ministerio Público apuntó a determinar cuál fue el móvil del crimen. Cómo era la relación de la pareja o si, como si habría manifestado el hijo, sus padres atravesaban una crisis depresiva debido a la enfermedad terminal que sufría este, que habría derivado en un supuesto pacto suicida. En caso de haber existido ese acuerdo de muerte, ante la ausencia de notas, quedaría al descubierto con una autopsia psicológica, que solo será ordenada por la fiscal solo, en caso de que lo considere necesario.

Silvia Saravia fue asesinada por su esposo, el empresario Jorge Neuss, que se suicidó
Silvia Saravia fue asesinada por su esposo, el empresario Jorge Neuss, que se suicidó Crédito: Facebook

Por tal motivo, no se descarta que, en los próximos días, la fiscal convoque a amigos y familiares de la pareja para establecer cómo era la relación entre Saravia y Neuss.

El empresario había sido el impulsor del grupo económico que lleva su apellido, que tras los inicios relacionados con la fabricación de gaseosas, en 1891, diversificó las inversiones a partir de 1990 y se volvió un jugador importante en el sector de las compañías de energía y los servicios para el sector público.

En los últimos años, el grupo se había focalizado en negocios inmobiliarios y finanzas. La pareja concurría con frecuencia a eventos sociales y eran habitués de las jornadas de polo en Palermo, ya que el haras familiar La Lucila dotaba de caballos a los principales jugadores, con un vínculo especial con el equipo Ellerstina

El asesinato de Saravia fue el segundo femicidio ocurrido en el country Martindale, en los últimos cinco años. En 2015, el exejecutivo de una importante empresa de cosméticos, Fernando Farré, asesinó allí a puñaladas a su exesposa, Claudia Schaefer, durante una discusión por la repartición de los bienes en el contexto de violencia de género que había derivado en el divorcio.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.