Los robos jaquean a los vecinos del barrio de quintas en el que Mauricio Macri cumple la cuarentena

Una calle del barrio Los Nogales, en Villa de Mayo
Una calle del barrio Los Nogales, en Villa de Mayo Crédito: Google Maps
Gustavo Carabajal
(0)
24 de junio de 2020  • 14:36

Cinco familias fueron víctimas de entraderas en lo que va del año en un radio de un puñado de cuadras alrededor de la quinta "Los Abrojos", de Los Polvorines, en la que actualmente pasan la cuarentena por el coronavirus el expresidente Mauricio Macri y su familia. La situación genera preocupación entre los vecinos y críticas a la labor policial en esa zona del partido de Malvinas Argentinas.

Anteanoche, minutos después de las 22, tres delincuentes irrumpieron en una vivienda situada a tres cuadras de la propiedad del expresidente sorprendieron a los tres integrantes de la familia y huyeron a bordo de un auto en el que los esperaba un cómplice.

No fue un hecho aislado: se trató del quinto asalto ocurrido con la misma modalidad en los últimos siete meses en el barrio Los Nogales, situado en el límite entre Villa de Mayo y Los Polvorines.

Con respecto al último caso, vecinos del barrio indicaron que anteanoche, minutos después de las 21, al menos tres delincuentes, munidos de un destornillador, un cuchillo y una escopeta, irrumpieron en la vivienda situada en El Paraíso al 1900, a 150 metros de Los Abrojos, sorprendieron a la familia que vive en esa casa y les robaron equipos electrónicos, celulares y dinero.

Según los testigos, los asaltantes abordaron un auto negro que habían dejado estacionado a pocos metros de la vivienda y huyeron. Una cámara de seguridad grabó el paso del vehículo, pero el conductor encendió las luces altas del rodado para saturar de luz la imagen y evitar que se pudiera divisar la patente del vehículo, dato crucial para un posterior rastreo.

Huida de los delincuentes tras un robo en el barrio Los Nogales, de Villa de Mayo

00:20
Video

Los delincuentes -uno de ellos tenía acento extranjero, según se denunció- golpearon en el rostro al dueño de casa, ataron a todos los integrantes de la familia y huyeron con el botín, luego de permanecer aproximadamente media hora en el lugar.

Hasta anoche, ninguno de los asaltantes había sido detenido.

Más casos

El 20 de abril pasado, un grupo de delincuentes, con sus rostros parcialmente cubiertos con barbijos, irrumpieron en la casa de la localidad de Villa de Mayo en la que viven la modelo y conductora María Lucila "Luli" Fernández y su esposo, el abogado, Cristian Cúneo Libarona.

"Bueno, acaban de entrar a robarnos a mi casa, en Villa de Mayo. Les pido perdón que tiembla el teléfono porque estoy temblando. Me hicieron tirar al piso, nos amenazaron con armas, me dijeron que se iban a llevar a mi hijo", expresó la modelo, en ese momento, indignada, a través de una de sus cuentas en redes sociales.

A partir de la reconstrucción del asalto realizada por las víctimas, se estableció que dos asaltantes armados y con sus rostros cubiertos con barbijos irrumpieron en la vivienda, amenazaron a la pareja y les exigieron dinero y objetos de valor. Los delincuentes les advirtieron que se llevarían al hijo de la pareja, de un año, si no accedían a la exigencia.

El abogado les entregó todo el efectivo que tenía y un reloj. Los asaltantes tomaron el dinero, saltaron el cerco perimetral y huyeron en un Volkswagen Gol.

"Estaba dentro de la casa cuando vi entrar a mi marido con una persona con barbijo que llevaba una pistola. El asaltante pedía de todo, la plata, las joyas... En ese momento estaba con mi mamá al lado y con mi hijo arriba de la cama, le estaba por cambiar el pañal; nos pidieron que nos tiremos al piso, que no los miremos", contó Luli Fernández, horas después del asalto.

Luli Fernández, sobre el robo

00:56
Video

En noviembre pasado, supuestamente el mismo grupo de delincuentes, aunque sin usar barbijos -elemento de utilización obligatoria en los actuales tiempos de pandemia-, había irrumpido en la vivienda situada al lado de la quinta donde viven la modelo y el abogado.

"Eran cuatro asaltantes. Dos ladrones estaban armados e ingresaron en mi casa. El tercero se quedó en la vereda para vigilar si aparecía la policía, mientras que el cuarto permaneció en un auto. Me parece que estaban esperando y se aprovecharon de que mi esposo salió de la casa y que yo estaba sola con tres de mis hijos", contó la dueña de esa vivienda asaltada en noviembre pasado, a pocos metros de la quinta del expresidente.

Los Nogales no es un barrio cerrado. Tiene calles abiertas que marcan las distintas manzanas, que hasta hace treinta años eran grandes quintas. Allí, entre el country CUBA y "El Cortijo", viven aproximadamente 300 familias.

"Los asaltantes estuvieron en mi casa no más de cinco minutos. Siempre mostraron las armas para intimidarnos. Me encerraron en el baño con mis hijos y huyeron", relató la dueña de la casa asaltada en noviembre pasado, quien solicitó mantener su nombre en reserva.

La denuncia por este asalto fue radicada en la comisaría de Villa de Mayo y se sospecha que al menos dos de los cuatro asaltantes habrían sido los mismos que participaron en el robo a la pareja Fernández-Cúneo Libarona.

Un mes y medio antes, en marzo pasado, otras dos viviendas, situadas a una cuadra y media de Los Abrojos, también fueron asaltadas por delincuentes que irrumpieron sin que les importara que estuviesen las familias dentro.

Con respecto al hecho ocurrido anteanoche, fuentes municipales indicaron que comenzaron a realizar un seguimiento de las cámaras de seguridad instaladas en la zona con el objetivo de seguir la pista del vehículo usado por los asaltantes para huir después del robo.

Además, desde el Municipio de Malvinas Argentinas se tratará de buscar más precisiones del violento episodio. Sobre los hechos anteriores, se indicó que se habían concretado las detenciones de algunos sospechosos relacionados con el ataque contra la casa de la modelo y conductora, ocurrido en abril pasado. Uno de esos sospechosos fue aprehendido en un operativo en Los Polvorines.

"Hace dos años, cuando un grupo de jóvenes intentó entrar en la quinta de Macri, se produjeron los asaltos a dos familias. En ambos casos, los asaltantes irrumpieron en las propiedades a pesar de que la gente estaba adentro. En tres años cambiaron a tres comisarios en la zona. Es evidente que desde la policía no pueden encontrar una solución al problema de la inseguridad. Uno va, hace la denuncia en la comisaría, mandan un móvil o policías en motos, recorren la zona un par de días y después desaparecen", expresó Fernando Herrmann, vecino del barrio Los Nogales.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.