Córdoba: otro violador fue beneficiado y dejó la cárcel por el riesgo de contagio

Solicitarán un jury de enjuciamiento para la magistrada que aprobó la prisión domiciliaria de un condenado por atacar sexualmente de su hija
Solicitarán un jury de enjuciamiento para la magistrada que aprobó la prisión domiciliaria de un condenado por atacar sexualmente de su hija
Gabriela Origlia
(0)
1 de mayo de 2020  • 12:33

CÓRDOBA.- En esta provincia, de 400 solicitudes presentadas a la Justicia para obtener la libertad o la prisión domiciliaria en medio de la pandemia de Covid-19 solo se aceptaron cuatro casos. Uno de esos beneficios generó la indignación en la ciudad de San Francisco, de 70.000 habitantes y situada a 210 kilómetros al sudeste de la capital provincial. Una jueza le concedió prisión domiciliaria a un hombre que abusó de su hija, que tenía 14 años en el momento del ataque. Se suma así otro caso de condenados por delitos graves que pudieron dejar las cárceles.

La jueza de Ejecución Penal María Teresa Garay, de los Tribunales de la Quinta Circunscripción Judicial, le dio prisión domiciliaria a Antonio Puntonet, de 61 años, condenado a 8 años y tres meses de prisión por abuso; le faltaban 7 años para cumplir la pena. Los fiscales generales adjuntos de la provincia de Córdoba, José Gómez Demmel y Héctor David, solicitarán un jury de enjuiciamiento para la magistrada; la víctima recurrirá a la Cámara de Casación en un intento de revertir la decisión de primera instancia.

Puntonet salió de la cárcel el jueves pasado; la víctima no fue notificada de la decisión. La joven tiene ahora 23 años. "La víctima debería haber sido consultada, pedirle la opinión y luego informarle de la resolución", dijo su abogado Juan Manuel Rivero y aclaró que "no aplicaron ni tobillera ni medidas electrónicas", aseguró.

La jueza de Ejecución Penal María Teresa Garay quedó en medio de una fuerte polémica por su decisión de otorgar la prisión domiciliaria a un violador
La jueza de Ejecución Penal María Teresa Garay quedó en medio de una fuerte polémica por su decisión de otorgar la prisión domiciliaria a un violador

La defensa del condenado pidió la libertad en base a que sufre problemas cardíacos, hipertensión y diabetes. Estaba preso en la Unidad Penitenciaria 7 de San Francisco; ahora cumple el arresto domiciliario en una casa de barrio Hospital, donde vive su actual pareja, también en esa ciudad.

Los dos informes forenses sobre el detenido, con las firmas de los médicos Mario Vignolo, Mariano Pispieiro y Luis Cornaglia, desaconsejaban su prisión domiciliaria por entender que la cárcel tiene todos los medios para brindarle la atención médica correspondiente.

El defensor de Puntonet, Carlos Martínez Cherini, insiste en que se han tomado todos los "recaudos para que no tenga contacto con la víctima como así también en relación a su estado de salud".

La voz de la víctima

La víctima del abuso expuso su dolor en una carta: "Este es un escrito de parte de una persona que hoy ya no siente nada. Toda mi vida me movilicé para buscar lo mejor y cambiar la realidad que me aquejaba. Y así fue. En términos de magnitud, el delito de abuso sexual doblemente agravado termina siendo un detalle a comparación de toda la violencia de género ejercida por esa persona. Le dediqué años de mi vida a que tome responsabilidad de sus actos, en contra de todo pronóstico familiar y social, en pos de conseguir el privilegio de vivir tranquila, en libertad. Y la justicia me acompañó. La justicia validó mi sentir y me protegió".

Y agregó: "Pero el 23 de abril, fue un antes y un después. Me enteré por terceros que "mi papá está libre". Que no era prisión domiciliaria. Desde ese día ya no me da más la cabeza. Y yo pregunto... ¿Qué pasó acá? ¿Por qué me tengo que enterar de esta forma? ¿Desde cuándo me soltaron la mano? Yo no pedí esto".

"Trato con todas mis fuerzas de vivir lo más normal posible -expresó la víctimas-, pero ya sé que no se puede. Pareciera que tuviese que empezar de nuevo, me cuesta y juro que trato de hacer lo mejor. Pero esto es demasiado. Hoy es un día para el olvido. Es un día en el que lo profundo de mi ser llora. Mi corazón duele y sin entender por qué, ya que desde entonces estoy bloqueada. Sigo creyendo. La fe que me acompaña es muy grande. Pero hoy me invade un fuerte dolor de cabeza."

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.