Detuvieron al único prófugo por el asalto a Baby Etchecopar

Se trata de Horacio Barreto, de 27 años, quien había participado del tiroteo que se produjo en el interior de la vivienda del conductor de radio; fue apresado cuando salía de la casa de su padre en Vicente López
(0)
21 de marzo de 2012  • 00:32

La policía de la provincia de Buenos Aires detuvo hoy al único prófugo en el caso que investiga el ataque a la familia de Ángel "Baby" Etchecopar, informaron fuentes oficiales.

Fuentes policiales y judiciales informaron que Horacio Barreto fue apresado por efectivos de la Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro cuando salía de su casa paterna situada en el partido bonaerense de Vicente López.

Durante el procedimiento, encabezado por el fiscal del Fuero Penal Juvenil de San Isidro, a cargo de la investigación del caso, Andrés Zárate, el prófugo fue apresado con dos bolsos y una valija, por lo que se presume que intentaba viajar.

Las fuentes precisaron que Barreto, que se había rapado la cabeza para cambiar su aspecto, no opuso resistencia al ser reducido por los efectivos de investigaciones.

De esta manera ya no hay prófugos en la causa, ya que uno de sus cómplices, Alejando Ezequiel Morilla (24), murió baleado durante el asalto y un adolescente de 17 años fue detenido en el hospital Thompson de San Martín, adonde lo llevó su padre para que lo asistieran de dos balazos recibidos en el hecho.

"Baby" Etchecopar, de 59 años y su hijo Federico, de 24, fueron baleados en la noche del lunes 12 de marzo en su casa de San Isidro, donde el conductor radial y televisivo se defendió a los tiros cuando los delincuentes irrumpieron en la vivienda.

Amenaza de muerte

Etchecopar fue amenazado mediante una carta anónima que llegó al Hospital Central de San Isidro, donde permanece internado luego del enfrentamiento armado que hace ocho días protagonizó junto a su hijo en la casa de la familia, en ese partido del norte del conurbano.

Según fuentes policiales consignadas por la agencia Télam, una carta anónima dirigida al conductor llegó la hospital en las últimas horas. El papel, según las fuentes, venía acompañado de una imagen de "San La Muerte", el santo venerado por los delincuentes, junto con la siguiente leyenda: "Gil, ortiba, mataste a mi compañero. Así va a morir tu hijo y tu puta cría. No reconozcas a nadie. Rescatate", según contó a Télam una fuente policial que ahora investiga la amenaza.

Agencias Télam y DyN

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.