Drama en Capilla del Monte: mató a su hijo de 10 años e hirió a la nena de 6

La policía llegó por el llamado de los vecinos a la casa donde Reyna apuñaló a sus hijos.
La policía llegó por el llamado de los vecinos a la casa donde Reyna apuñaló a sus hijos. Crédito: @barrionuevofern
Gabriela Origlia
(0)
28 de octubre de 2020  • 20:49

CORDOBA.- Un drama sacudió esta tarde a Capilla del Monte, ciudad a 100 kilómetros de la capital de Córdoba, en el Valle de Punilla. Un hombre de 39 años mató a puñaladas a un nene de 10 años e hirió de gravedad a una nena de seis. Vivían todos en la misma casa y se confirma que eran sus hijos.

El hombre, conocido como el "Tano" Reyna, fue detenido por la policía en la casa y trasladado a la comisaría de La Falda. El nene murió de un puntazo en el tórax poco después de haber llegado al hospital Américo Luque, en Capilla del Monte, y la nena fue trasladada al Hospital Pediátrico de Córdoba, donde es operada.

La criatura tiene seis puñaladas, la más grave en la zona del cuello, que es la que le provocó una hemorragia profunda. Las otras heridas son en el brazo, en una pierna. No presenta, según los médicos, otro tipo de golpes.

Según fuentes extraoficiales, el hombre quería ver a sus hijos, que vivían en la localidad de Chilecito en La Rioja; la madre los habría traído para que puedan ver a su padre y permanecía en Capilla del Monte. Ella, según testimonios, había regresado a La Rioja después de haber hecho una denuncia por violencia de género; por eso habría abandonado Córdoba.

Los vecinos fueron los primeros en llegar a la casa donde se produjo la tragedia. Aseguran que era un "baño de sangre". Reyna fue trasladado a La Falda para evitar represalias del pueblo de Capilla del Monte; varios también llegaron al lugar para dar testimonios.

La mamá de los chicos, Brenda, contó que la pareja estaba separada desde hacía siete meses, que Reyna quería regresar, pero ella no quería. Hace una semana y media trajo a los chicos desde La Rioja para que se reencontraran a su papá.

Siempre según ese relato, hoy a la siesta cuando Reyna salió del trabajo le envió un audio diciéndole que no soportaba que tuviera otra relación y le pidió verla. Incluso sus hijos le pasaron un pedido de que lo atendiera.

Se verían en la casa de la madre de la mujer; ella dice que no había sido violento con los niños, que le había regalado una bicicleta al varón.

Minutos después de la charla le pasó unas fotos de su hijo con cortes. Ella no alcanzó a llegar a la casa.

Según los responsable del traslado, Reyna se mantuvo en silencio y sólo dijo que no recordaba nada de lo ocurrido.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.