El fiscal uruguayo asegura haber encontrado a uno de los asesinos de Lola Chomnalez

Lola Chomnalez fue asesinada en diciembre de 2014 en el blaneario uruguayo de Valizas
Lola Chomnalez fue asesinada en diciembre de 2014 en el blaneario uruguayo de Valizas Fuente: Archivo
(0)
21 de mayo de 2019  • 22:10

A más de cuatro años del asesinato de la adolescente Lola Chomnalez en el balneario uruguayo de Valizas, el quinto fiscal que tomó contacto con la causa parece haber encontrado una pista firme para atrapar a los asesinos. Esta noche se decidía en el tribunal del departamento de Rocha si se aceptaba la presentación realizada por el fiscal Jorge Vaz, que imputó como coautor de "homicidio muy especialmente agravado" a uno de los hombres que ya había sido señalado como sospechoso en otro tramo de la investigación,

Para el fiscal Vaz no hay duda que el changarín identificado como Ángel Moreira es uno de los responsables del crimen. Si bien el ADN del sospechoso conocido con el alias de El Cachila no coincide con las huellas genéticas halladas en la mochila de la asesinada joven de 15 años, para el representante del Ministerio Público Fiscal el testimonio dado por Moreira lo coloca en la escena del crimen.

El hombre, que en diciembre de 2014 tenía 29 años y trabajaba como trapito en la zona del balnerario uruguayo, reconoció que se encontró con Lola en la playa, en el momento que esta caminaba sola hacia Aguas Dulces. El fiscal considera ilógica la encadenación de sucesos que relató Moreira y pidió a la jueza Rossana Ortega que ratifique la imputación y mantenga al sospechoso en prisión preventiva. La magistrada se aprestaba al cierre de esta edición a resolver esa solicitud.

"El encuentro de M. con L. fue reconocido expresamente por el mismo en audiencia, cuando a fs. 1571 declaró: 'Me peché con ella. Ella venía por la playa caminando, yo iba para Valizas y ella iba para el otro lado. Yo venía de Aguas Dulces'. Acto seguido M. -según sus propios dichos- le habría ofrecido a L. "estampitas" que él vendía. "Nos cruzamos y yo le ofrecí la estampita, le dije: hola miga (sic) te ofrezco una estampita, y ella me preguntó qué era eso y se la mostré'. Así las cosas, en determinado momento, M. y su/sus acompañantes obligan a L. a salir de la playa con dirección a la zona boscosa detrás de los médanos, probablemente con un móvil sexual", afirmó el fiscal al imputar al hombre conocido como El Cachila.

Ángel Moreira, con gorra, en el momento de hacer la reconstrucción de su relato en 2015
Ángel Moreira, con gorra, en el momento de hacer la reconstrucción de su relato en 2015

En 2015, Moreira había sido comprometido en la causa por una denuncia anónima que señalaba que este había dejado de urgencia su hogar, en una localidad cercana Aguas Dulces, a causa de un problema grave que había tenido con una chica. El fiscal Vaz recordó esa situación en su presentación.

Moreira fue liberado en aquella oportunidad al comprobarse que su ADN no correspondía al encontrado en las pertenencias de Lola. El fiscal da una explicación a esa situación: "Si bien el ADN realizado oportunamente a M. no coincidió con el encontrado en la toalla y en el DNI de L., ello se explica porque M. no fue quién revisó la mochila ni el monedero. Pero esa circunstancia no lo excluye de la escena dado que no fue el único partícipe del delito según los análisis forenses y criminalísticos".

La familia de la víctima se había mostrado esperanzada en la resolución del caso a partir de la llegada del nuevo fiscal, que se hizo cargo este año de la investigación. Los padres de Lola, Adriana Belmonte y Diego Chomnalez y su abogado, Juan Raúl Williman. se encontraron con el fiscal Vaz el 7 del actual y le acercaron un documento elaborado por un equipo argentino de investigación. El fiscal prometió en esa reunión que avanzaría con nuevas líneas de trabajo. Pocos días después llegó la imputación contra Moreira.

"La precisión con que M. describe el lugar adonde estaba el cuerpo de L. es sorprendente", expresó el fiscal al pedir que está vez sea mantenido en prisión el ahora principal sospechoso del asesinato, un hombre con antecedentes por violencia de género.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.