El joven cuyo cadáver se halló dentro de un ropero murió estrangulado por un lazo

El joven de 28 años asesinado por su esposa murió estrangulado con un lazo además presentó golpes en la cabeza, según los estudios preliminares de la autopsia
El joven de 28 años asesinado por su esposa murió estrangulado con un lazo además presentó golpes en la cabeza, según los estudios preliminares de la autopsia Crédito: Google maps
(0)
21 de febrero de 2019  • 16:34

Alejandro Sánchez Escobar, el joven de 28 años asesinado por su pareja murió estrangulado con un lazo y además fue golpeado en la cabeza, según los estudios preliminares de la autopsia.

El cadáver de Sánchez Escobar fue encontrado en el ropero de su casa, situada en Lomas de Zamora, después de que ayer la pareja, Gilda Acosta, de 47 años, se presentara en la comisaría de la zona y confesara ser la autora el crimen.

Los primeros resultados del estudio forense los confirmó la agencia de noticias Télam, de fuentes judiciales. Después de la confesión de Acosta, un grupo de la División de la Policía Científica se dirigió inmediatamente a la casa de la pareja. Allí fueron directo a la habitación donde estaba el ropero que había marcado la mujer como el lugar donde había escondido el cuerpo de Escobar, de nacionalidad paraguaya.

Una filmación que circuló en las redes sociales, mostró el momento en que los agentes abrieron el mueble. Entre ropas blancas, cemento y una gran cantidad de moscas yacía el cadáver de Escobar.

Acosta, también de nacionalidad paraguaya, al momento de la confesión, frente a efectivos del destacamento policial de Villa Rita, en el sur del conurbano, relató que lo había asesinado el lunes pasado. Todavía se investiga el móvil del crimen.

"Espontáneamente dijo haber matado a su pareja y que lo tiene [el cuerpo] encerrado en un ropero", explicaron fuentes policiales.

La investigación recayó en la fiscal Marcela Juan, especializada en Violencia de Género.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?