El narco que habría "comprado" a altos jefes policiales de Santa Fe

Uno de los detenidos durante las últimas horas en Santa Fe
Uno de los detenidos durante las últimas horas en Santa Fe Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
Germán de los Santos
(0)
21 de noviembre de 2019  • 11:40

ROSARIO.- Unas horas antes de que Esteban Alvarado, uno de los principales engranajes del narcotráfico en esta ciudad tras la caída de Los Monos, fuera indagado por primera vez por tráfico de estupefacientes, en otra causa por asociación ilícita y en la que se investiga el crimen de un prestamista fueron detenidos cuatro jefes policiales de Santa Fe y un abogado.

Alvarado es considerado uno de los principales eslabones del universo narco de Rosario desde hace más de una década, con un accionar más sofisticado que Los Monos, una banda con la que mantiene un enfrentamiento que se trasluce en los crímenes en las calles de la ciudad.

Como publicó LA NACION el 26 de octubre pasado, Mauricio Laferrara-uno de los supuestos sicarios de Alvarado- fue imputado de seis asesinatos que sucedieron en el marco de esta guerra entre las bandas.

En varios allanamientos fueron detenidos cuatro exjefes policiales y un abogado
En varios allanamientos fueron detenidos cuatro exjefes policiales y un abogado Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

Los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, a cargo de la causa en el fuero provincial, estrecharon el cerco en torno a la banda liderada Alvarado y apuntaron a las complicidades que había tejido con miembros de la alta jerarquía de la Policía de Santa Fe.

Esta mañana fueron detenidos el exjefe de Drogas Peligrosas Gustavo Spoletti, el comisario Luis Quevertoque, quien además de familiar del supuesto narco fue uno de los que encabezó en sus inicios en 2013 la investigación contra la banda de Los Monos, y Cristian Franco, otro comisario que pertenecía a la camada de efectivos que actuaron en la brigada de Drogas.

El cuarto detenido es Javier Makhat, exjefe de Drogas de la Policía de Investigaciones, que protagonizó un hecho sorprendente en noviembre de 2018, cuando tras allanar una quinta en la intersección de las rutas A012 y 18 se encontraron recibos de servicios de 14 propiedades. Los efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) fueron a allanar esas viviendas, y en una de ellas, en un edificio lujoso a metros de las barrancas del río Paraná, vivía Makhat, quien tenía dos autos de alta gama.

Ya hay otros policías imputados en esta causa. Se trata de los hermanos Martín y Marcelo Rey. El primero era jefe operativo de la Policía de Investigaciones y el segundo su estrecho colaborador. También fue detenido en junio pasado una suboficial de la comisaría 24ª de Granadero Baigorria, Jorgelina Chávez.

Uno de los policías que trabajó codo a codo con los fiscales que acusaron a Alvarado será condenado en un juicio abreviado a un año de prisión por haber realizado una maniobra que favoreció planes del presunto líder criminal investigado, algo que según esos mismos fiscales con los que cooperaba nunca pudo ignorar que ocurriría.

Pablo Báncora, otra policía que se desempeñaba en el área de investigación del Poder Judicial, y era quien procesaba las escuchas telefónicas, también fue imputado por pasar datos confidenciales a Alvarado.

Este entretejido de vinculaciones entre la fuerza de seguridad y Alvarado, como ocurrió también en el caso de Los Monos, hacen sospechar de que las altas estructuras de la Policía de Santa Fe participaban de manera activa de esta banda.

Otro de los detenidos este jueves es el abogado Claudio Tavella, histórico letrado defensor de Alvarado, quien participó de las audiencias a lo largo de este año contra este hombre imputado de asociación ilícita y homicidio.

La detención del abogado Tavella provocó que se suspendiera la indagatoria prevista para esta mañana en la justicia federal, donde por primera vez Alvarado es imputado por tráfico de estupefacientes. Una investigación llevada adelante por la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) logró conectar varias causas e imputar a Alvarado por el tráfico de 493 kilos de marihuana, una carga que fue secuestrada el 24 de noviembre de 2017.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.