Debuta la extinción de dominio: pidieron recuperar $750 millones de una banda narco

Uno de los autos de lujo secuestrados en la investigación
Uno de los autos de lujo secuestrados en la investigación
Gabriel Di Nicola
(0)
16 de julio de 2019  • 11:30

Operaron, al menos, durante una década. Sus cargamentos de cocaína tenían como destino España, Italia y Holanda. Se hicieron millonarios. Sus ganancias fueron calificadas como incalculables. Invirtieron dinero en más de 190 inmuebles y vehículos. En una subasta llegaron a comprar una Ferrari que fue de Diego Maradona. Ahora, si avanza un pedido del Ministerio Público Fiscal, podrían pasar a manos del Estado bienes valuados en más de 750 millones de pesos que estuvieron en poder del denominado clan Loza, una megabanda narco.

Así lo informaron a LA NACIÓN fuentes judiciales. Sería el debut del instituto de la Extinción de Dominio, mecanismo que posibilita al Estado recuperar bienes y fondos derivados de delitos de corrupción, contrabando y narcotráfico. Ante la demora de su tratamiento en el Congreso de la Nación fue establecido por el presidente Mauricio Macri por medio de un decreto de necesidad y urgencia (DNU 62/2019) en enero pasado.

Uno de los allanamientos hechos por la Gendarmería Nacional
Uno de los allanamientos hechos por la Gendarmería Nacional Crédito: Ministerio de Seguridad

"Justificada la importancia y la responsabilidad del Estado argentino de contar y tener en práctica instrumentos ágiles y eficientes para lograr una eficaz recuperación de activos, como modo idóneo para combatir las manifestaciones más graves de la criminalidad económica organizada, cabe destacar en este punto que el instituto de extinción de dominio previsto en el DNU 62/2019 es el adecuado porque no vulnera el derecho de propiedad. Este derecho solo puede ser reconocido jurídicamente cuando haya sido adquirido de manera lícita. En otras palabras, la propiedad adquirida en base a la comisión de hechos ilícitos está viciada en su origen y, en consecuencia, no puede sostenerse válidamente un derecho o tutela", sostuvieron en un dictamen Miguel Ángel Gilligan, fiscal fiscal federal civil y comercial; Pablo Turano, fiscal en lo penal económico, y Diego Iglesias, fiscal federal a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar).

La demanda recayó en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Federal N°10, a cargo de Marcelo Bruno Dos Santos.

"El Gobierno está muy orgulloso de haberle sacado el título de propiedad a estos mafiosos y narcotraficantes. Estamos muy contentos de que haya salido la primera demanda de extinción de dominio", sostuvo la ministra Patricia Bullrich, según un cable de la agencia de noticias Télam.

El equipo de trabajo integrado por los fiscales Gilligan, Turano e Iglesias fue conformado por el procurador general interino, Eduardo Casal, por medio de una resolución firmada el 5 de este mes con el objetivo de iniciar "acción civil de extinción de dominio" respecto de los bienes descubiertos durante la investigación de lavado de dinero sobre el clan Loza, expediente a cargo del juez en lo penal económico Pablo Yadarola.

"Todos los bienes cuya extinción de dominio se requiere fueron incorporados al patrimonio de los demandados sin causa lícita dado que no han podido probar otra actividad en virtud de la cual habrian generado los ingresos necesarios para la adquisición de los bienes en cuestión. Por otra parte, no se puede soslayarse que una valuación aproximada de la totalidad asciende a la suma de 750 millones de pesos", afirmaron los fiscales en su presentación.

Los representantes del Ministerio Público Fiscal explicaron en su dictamen que la extinción de dominio es "de carácter real, contenido patrimonial y procede sobre cualquier bien, independiente de quién lo tenga en su poder o lo haya adquirido. A su vez, la extinción de dominio es autónoma, distinta e independiente del proceso penal, ya sea que hayan iniciado simultáneamente o desprendido, u originado y la muerte del demandado no extingue la acción de extinción de dominio".

El 28 de diciembre pasado, el juez Yadarola procesó a 12 ntegrantes de la organización narco. Y trabó un embargo sobre los bienes de los imputados hasta cubrir la suma de 7400 millones de pesos.

El magistrado detalló, en su resolución, la compleja ingeniería para lavar dinero del narcotráfico que usaron en los últimos diez años los hermanos Gonzalo y Erwin Loza, sindicados jefes del cartel, quienes a pesar de no tener ingresos formales adquirieron, junto con los otros miembros, más de 100 bienes por un valor total de $32.229.939.

En los allanamientos hechos en diciembre pasado allanamientos la Argentina, España e Italia se seuestraron 45 vehículos de lujo, entre ellos, dos Ferrari -modelos F430 y F355 (una fue de Maradona), dos Chevrolet Pontiac y un Camaro, dos Mercedes Benz y dos BMW, entre otros.

No solo una causa abierta en la Argentina. En España son juzgados los sindicados responsables de un cargamento de 1200 kilos de cocaína. Droga secuestrada en Granada. En Italia hay un expediente abierto sobre los contactos de la organización y en Perú se hicieron procedimientos donde se decomiso una importante cantidad de estupefacientes.

"La visión global que brinda el análisis de las investigaciones en conjunto evidencian la estructura de esta organización criminal y su indudable participación en el tráfico de drogas a nivel internacional, cuyas consecuencias han impactado en la Argentina especialmente a través del lavado de activos", sostuvieron los fiscales Gilligan, Turano e Iglesias en la demanda de extinción de dominio.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.