Gil Pereg: mató a su tía y a su madre; piden que esté en un psiquiátrico

¿Psicópata? Durante días, Gil Pereg fue el sospechoso Nº 1 de la desaparición de su madre y de su tía; sin embargo, él no eludió las cámaras de la prensa y atribuyó el hecho a la "inseguridad"
¿Psicópata? Durante días, Gil Pereg fue el sospechoso Nº 1 de la desaparición de su madre y de su tía; sin embargo, él no eludió las cámaras de la prensa y atribuyó el hecho a la "inseguridad" Fuente: Archivo - Crédito: Marcelo Aguilar
Lo recomendó al tribunal de Mendoza un equipo especial del Ministerio de Justicia de la Nación
(0)
18 de octubre de 2019  

El israelí Gilad Saroussy Pereg se afincó hace 12 años en Guaymallén, Mendoza. Estaba a cargo de una fortuna familiar, aunque vivía casi como un pordiosero, rodeado de perros y con una treintena de armas registradas a su nombre. Desde principios de este año está preso, acusado de haber asesinado a sangre fría a su madre y a su tía, que acababan de llegar a visitarlo.

Desde su detención, y desde que está alojado en el penal de Boulogne Sur Mer, no dejó de actuar como si fuese un enfermo mental severo. Ahora, un informe realizado por especialistas en discapacidad del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación aconsejó a la Justicia de Mendoza que Nicolás Gil Pereg-como se hacía llamar en esa provincia- sea trasladado a un hospital neuropsiquiátrico para recibir un "tratamiento adecuado".

Se trata de un peritaje realizado por expertos del Programa Nacional de Asistencia para las Personas con Discapacidad en sus Relaciones con la Administración de Justicia (Adajus), que fue incorporado al expediente que tiene detenido a Pereg por los homicidios de su madre, Pyrhia Saroussy, de 63 años, y su tía Lily Pereg, de 54, ocurridos el 12 de enero pasado.

Según informó la agencia de noticias Télam, en el documento firmado por la coordinadora del programa, Mabel Aurora Remón, los expertos sostienen que "el interno no estaría recibiendo en el complejo penitenciario donde se encuentra detenido las condiciones sanitarias necesarias de acuerdo con su procedimiento".

"En esta instancia -precisa el informe- se aconseja el traslado del señor Gil Pereg a un hospital penitenciario para pacientes psiquiátricos que le permitiera recibir el adecuado cumplimiento en base a los tratamientos aconsejados; dicho establecimiento deberá contar con psiquiatra, psicólogo y enfermero especializado en pacientes mentales en forma permanente".

La licenciada Liliana Russo (psicóloga), la abogada Patricia Cáceres y el funcionario Eduardo Soto, de Adajus, entrevistaron a Pereg en su celda el 19 de septiembre pasado.

Sobre el informe, uno de los abogados del israelí, Maximiliano Legrand, dijo a Télam que insistirán en el reclamo para que Pereg sea trasladado porque se trata de "una persona que tiene una incapacidad mental grave".

El letrado, que días atrás había denunciado que su defendido había sido golpeado y torturado en el penal en el que se encuentra detenido, dijo que todavía no recibió ninguna respuesta de la Justicia.

"No hemos recibido ninguna explicación, y la jueza del habeas corpus, Nancy Lecek, ordenó que se remitan las actuaciones a la Unidad Fiscal de Violencia Institucional y Homicidios para que se investigue [el hecho], pero hasta ahora no nos consta que se haya comenzado una investigación".

Además, el abogado denuncio que a esos hechos se sumó que otros internos le tiran a Pereg objetos prendidos fuego a través de la puerta de la celda, le sacaron el colchón y ahora duerme sobre la piedra".

Gil Pereg, de 37 años, está alojado en el penal de Boulogne Sur Mer, en las afueras de la capital provincial, imputado por homicidio agravado por el vínculo de su madre y el homicidio simple de su tía Lily.

Las hermanas habían llegado a la Argentina un día antes de su muerte. Fueron vistas con vida por última vez el 12 de enero en la casa del acusado, en Roca al 6000, de Guaymallén. Dos semanas después, la policía encontró sus cuerpos tapados con piedras y tierra en un sector del mismo predio.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.