Pedofilia: los grupos ilegales buscan material sexual con niños, anonimato y dinero

Fuente: Archivo
Según especialistas, una sola red es capaz de atraer unos 100.000 visitantes por día, lo que les reporta ganancias por US$5 millones mensuales
(0)
22 de julio de 2019  

Cuando se habla del delito de abuso sexual infantil online se remite a un complejo ecosistema que, desde la clandestinidad, genera ganancias muy importantes. Roberto Martínez, analista senior de seguridad de Kaspersky Lab, una de las firmas de seguridad informática más reputadas del mundo, afirma que una sola red de pornografía infantil es c apaz de atraer alrededor de 100.000 visitantes por día, generando para los involucrados ingresos mensuales por cerca de cinco millones de dólares.

Según informes publicados por Spam Nation, de Brian Krebs, una suscripción de acceso mensual a sitios conocidos como "strawberry" o "lolitas" puede costar alrededor de 40 dólares. Sin embargo no solo se trata de obtener beneficios económicos: también se crean grupos de intercambio que solo buscan tener acceso a material de este tipo.

Hay acciones en diferentes plataformas, desde comunicación vía correo electrónico convencional -pero usando lenguaje en clave para no ser identificados- hasta distribución de material por medio de archivos cifrados por correo, en algún servicio de la nube o mediante un USB. "Este ecosistema está compuesto por infraestructuras conocidas como BulletProf, que están conformadas por redes o proveedores de servicios de hosting que por su ubicación geográfica o condiciones políticas hacen muy difícil el rastreo o la realización de alguna acción legal. Es allí donde se almacenan y desde donde se distribuyen las imágenes", explica Martínez.

Según este especialista, un componente importante del sistema son los sistemas de procesamiento de pagos de forma anónima, exclusivamente diseñados para operaciones relacionadas con este tipo de mercado para evitar cualquier persecución de una persona en particular.

Como ejemplo, señala el Alfa Pay, que procesa pagos relacionados con pornografía infantil, y la aparición de criptomonedas, otro factor que ha facilitado la realización de transacciones financieras de estos grupos.

Martínez recomienda trabajar en la comunicación entre padres e hijos sobre los peligros online y sobre cómo proteger a los chicos evitando prácticas que los expongan. "Lo ideal es hacerlo desde el momento en que tienen su primer acceso a la tecnología. La pedofilia no es una amenaza asociada necesariamente a internet. Más bien está relacionada con el comportamiento de las personas que abusan de los medios digitales o de la tecnología", insiste.

Además, recomienda a los gobiernos e instituciones policiales realizar campañas en las escuelas, centros comunitarios o incluso masivas y digitales, e invita a las familias o a las víctimas a que denuncien estos delitos.

Desde fines de 2017 la Argentina adhirió al Convenio de Budapest, que permite la cooperación entre países y establece medidas procesales para cualquier delito que posea evidencia digital. "Este ha sido un paso importante, ya que los grupos de pedófilos se encuentran en diferentes países. Por eso, la colaboración internacional es un factor esencial para combatirlos", concluye Martínez

Denuncias y síntomas

  • Según el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Ciudad, el 50% de las denuncias de pedofilia corresponden a la provincia de Buenos Aires y el 30%, a la Capital
  • Algunos síntomas que, desde la psicología, se atribuyen a indicios manifiestos de abuso sexual infantil son: aumento de pesadillas y problemas para dormir; retracción, angustia, ansiedad y depresión; lenguaje hipersexualizado para la edad, lesiones genitales y cambios negativos en el rendimiento escolar

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.