Horror en Miramar: roban el cadáver de un bebé del cementerio y ofrecen recompensa

La madre del menor -que falleció cuando tenía cuatro meses- notó que la tierra de la tumba estaba removida y la policía descubrió el robo del cuerpo
La madre del menor -que falleció cuando tenía cuatro meses- notó que la tierra de la tumba estaba removida y la policía descubrió el robo del cuerpo Crédito: La Capital de Mar del Plata
Darío Palavecino
(0)
17 de julio de 2019  • 21:21

Una mujer de 28 años fue el lunes a visitar al cementerio de Miramar la tumba de Ciro Lescano Piris, su bebé de cuatro meses, fallecido el 5 de julio, y notó que la tierra allí donde estaba la sepultura estaba removida. En el lugar había un chupete, que ella había dejado junto al cadáver de su hijo. Eso le llamó la atención. Al día siguiente volvió y vio en el mismo lugar un tornillo tipo mariposa -como los que son usados en los ataúdes-. Temió lo peor, y entonces decidió contactarse con las autoridades del lugar.

La exhumación y apertura del féretro les heló la sangre: estaba vacío. El cuerpo del bebé, que murió de un paro cardíaco súbito, había sido robado del cementerio. El hecho, que de por sí conmociona a la localidad balnearia de la costa atlántica, tuvo además dos antecedentes similares en Comandante Nicanor Otamendi, una ciudad ubicada a solo 40 kilómetros de Miramar, en el mismo partido bonaerense de General Alvarado.

Ante la conmoción causada por esta seguidilla, que allí nadie considera casual, el municipio ofrece una recompensa de 100 mil pesos por información que permita develar el escabroso crimen.

El fiscal Alejandro Pelegrinelli, a cargo de la investigación del último episodio, reconoció que todavía no hay pistas firmes que permitan avanzar hacia el esclarecimiento. "Una de las hipótesis es que pueda estar relacionado con algún tipo de rito" macabro, dijo a la prensa.

El personal municipal que se desempeña en el cementerio ha quedado en la mira, al menos para dar explicaciones, ya que nadie advirtió lo ocurrido. Son cuatro empleados que se ocupan de sepulturas y mantenimiento, y dos serenos.

Fue la propia madre de Ciro, cuyo marido se encuentra detenido en la cárcel de Batán por una causa vinculada a la venta de drogas, la que, luego de narrar lo que le había sucedido, pidió la exhumación, que finalmente fue autorizada ayer por la tarde. Fue entonces cuando personal del cementerio de Miramar, policías a cargo de Paulo Rodríguez y los propios familiares rodearon la tumba se encontraron con la horrorosa realidad: el cuerpo no estaba.

El fiscal Pellegrinelli encomendó a la SubDDI de Miramar las averiguaciones del caso y en un primer rastrillaje en la zona del cementerio la policía encontró ropa de bebé, que será analizada para saber si es la que Ciro Lescano Piris llevaba cuando fue sepultado.

Otros dos casos

En el distrito ya había despertado la alarma la desaparición de los cuerpos de dos menores de edad del cementerio de Comandante Nicanor Otamendi. En el primer caso se trató de los restos de un niño de dos años, Matías Valentino Fernández, robado en la Semana Santa de 2017, cuyo cuerpo aparecido luego mutilado en la proximidad de un arroyo cerca de la ruta 11, entre Miramar y Mar del Sud. Tenía pies y manos seccionados, le faltaban los dientes y también órganos internos.

El segundo robo ocurrió el 24 de diciembre, también de 2017, y tuvo características similares al descubierto este martes: los padres de un bebé fallecido al año y dos meses de nacer descubrieron que la tumba de su hijo había sido profanada. El cuerpo de este menor, que se llamaba Ciro Aranda, no apareció nunca.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.