Santiago del Estero: murió Silvia, la joven baleada por un policía

La víctima tenía muerte cerebral
La víctima tenía muerte cerebral Crédito: El Liberal
Leonel Rodríguez
(0)
18 de junio de 2019  • 08:55

SANTIAGO DEL ESTERO.- Silvia Maldonado, la joven de 17 años baleada por un policía el pasado domingo, falleció esta madrugada luego de pasar varias horas con muerte cerebral, según informaron las autoridades médicas del Hospital Regional Ramón Carrillo, de la provincia .

La adolescente, madre de dos niños, uno de ellos de solo un mes, ingresó a la sala de terapia intensiva del hospital el domingo a la tarde, luego de que un policía le dio un tiro en la frente en un confuso y violento operativo. El cabo 1° José Abraham confesó haber sido el autor del disparo, aunque se justificó diciendo que no sabía que tenía una bala en la recámara de su arma reglamentaria.

El hecho generó de inmediato una fuerte conmoción en la capital provincial , y llevó a que familiares, amigos y muchos amigos de la zona norte protestaran violentamente frente a la seccional 5a. de la policía santiagueña, en el barrio Jorge Newbery.

Muestras de profundo dolor y congoja se ven en la casa de la menor, en el barrio Gas del Estado, donde acontecieron los hechos el domingo pasado.

Su madre, Paola Morales, ya había adelantado horas atrás que los médicos no le habían dado "ninguna esperanza de sobrevida", en tanto que sobre los hechos indicó: "Varios policías hicieron disparos y uno de ellos le pegó a mi hija y me la dejó así".

Las distintas versiones sobre el hecho

Desde la policía trascendió que el domingo por la tarde habían recibido una denuncia por el robo de una soldadora y un taladro y que al dirigirse al barrio Gas del Estado fueron recibidos "por una lluvia de piedras y otros objetos", por lo que comenzaron con disparos de postas de goma. En ese contexto el cabo 1° José Abraham dijo que se le había trabado su escopeta de balas de goma y que, entonces, disparó "al aire" con su pistola reglamentaria.

La versión de los familiares indica que los policías intentaron ingresar en el domicilio de la joven Maldonado sin orden de allanamiento y que al pedirles a los policías que la muestren, estos comenzaron a disparar y que uno de los tiros impactó en la frente de Silvia, de 17 años. La hermana de la menor baleada indicó que un policía le dijo: "Mirame bien la cara, yo fui el que le pego el cuetazo a tu hermana".

Ayer por la tarde se vivieron horas de suma tensión en las adyacencias de la seccional 5a., que aún permanece rodeada de policías preparados para reprimir cualquier intento de copamiento por parte de los vecinos; con la reciente muerte de la menor se aumentó el número de efectivos apostados en el lugar.

Desde el gobierno de la provincia actuaron rápidamente y el ministro de Gobierno, Marcelo Barbur, ordenó al secretario de Seguridad que "avance hasta las últimas consecuencias en sede administrativa, mas allá de lo que la Justicia determine".

Marcelo Pato, secretario de Seguridad, se reunió anoche con jefes policiales y les dijo que "la línea de acción debe ser el profesionalismo" y que "no hay ningún justificativo que pueda apartar a ningún miembro de la fuerza de los procedimientos y protocolos en el uso de armas". Agregó: "La mano dura o el 'gatillo fácil' no será jamás el lineamiento en nuestra policía".

Ayer, el jefe de los fiscales de la provincia, el doctor Luis de la Rua, confirmó que "los peritajes serán realizados por la Gendarmería para garantizar la transparencia" del procedimiento, "ya que en la investigación hay policías presos". Al mismo tiempo, pidió a los familiares, amigos y vecinos: "Tengan cautela y paciencia que vamos a llegar al fondo de todo esto".

La Justicia ordenó la autopsia de la joven y una vez terminada la necropsia el cuerpo será entregado a la familia para su velatorio y sepultura.

En tanto, ocho policías continúan detenidos, entre ellos, el cabo 1° Abraham.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.