Tiroteo en Avellaneda: desafectaron al jefe de la DDI Lanús-Avellaneda y a otros ocho policías

El comisario mayor de la dependencia fue el primer desafectado tras el tiroteo
El comisario mayor de la dependencia fue el primer desafectado tras el tiroteo
(0)
30 de marzo de 2019  • 12:32

El jefe de la DDI Lanús-Avellaneda, comisario mayor José Hernández, y otros ocho policías de esa dependencia, incluidos los tres policías detenidos anoche, quedaron desafectados de sus funciones luego del tiroteo en el que murió un comisario de la Policía Federal y que dejó al descubierto una trama de extorsiones en una banda de efectivos de la Bonaerense.

La Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense junto a la fiscal de la UFI 4 de Avellaneda, Soledad Garibaldi, y personal de Gendarmería Nacional abrieron una investigación sobre la DDI a partir de lo ocurrido anoche.

En ese marco fue separado Hernández y los tres policías detenidos anoche tras el tiroteo: el subcomisario Luis Edgardo Otero (37), el oficial subayudante Silvio Ricardo Vergara (33) y el oficial Eduardo Angel Franicevich.

Además, fueron desafectados hoy dos efectivos del gabinete Antisecuestros, el oficial ayudante Schemberger Emiliano Daniel y el teniente primero Ricardo Aristides Fernández, que trabajaban junto a Otero y Vergara. Del sector Antidrogas, donde se desempeñaba Franicevich, fueron separados de su cargo el comisario Esteban Julián Arana, el teniente Primero Claudio Daniel Saldivia y el sargento Damián Antonio Pereyra,

Por su parte, una fuente judicial indicó a Télam que lo que denunció la mujer extorsionada ante la fiscal Garibaldi es que los policías de la Bonaerense le exigieron plata para no armarle una causa por drogas, la tuvieron 50 minutos esposada en un auto de la fuerza y luego fueron hasta su casa y le pidieron al marido 30.000 pesos.

Anoche, tenían que entregar los 170.000 restantes y ahí fue cuando los policías bonaerenses fueron sorprendidos por sus pares de la Federal y se originó el tiroteo.

Trasladado

El cabo primero de la Policía Federal Claudio De Carlo, quien fue herido de gravedad durante el tiroteo con efectivos de la Bonaerense en la localidad de Avellaneda, fue trasladado este mediodía al hospital Churruca del barrio porteño de Parque Patricios.

El traslado se realizó en un helicóptero de la fuerza que partió a las 11.20 desde el hospital Fiorito, adonde permanecía internado y fue operado luego de recibir cuatro disparos (en el cuello, abdomen y extremidades).

El jefe de la PFA, Néstor Roncaglia, concurrió al centro de salud para recibir al policía herido, que fue derivado al área de terapia intensiva.

Ya había sido llevado hasta allí el sargento Sergio Arán, que recibió un tiro en las piernas en el mismo episodio y permanecía fuera de peligro.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.