Usarán por primera vez un sistema de reconocimiento facial para atrapar prófugos

El sistema cruzará imágenes de 300 cámaras con la base de datos de personas con pedidos de captura
El sistema cruzará imágenes de 300 cámaras con la base de datos de personas con pedidos de captura Crédito: Policía de la Ciudad
Daniel Gallo
(0)
24 de abril de 2019  • 21:24

En la película El secreto de sus ojos, el personaje interpretado por Pablo Rago se sienta cada tarde en el hall de una cabecera ferroviaria. Espera paciente mientras sostiene la foto del asesino de su esposa. Quiere reconocer ese rostro entre los miles de anónimos que circulan por ahí. Está convencido de que en algún momento esa cara emergerá entre aquellos que pasaban cada día a su lado. Esa ficticia búsqueda artesanal es reemplazada ahora por una realidad que asume el mismo concepto de cacería sigilosa. Más de cuarenta mil fotos de sospechosos serán cargadas desde mañana en un sistema de reconocimiento facial que utilizará las cámaras de vigilancia de la ciudad de Buenos Aires.

Será la primera vez que se apelará en la Argentina a esa tecnología que puede comparar cientos de rostros al mismo tiempo y emitir un aviso instantáneo sobre el movimiento de un prófugo.

Comenzarán a buscar a 40.000 prófugos con un sistema de reconocimiento facial - Fuente: Télam

01:01
Video

El sistema procesará las imágenes online emitidas por 300 de las 6963 cámaras instaladas por el gobierno porteño. Esas unidades de vigilancia en calles y subtes que abastecerán de información al software adquirido a una empresa rusa –que otorgó esas 300 licencias de uso– serán rotadas según las necesidades de las investigaciones sobre personas buscadas por la Justicia. "Es un paso más en el programa integral de seguridad", comentó el vicejefe del gobierno porteño, Diego Santilli, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad.

"El 67% de los prófugos son del área metropolitana. Hay 1300 buscados por homicidios, 1500 por abusos sexuales y 15.000 por robos. Son delincuentes que conviven todos los días con nosotros y a los que tenemos que atrapar", dijo Santilli sobre los objetivos del plan que será presentado mañana. Un 20% de esos sospechosos son extranjeros y la posición oficial es detectarlos para acelerar su expulsión.

El sistema cruzará imágenes de 300 cámaras con la base de datos de personas con pedidos de captura
El sistema cruzará imágenes de 300 cámaras con la base de datos de personas con pedidos de captura Crédito: Policía de la Ciudad

El funcionario porteño está convencido de que el sistema de reconocimiento facial aportará ventajas a la estructura de la seguridad pública. Especialmente, al contar con la capacidad de sacar de las calles a delincuentes que reiteran sus crímenes pese a tener pedidos de captura. La apuesta oficial es que si un prófugo se mueve por la ciudad quedará expuesto por el control biométrico. Las pruebas realizadas por los equipos técnicos habrían dado un porcentaje de acierto superior al 93 por ciento. Gorras, capuchas y anteojos no servirían para confundir al ojo virtual.

Esos sistemas de inteligencia artificial que pueden trazar los movimientos de las personas son objetados en otros países, como Rusia y China, como mecanismos de control social. Santilli espera críticas políticas al reconocimiento facial implementado en la ciudad, pero se anticipa también con dos argumentos. Por un lado se utilizará una base de datos acotada a las búsquedas de prófugos y, por otra parte, se impulsará un control externo por parte de la Defensoría del Pueblo.

El defensor del Pueblo tendrá que verificar que los datos incorporados al sistema correspondan al sistema de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Conarc), información que es de libre acceso y que aporta los datos sobre las personas perseguidas por la Justicia en la Argentina, unas 46.000 en estos momentos. Ese será el universo de búsqueda para el software de reconocimiento facial. Los funcionarios porteños aclararon que será considerado ilegal el uso de ese sistema para el seguimiento de personas que no estuviesen previamente consignadas entre los pedidos de captura.

Los operadores de ese sistema de búsqueda apoyado en datos biométricos aseguraron, además, que solo quedarán guardadas las imágenes en las que aparezca algún sospechoso. Una vez identificado el prófugo, el sistema avisará a los observadores de las cámaras de vigilancia y la información llegará también a los celulares de los policías más cercanos para coordinar el arresto.

Más allá de este nuevo sistema de búsquedas y captura, las cámaras de seguridad porteñas tienen hoy un fuerte peso en la resolución de casos. Se espera que este año se supere los 150.000 pedidos judiciales de grabaciones callejeras.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.