10 restaurantes con historia

La Cava del Querandí en San Telmo
La Cava del Querandí en San Telmo Crédito: Facebook
Casonas recicladas, tabernas coloniales y hoteles sofisticados te proponen mucho más que un gran plan gourmet
Eugenia Tavano
(0)
10 de agosto de 2016  • 00:18

1) La Cava de El Querandí

En San Telmo, un conventillo del siglo XIX fue restaurado bajo la supervisión de la Dirección del Patrimonio Histórico, y hoy en su cava pueden apreciarse los abovedados que marcaron toda una época de la arquitectura porteña. En ese marco, conviene empezar por una tortilla a la española a la antigua, con chorizo colorado, morrones, ajo y cebolla, y seguir por unos churrasquitos de cerdo andino, con alcaparras, mostaza en grano, crema, tomates asados y puré de calabaza.

20% todos los días con Club La Nación ; Perú 322, San Telmo

2) Altos de Alem

La Bolsa de la city reparte su actividad en dos edificios: el de 1916, obra del arquitecto Cristophersen, y el más moderno (1977) de Mario R. Álvarez. Cada mediodía, su restó ofrece delicias como los sorrentinos neri, rellenos de pulpo y langostinos en crema de finas hierbas.

20% todos los días con Club La Nación , Alem 356, centro

3) La Posada de 1820

Sobre una estructura de más de 150 años, esta casa ofrece, como antes hacía la original posada, restaurar el hambre honrando las carnes y los pescados a la parrilla y las pastas caseras. Tiene más de 150 etiquetas de vinos.

20% todos los días con Club La Nación , Tucumán 501, centro

4) Pedemonte

El italiano José Pedemonte fundó en 1890 este lugar, que fue punto de encuentro de personalidades como Bartolomé Mitre o Rubén Darío. En su ambiente con maravillosos detalles de época hay que pedir la tarta de corazones de alcauciles, de fama mundial.

20% todos los días con Club La Nación , Av. de Mayo 682, centro

5) El Imparcial

Nació en 1860 como una taberna en la que no faltaban el vino ni las peleas entre partidarios políticos. Son emblemáticas sus recetas ibéricas, desde el puchero (con morcilla asturiana y codillo de cerdo) hasta la cazuela de mariscos y la paella.

20% todos los días con Club La Nación ,Hipólito Yrigoyen 1201 centro

6) Harturo

En Recoleta se alza uno de los pasajes más lindos de Buenos Aires: el del Correo, inaugurado en los años 20. En Harturo, uno de sus locales más distintivos, vale empezar por unas mollejas doradas al limón, con puré kabutia y salsa criolla.

20% de martes a viernes con Club La Nación , V. López 1661, Recoleta

7) Aralar

El restó del Hotel NH Jousten se ubica en el interior de un soberbio edificio de 1926 y su propuesta gourmet se basa en carnes y pescados, como el bifecito de entraña con guarnición de papas aplastadas con queso azul, o la pesca del día grillada con papines patagónicos a la sal.

20% todos los días con Club La Nación , Corrientes 280, centro

8) La Brasserie

Crédito: MARIA EUGENIA CERUTTI/ AFV

¿Quién no habló alguna vez de “el Plaza” como sinónimo de buen vivir? Desde 1909 se puede comer en su refinado salón de té, donde además cada mediodía se despliega un buffet en el que no faltan ensaladas, fiambres, platos calientes y una tentadora mesa de dulces.

20% todos los días con Club La Nación , Florida 1005, Recoleta

9) Puratierra

Para abrir su restaurant de cocina argentina, el cocinero Martín Molteni eligió una casona de Belgrano del siglo XX. ¿Qué pedir? Carbonada con cabrito de Malargüe en salsa crujiente, mollejas crocantes con miel de caña, puré de membrillo y gel de ají amarillo.

20% de lunes a sábado con Club La Nación , 3 de Febrero 1167, Belgrano

10) La Perla

Aunque nació hace casi 100 años, este bar de Balvanera se hizo célebre gracias a que Litto Nebbia y Tanguito compusieron allí “La balsa”. Declarado Bar Notable, convoca rockeros, artistas y porteños con su cafetería clásica, pastas caseras y una amplia carta de pizzas.

20% todos los días con Club La Nación , Rivadavia 2800, Balvanera

La nota fue publicada originalmente en la revista Club

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.