Alerta: el dengue que causa casos graves en Paraguay llegó a la Argentina

Fuente: AFP
Fabiola Czubaj
(0)
23 de enero de 2020  • 09:56

Las provincias están empezando a informar casos de dengue de viajeros que volvieron de Paraguay infectados con el tipo del virus que está circulando en más de la mitad del país vecino y hasta ahora no era el de mayor circulación en la Argentina. Esto eleva el riesgo de que este verano aumenten los casos graves de la enfermedad que transmite el mosquito Aedes aegypti.

Tras el movimiento turístico por las fiestas de fin de año y las primeras semanas de las vacaciones, según pudo recopilar LA NACION a través de la información que va difundiendo cada jurisdicción, se confirmó la infección por el serotipo DEN-4 en tres residentes de la villa 21-24 del sur porteño, un hombre de 60 años de la ciudad entrerriana de Paraná, una mujer de 42 años y un hombre de 48 años con su hijo de 14 de las localidades bonaerense de Moreno y Quilmes, y un vecino de 60 años de un barrio al norte de la capital santafecina.

También se informaron otros casos en estas primeras tres semanas del año por otros de los cuatro serotipos virales con mayor circulación en el país, DEN 1 y 2, tanto importados (viajeros a zonas con circulación viral) y autóctonos (sin antecedente de viaje). Corresponden a Rosario, la provincia de Misiones, Santa Fe, Jujuy, la ciudad y la provincia de Buenos Aires. Se espera la actualización de los datos de parte del Ministerio de Salud de la Nación.

Ayer, el ministro de Salud de Misiones, Oscar Alarcón, confirmó 35 casos en la provincia que está "en una cuña con 90% de frontera" con Brasil y Paraguay, según dijo a la agencia Télam. En Entre Ríos, en lo que va del año se registraron 11 casos, principalmente en Paraná, Gualeguaychú, Concordia y Diamante, según informó el Ministerio de Salud de esa provincia. Jujuy también confirmó dos nuevo casos importados de vecinos de las localidades de Monterrico y El Carmen que habían vuelto de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia. Formosa confirmó seis casos de personas que cruzaron a Paraguay y habría más de 40 casos sospechosos.

Mientras que las autoridades sanitarias brasileñas declararon la alerta para más de la mitad de los estados, entre los que está Río de Janeiro y otras ciudades turísticas del norte del país, en Paraguay avanza una epidemia que está teniendo su epicentro en Asunción y el departamento Central, ambos próximos a la frontera con Formosa. En Bolivia, las autoridades están alertando a la población por el aumento de los casos de dengue (ya se confirmaron más de 380).

El año pasado hubo 3.104.324 casos de dengue en la región, el valor histórico más alto de esta enfermedad. Solo Brasil notificó 2.201.115 casos a la OPS. Con Honduras, El Salvador, Belice y Nicaragua, fueron los países con más afectados en 2019. Bolivia informó 16.193 casos, Paraguay comunicó 11.237 y la Argentina, 3209 infecciones.

Controles en el Norte

Las autoridades de las provincias del norte afirman que están reforzando controles en las localidades más cercanas a los pasos fronterizos.

Quienes tengan síntomas como fiebre alta, dolor en los ojos y los músculos, náuseas y vómitos, con malestar generalizado y sarpullido deben consultar de inmediato en el centro de salud más cercano. Si acaban de volver de viaje, ayudará a guiar la sospecha clínica mencionarlo durante la consulta.

Fuente: Archivo

La infección por uno de los cuatro serotipos del virus del dengue (DEN-1 al 4) proporciona inmunidad contra ese tipo viral, pero una persona puede volver a contraer la infección por otro serotipo. Esas infecciones secundarias aumentan el riesgo de padecer la forma grave del dengue, que antes se conocía como hemorrágica. En el país, circulan todos los serotipos, pero en los casos autóctonos prevalecen las infecciones por los serotipos 1 y 2, por lo que la susceptibilidad a contraer una infección por DEN-4 es alta en la población.

En la villa 21-24 Zavaleta, Marta Braes es enfermera de la ambulancia de la Central de Emergencias Villera que asiste a los residentes del barrio próximo al Riachuelo e integra el área de Salud de la Junta Vecinal. Ahí, según comenta, los profesionales del área programática del Hospital Penna trabajaron con los vecinos que contrajeron la infección en Paraguay.

Oriunda de ese país, la enfermera especializada en emergentología sigue la evolución de la epidemia y prevé un alto riesgo en las próximas semanas. "Estamos trabajando desde 2016 por el dengue en el barrio -cuenta Braes-. Los casos que se confirmaron son vecinos que estuvieron en Paraguay y se infectaron con un serotipo distinto al que tuvimos años anteriores. Hicimos un relevamiento casa por casa para saber si habían descacharrado y concientizar sobre qué hacer con la basura y que los tachos u otros objetos no junten agua para evitar los reservorios de mosquitos. Con estos nuevos casos, el viernes [por mañana] vamos a salir a recorrer las casas con folletos e informar más a las familias. Por el momento, se necesita repelente para la prevención."

Con una epidemióloga, el equipo al que pertenece Braes capacitó a promotoras de la salud en la elaboración de repelentes orgánicos con citronela, que están listos para distribuir. "En una familia, acá [por la villa] hay ocho personas y un frasco de repelente no alcanza para muchos días", dice Braes.

Boletín epidemiológico

En el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud porteño, se informa que en las tres primeras semanas del año se notificaron 22 casos en 13 de las 15 comunas de la ciudad. Trece de esas personas viajaron en los últimos 15 días. El documento, difundido hace tres días, confirma tres casos de dengue tipo 4 en las comunas 4 (La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya) y 14 (Palermo), con un cuarto caso pendiente de identificación del serotipo en la comuna 4. El caso de Palermo es autóctono.

El Ministerio de Salud bonaerense incluyó en su boletín epidemiológico hasta el domingo pasado que en las dos primeras semanas del año se notificaron 28 casos sospechosos en 16 municipios desde Escobar hasta La Plata. Se confirmó la infección por DEN-4 en una mujer de Moreno que había viajado a Paraguay y el caso del padre y su hijo de Quilmes, que también habían viajado a ese país, que se consideran "probables". Solo se descartó un caso de Moreno entre los notificados y hay 22 que aún se están estudiando.

La eliminación activa de potenciales criaderos en las viviendas, las obras en construcción, los cementerios, las plazas, los hospitales, las escuelas, los comercios y la vía pública. Es una enfermedad que depende de la higiene ambiental cualquiera sea el nivel socioeconómico. Se estima que por cada persona enferma, se infectan entre 8 y 15 personas más que, a la vez, continúan el ciclo de transmisión a través del mosquito vector.

"Eliminar los criaderos del Aedes aegypti es clave y, para eso, tanto la población como todos los lugares de trabajo, las escuelas así como los gobiernos locales deben intensificar el ordenamiento ambiental", sostuvo José Luis San Martín, asesor regional en dengue de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ante la consulta de LA NACION.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.