"Aún no es para turistas". Anuncian el regreso de los vuelos y colectivos de larga distancia

El ministro de Transporte, Mario Meoni
El ministro de Transporte, Mario Meoni Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Delfina Torres Cabreros
(0)
14 de octubre de 2020  • 17:43

De pie entre las puertas 12 y 13 del Aeroparque Jorge Newbery, en el sector en el que casi siete meses atrás los pasajeros se sentaban a esperar el llamado para embarcar, los ministros de Transporte, Mario Meoni, y de Turismo, Matías Lammens, anunciaron el regreso de los vuelos regulares de cabotaje y de los servicios terrestres de larga distancia, suspendidos desde marzo como medida preventiva para contener la expansión del Covid-19.

En una primera etapa estos servicios podrán ser utilizados solo por trabajadores esenciales y personas que deban trasladarse por cuestiones de salud más un acompañante en caso de que sea necesario. Según anticiparon los funcionarios, la posibilidad de ampliar los vuelos a turistas y pasajeros en general se dejará para más adelante, con la intención de que se concrete antes de fin de año.

Meoni dijo que la resolución ya está escrita y que se publicará en el Boletín Oficial mañana o el viernes, pero anticipó que el restablecimiento de los vuelos de cabotaje "no será inmediato" y dependerá de la demanda que tengan las empresas y de la voluntad de las distintas provincias. Según detalló, ayer todos los gobernadores y gobernadoras fueron notificados formalmente del reinicio de los servicios de larga distancia y el Gobierno nacional espera ahora su "devolución".

El titular de Transporte anticipó que "la gran mayoría está permeable a la apertura y hay un alto interés por conseguir cierta conectividad", que en un primer momento podría ser de apenas una o dos frecuencias semanales. Luego de la conferencia, Meoni aseguró a LA NACION que no hay ninguna provincia que le haya manifestado hasta el momento su decisión de no permitir el ingreso de servicios y que, por el contrario, muchas ya le confirmaron su aval.

"Este es un gran primer paso para pensar la agenda de la pos pandemia", dijo Matías Lammens, y señaló que espera que el reinicio de los servicios no "ponga en riesgo lo logrado hasta ahora" en términos de contención de la pandemia, por lo que buscarán que será un proceso "gradual". Sin embargo, reiteró la decisión de que "haya temporada de verano", lo que implicaría que los servicios se amplíen al público en general en los próximos meses.

La intención del Gobierno es que tanto los vuelos de cabotaje como internacionales estén operando regularmente y disponibles para cualquier pasajero a fin de año. "Espero que el sistema aeronáutico esté normalizado para enero", dijo a este medio la titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli, también presente en el anuncio. Sin embargo, eso no significa que el mercado recupere el volumen que tenía antes de la pandemia, para lo que creen que habrá que esperar -en línea con las proyecciones que hacen los organismos internacionales- alrededor de tres años.

Respecto de los cuidados que deberán tomar tanto los pasajeros como las empresas, el Gobierno nacional definió "protocolos comunes", que se aplicarán en los espacios de jurisdicción nacional, pero cada provincia podrá definir sus propias condiciones para el ingreso de personas, con mayores o menores restricciones.

El ministro de Transporte, Mario Meoni, aseguró que ninguna provincia le anticipó su negativa a recibir vuelos
El ministro de Transporte, Mario Meoni, aseguró que ninguna provincia le anticipó su negativa a recibir vuelos Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

No se prevé que los aviones vuelen con parte de los asientos vacíos, debido a que el Gobierno considera que la tecnología de filtros de aire HEPA que existe en las cabinas convierte a los aviones en un medio de transporte seguro. En cambio, sí se podría limitar la capacidad de trenes y colectivos de larga distancia. Además, Meoni explicó luego de la conferencia que cada pasajero recibirá al momento de viajar un kit con un "barbijo tricapa" y 100 mililitros de alcohol en gel.

Por otro lado, el funcionario señaló que buscarán "la trazabilidad" de los pasajeros. Es decir, registrar su recorrido para que, en caso de que se contagie de Covid-19, se pueda determinar dónde estuvo y con quiénes compartió el transporte para tomar las medidas necesarias de prevención. En esta línea, el ministro adelantó que tanto los tickets de avión como los pasajes de colectivo tendrán un código QR asociado al asiento, por lo que se podrá reconstruir las ubicaciones de los pasajeros.

Si bien el anuncio estuvo enfocado en los vuelos de cabotaje, Meoni dijo que esperan autorizar los vuelos internacionales regulares también en los próximos días. Sin embargo, el ingreso al país seguirá acotado a argentinos, residentes del país o personas con permisos especiales.

Según dijo Tamburelli a este medio, hasta el momento ANAC autorizó a volar a "todas las líneas aéreas que pidieron autorización". "A lo sumo lo que hicimos fue dar menos frecuencias de las que pedían, de acuerdo a lo que consideramos pertinente desde el punto de vista sanitario", agregó.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens
El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Para octubre Tamburelli dijo que ya están autorizadas 16 líneas aéreas y tienen hasta el momento 200 pedidos de vuelos, algunos autorizados y otros con trámites pendientes. Sin embargo, anticipó que se autorizarán "cómo mínimo 200" y añadió que esperan que la habilitación de los vuelos regulares genere que más empresas decidan volar en las próximas semanas.

Por otro lado, Meoni confirmó que el aeropuerto de El Palomar continuará operativo en el corto plazo, pero que el Gobierno realizará un "estudio extenso" de las condiciones de infraestructura de esa terminal para saber si, en función de lo que es necesario invertir y la cantidad de pasajeros que proyecta transportar en los próximos 10 años, es sustentable económicamente. "Ustedes saben, en principio yo no tiendo a pensar que sea sustentable el aeropuerto en términos económicos, lo que no tiene que ver con las aerolíneas que operan ahí", agregó Meoni, que ya dijo en varias oportunidades que considera que tener tres aeropuertos en el Área Metropolitana de Buenos Aires es un exceso.

Los funcionarios señalaron que, así como en Bariloche se puso en marcha una "experiencia piloto" de actividad turística, esa prueba se repetirá en otros puntos del país y es esperable que la habilitación de esa actividad no se dé al mismo tiempo en todo el país. Además, Lammens anticipó que se implementará un sistema de "semáforo de localidades", que las identificará con los colores rojo, verde y amarillo según su situación sanitaria, algo que en las últimas horas se decidió hacer dentro de la Comunidad Europea.

Detrás de los ministros se observaban las obras de ensanchamiento de la pista de aterrizaje de Aeroparque, que se realizan conjuntamente con la ampliación de la terminal de vuelos internacionales, con lo que se espera que el aeropuerto esté en condiciones de alojar los vuelos regionales a partir de su reapertura. Aunque estaba planificado que las obras terminaran en diciembre, Meoni dijo que calculan que estarán listas para fines de enero y se espera que el aeropuerto esté operativo "entre febrero y marzo". Mientras tanto, todos los vuelos serán reubicados en el aeropuerto de Ezeiza.

.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.