Cambiemos busca prohibir a los "trapitos" en la provincia de Buenos Aires

El proyecto busca prohibir a los cuidacoches y limpiavidrios en toda la provincia
El proyecto busca prohibir a los cuidacoches y limpiavidrios en toda la provincia
Rosario Marina
(0)
20 de marzo de 2019  • 16:11

LA PLATA.- Legisladores de Cambiemos presentaron un proyecto de ley que busca eliminar de la calle a los cuidacoches y limpiavidrios. Hasta ahora, la actividad se encuentra en un vacío legal y no existen estadísticas en la provincia de Buenos Aires sobre cuántos son.

Voceros de la gobernadora María Eugenia Vidal explicaron a LA NACION que "la provincia está de acuerdo con que se discuta el tema en la Legislatura". El proyecto es muy similar al que ya está en vigencia en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, aprobado en diciembre del año pasado.

Aunque no hay datos provinciales, en Mar del Plata calcularon que hubo unos 3.000 "trapitos" durante toda la temporada de verano. Y en La Plata, donde tampoco hay datos oficiales, se estiman que son unos 35 focalizados en centro, microcentro, el bosque y la zona cercana a la UOCRA.

En su artículo 1, el proyecto indica: "Prohíbase en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires la actividad de cuidacoches y de limpiavidrios sin autorización legal". Según el diputado Guillermo Castello, quien responde a Elisa Carrió y pertenece a la alianza Cambiemos, el proyecto busca "defender la libertad individual y la vía pública sancionando a los que se ofrezcan como cuidacoches o limpiavidrios sin autorización legal".

El proyecto lleva la firma de los diputados Guillermo Castello y Matías Ranzini. En el texto, definen a los limpiavidrios como aquellos que realizan "acciones que van desde limpiar vidrios, reservar lugares para estacionar, guiar el estacionamiento o cuidar coches, sea que estén estacionados o momentáneamente detenidos, como en los semáforos". La prohibición también alcanzaría a quienes no exijan dinero por esta acción.

Los diputados plantean modificar el Código de Faltas de la provincia para agregar el siguiente texto en el artículo 94: "Quien ofrezca de manera directa o indirecta el servicio de cuidacoches, limpiavidrios u otro tipo de servicios similares no requeridos, a conductores de cualquier tipo de automotor en la vía pública, sea que se encontraren estacionados en la vía pública o que hubieren detenido su marcha momentáneamente, sin autorización legal, en forma gratuita, onerosa o a cambio de retribución voluntaria de quien recibe el servicio, será sancionado con multa entre el dos (2) y el diez (10) por ciento del haber mensual del Agente de Seguridad (Agrupamiento Comando) de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, y/o uno (2) a (10) días de arresto".

"Hay que terminar con esta actividad de quienes se apropian del espacio público extorsionado y apretando a los ciudadanos. Los cuidacoches y limpiavidrios se han arrogado un deber del Estado, como es brindar seguridad y protección a los bienes", explicó el diputado Castello.

"Los vecinos se ven extorsionados y con miedo por estas personas que usan el espacio público en su beneficio personal. Creemos que los espacios públicos son de todos, que en los lugares donde hay una gratuidad para estacionar nadie tiene por qué cobrarte, ni a voluntad ni nada, por eso teníamos que darle un marco normativo a prohibir y penar esta actividad", dijo a LA NACION el diputado Ranzini.

Además, advirtió que "el Poder Ejecutivo habilitó la discusión porque es una preocupación ciudadana". El proyecto tomará estado parlamentario recién en la próxima sesión legislativa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.