Cambio de época: por primera vez, dos mujeres son las rectoras del Colegio Nacional Buenos Aires y el Carlos Pellegrini

Ana Barral y Valeria Bergman
Ana Barral y Valeria Bergman Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Soledad Vallejos
(0)
12 de diciembre de 2018  • 15:47

Eran las favoritas, y hoy se convirtieron en flamantes rectoras. Por primera vez, dos mujeres ocuparán en simultáneo el máximo cargo en los colegios preuniversitarios Nacional Buenos Aires (CNBA) y Carlos Pellegrini, dependientes de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Luego de haber logrado la mayoría de los votos en una asamblea realizada esta mañana en el Consejo Superior de la UBA –integrado por los 13 decanos de esa casa universitaria y los consejeros en representación de profesores, graduados y estudiantes– Valeria Bergman (51) y Ana María Barral (55) fueron las elegidas para suceder a Gustavo Zorzoli y Leandro Rodríguez.

En una entrevista con LA NACION, ambas confiaron que asumirán como dos de sus principales desafíos la implementación de manera transversal de la ley de Educación Sexual Integral (ESI), de 1° a 5° año, y el compromiso con las diversas problemáticas adolescentes vinculadas con cuestiones de género, según coincidieron, en un contexto convulsionado por denuncias de abuso, escraches y conflictos.

Ana Barral y Valeria Bergman
Ana Barral y Valeria Bergman Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

"Teniendo en cuenta los movimientos feministas que marcan la época, celebro la decisión de haber sido elegida como rectora. En mi caso, seré la primera mujer en ocupar el cargo, lo que también significa un avance en el objetivo de lograr una mayor igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres", responde Barral, flamante rectora del Carlos Pellegrini, que trabaja en el colegio desde hace 28 años como profesora de Ciencias Naturales.

Para Bergman, la candidata elegida para conducir el CNBA, el desafío será el de "mantener la tradición del colegio y aggionarlo a la adolescencia de hoy, con la idea de apostar siempre al diálogo en la institución, y acordar consensos".

Denuncias por abuso

Aunque Bergman siempre estuvo posicionada como la favorita, un grupo de estudiantes no veía con entusiasmo la posibilidad de que la académica resultara elegida, ya que de acuerdo con su punto de vista, no había respaldado los reclamos de exalumnas sobre supuestos abusos de parte de docentes y autoridades. Esas denuncias fueron realizadas el 27 de septiembre pasado por tres exalumnas en contra de dos vicerrectores que ya no trabajan más en el colegio, cuatro profesores, un regente y y un preceptor, durante un acto de promoción en el Aula Magna del CNBA. Ante esta inquietud, Bergman dijo que "se actuó de la mejor manera posible", y que había sido aplicado el protocolo de violencia de género vigente en la UBA para estos casos.

Ana Barral y Valeria Bergman
Ana Barral y Valeria Bergman Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

"Asumo una rectoría de puertas abiertas, y me comprometo a capacitar a los docentes, a los auxiliares y programar talleres y programas innovadores de participación para identificar problemas".

En el caso de Bergman, que es licenciada en psicología y hasta la actualidad ejerce como titular de esa materia en 5° año, además de dictar clases en el Carlos Pellegrini desde 1990, no se trata de la primera mujer en dirigir el CNBA. Entre la lista de varones que ocuparon el cargo, el nombre de Virginia González Gass había sido la excepción durante los más de 150 años de historia del colegio, cuando asumió en 2007 luego de la partida de Horacio Sanguinetti. Pero no completó su mandato y fue destituida nueve meses antes del fin del ciclo.

Las tomas y los días sin clases

Este año, el Carlos Pellegrini marcó un récord de días de clases perdidos. En septiembre pasado, se llegaron a contabilizar unos 30 establecimientos de educación media tomados en protesta a la reforma educativa que impulsaba el gobierno porteño en la Ciudad de Buenos Aires. Y aunque si bien dicha reforma no alcanzaba a estos colegios preuniversitarios, las tomas "en solidaridad" que se impulsaron desde ambas instituciones tuvieron una repercusión inmediata.

"Creo que nuestras escuelas se caracterizan por un enorme prestigio académico, una trayectoria destacada, de inclusión –apunta Barral–. Y también somos conscientes de que son como una caja de resonancia en temas vinculados tanto a lo académico como lo social. Todo lo que aquí resuena se expande hacia afuera rápidamente. Por eso, en referencia a las tomas, creo que nos debemos un verdadero debate. Pensamos en nuestros colegios como formadores de estudiantes con pensamiento crítico, con gran capacidad de reflexión y capacidad para resolver situaciones conflictivas. Y estoy segura de que existen otras posibilidades de resolución alternativas a una toma, que siempre es la última instancia".

Bergman concuerda con su colega en que hubo muchos días perdidos este año, y se entusiasma con la idea de que lo político y lo académico se discutan sin interrumpir las clases. "El diálogo siempre estará abierto para darle lugar a la participación democrática y ciudadana de los alumnos. No estamos a favor ni en contra de las tomas, pero un debate político no debería ser un obstáculo para que las clases se interrumpan", desliza Bergman.

Entre una histórica lista de retratos masculinos, asoman en la cima de la gestión dos mujeres. "En este momento de la historia donde la presencia de un gran movimiento feminista es tan importante, ejercer este rol es un desafío enorme. Un logro", cierra Barral.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.