Con requisitos más duros, vuelven a autorizar las raves en la Ciudad