Coronavirus en la Argentina: en Río Gallegos, una escalada de contagios puso al límite el sistema de salud

El gobierno de Alicia Kirchner decretó el regreso a la fase de aislamiento obligatorio el 31 de julio pasado
El gobierno de Alicia Kirchner decretó el regreso a la fase de aislamiento obligatorio el 31 de julio pasado
(0)
8 de agosto de 2020  • 14:08

EL CALAFATE.- Con 439 casos activos, la ciudad de Río Gallegos está definida como zona de transmisión comunitaria de coronavirus, en tanto que el sistema de salud entró en un clima "de tensión", según definieron hoy las autoridades nacionales.

El porcentaje de ocupación de camas de la Unidad de Terapia Intensiva de adultos es de 78% en la capital provincial y el gobierno local trabaja para traer a profesionales de otras provincias.

"El sistema de salud está en tensión en la provincia de Jujuy y Santa Cruz, específicamente en Río Gallegos", dijo esta mañana la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Según datos oficiales, la provincia cuenta con 14 camas en la UTI del Hospital Regional de Río Gallegos (HRRG) en el área roja (destinada para Covid-19), en tanto que el Hospital Militar dispuso de seis camas con respiradores, para los cuales es necesario sumarle profesionales exclusivos para el área de coronavirus.

En un informe presentado ante los diputados provinciales, el ministro de Salud, Juan Carlos Nadalich, señaló que la situación era crítica. "Explicó que se está pensando en ampliar la UTI roja con 7 camas más. Y para eso había que sacar una terapia intermedia que hay en el hospital y llevarla a otro lado", detalló el diputado provincial Daniel Roquel, presente en la reunión. Y agregó que en ese mismo informe, Nadalich explicó que estaban a la espera que lleguen a la ciudad profesionales de salud de otras provincias.

"No nos dijeron ni cuándo, ni cuántos podrían ser, dado que faltan profesionales en todo el país", afirmó el diputado a LA NACION. Uno de los problemas es que muchos de los enfermeros que trabajan en el hospital militar trabajan también en el HRRG en el sector no-Covid, entonces sería riesgoso ponerlos a trabajar en pacientes con Covid-19, teniendo en cuenta potenciales contagios, precisó.

Desde el inicio de la pandemia, la provincia registra un total de 777 casos positivos de los cuales 499 hoy están activos, 273 pacientes recibieron el alta y cinco fallecieron (cuatro en Río Gallegos y uno San Julián). La capital provincial cuenta a estas horas con 439 casos, en tanto El Calafate, con 51 casos, es la segunda ciudad con mas casos en la provincia, y le siguen Puerto San Julián y Río Turbio, con cuatro casos y Perito Moreno, con uno.

Según el reporte del ministerio de Salud provincial, la media de edad de los pacientes en la provincia es de 36 años, de los cuales el 49% son mujeres, y el 51% son hombres.

El porcentaje de ocupación de camas de todos los servicios es del 35% en todos los establecimientos de la provincia. En Río Gallegos es de 47%. En tanto que el porcentaje de ocupación de unidades de terapia intensiva (UTI) de adultos es de 47 % en establecimientos públicos y privados de la provincia, mientras que en Río Gallegos la cifra trepa al 78%.

Reclamos

El 4 de agosto pasado, trabajadores del Hospital Regional de Río Gallegos habían advertido ante el ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, que hasta el día anterior el centro de salud tenía "10 pacientes con Covid-19 en UTI roja, y 4 pacientes en UTI Polimodal, siendo el total de UTI disponibles de 14, con lo cual el sistema se encuentra a punto de llegar a su máxima capacidad de atención".

En la nota, los trabajadores también dan cuenta de la falta de médicos en de terapia intensiva, cuyo número "es de cinco de planta permanente con dos médicos cumpliendo aislamiento preventivo, existiendo 2 o 3 médicos ayudando en esta área en forma circunstancial", detallaban. En cuanto al personal que opera los respiradores, afirman que son 6 profesionales, de los cuales 2 se encuentran en aislamiento. Y que en el caso de los enfermeros, la planta es de 45, 13 de los cuales están en aislamiento.

Retroceso y falta de agua

Desde el 31 de julio, y tras la escalada de contagios por coronavirus, la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, resolvió ingresar a la fase de aislamiento social obligatorio. Las medidas, en tándem con la intendencia de Río Gallegos, apuntan a disminuir la circulación de la población en la capital provincial por dos semanas.

La decisión se tomó en una reunión de gabinete luego que la cartera de salud presentara el informe de la situación epidemiológica de la ciudad, que sufre una escalada desde el 14 de julio pasado. Por esa razón, se dispuso reducir la circulación vehicular de 10 a 17 horas por número de DNI, a la vez que estipula actividades esenciales que estarán exceptuadas en el marco de los próximos 14 días.

En medio de la escalada de contagios por coronavirus, la rotura en el Acueducto de Palermo Aike-Río Gallegos, dejó durante dos días a la capital provincial sin agua. Tras el arreglo, la gobernadora firmó un convenio con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación para la realización de obras de agua y redes de desagüe en la provincia, que se ejecutarán en 17 municipios y comisiones de fomento santacruceños.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.