Coronavirus en la Argentina. Sin cierre: Los boliches ya están devolviendo la plata de las fiestas de egresados

La situación actual de la pandemia hace impensable realizar una fiesta aún con los protocolos de seguridad
La situación actual de la pandemia hace impensable realizar una fiesta aún con los protocolos de seguridad Crédito: Gentileza
Silvina Vitale
(0)
28 de septiembre de 2020  • 09:40

Ante la falta de certezas, muchos dueños de boliches y familias acordaron la devolución del dinero de las fiestas de egresados. A pocos meses de fin de año, y sin novedades para el sector de eventos, será difícil que las celebraciones por el egreso de miles de chicos que terminan la escuela secundaria se realicen durante este 2020.

Con fiestas señadas e incluso totalmente pagas, muchas de ellas desde 2019, ya que la fecha suele reservarse con un año de anticipación, la incertidumbre le ganó a uno de los rubros más golpeados por la pandemia: a esta altura, los organizadores están llamando a las familias para devolverles la plata. Pese a que los locales bailables presentaron protocolos para la vuelta, como la reducción de la capacidad al 50%, la situación actual de la pandemia hace impensable realizar una fiesta aún con las medidas de seguridad.

"Soy mamá de un alumno de quinto año, y durante todo el año pasado los tres quintos años del colegio juntamos la plata para la fiesta que era en noviembre, con toda la ilusión que esto conlleva. Por suerte, el lugar que contratamos nos dio la opción de devolvernos el dinero o posponer la fecha hasta nuevo aviso, que lo más probable es que sea el año que viene. Tanto el quinto de mi hijo como los otros dos, optaron por la devolución del dinero ya que no se sabe qué va a pasar", cuenta Lilliana Bravo, de Villa Urquiza.

"Es todo muy atípico, los chicos quedaron muy tristes porque tenían la ilusión de tener su fiesta, pero la realidad es que si se hace el año que viene no es lo mismo, ya están en otra etapa. Con toda la pena del mundo, los padres les preguntamos qué querían y ellos decidieron que lo mejor era la devolución del dinero", agrega.

"Nosotros teníamos previsto abrir en octubre, con las medidas protocolares, con el 50% de la capacidad, tomando los datos sanitarios a todo el mundo. Las fiestas contratadas de egresados no iban a poder convocar a una cantidad fenomenal de gente, pero sí iban a tener una cantidad mínima de invitados y los chicos iban a poder tener su fiesta. Pero en este contexto de contagios, con los epidemiólogos diciendo que están desbordados, no podemos asegurar nada. Hoy no sabemos qué va a pasar", asegura Carlos López, presidente de la Cámara Empresaria de Discotecas y Bares de la Provincia de Buenos Aires (CEDIBBA) y dueño del boliche Chankanab en San Martín.

Según López, una gran mayoría de boliches tenían las fiestas de egresados tomadas de año a año, y ya pagas, pero en el 80% de los casos se terminó devolviendo el dinero porque fue lo que la mayoría de las familias pidió. En otros casos decidieron esperar y se les mantuvo la seña o el pago. "La fiesta se canceló por votación del curso; estaba la opción de reprogramar, pero los chicos no quisieron. Hablé con mi hija y ya no le interesa", asegura Marcela Portilla, mamá de una alumna de la zona de Villa Ortúzar.

"Este año no hay ni fiesta ni egresados. No los podemos sentar en un pupitre y menos meterlos en un boliche para un festejo. Es la fiesta que están esperando toda su vida, pero este año no va a haber nada", sentencia Omar Capalbo, presidente de la Cámara de Empresarios de Discotecas y Entretenimiento de la ciudad de Buenos Aires (CEDEBA).

"Oficialmente no hay nada, extraoficialmente nos van a permitir la reapertura aproximadamente en marzo. Fuimos de los primeros en cerrar porque el decreto nos llegó a nosotros el 12 de marzo y vamos a ser los últimos en volver", afirma el dueño de uno de los boliches que más fiestas de egresados concentra en la zona de San Martín.

Marzo o abril

La dinámica a partir de la pandemia es que se devuelve el total de la plata o se retiene un 50% de la seña para el momento en el que se pueda hacer. "Pero la mayoría de los colegios están tomando el 100% de la devolución y muy pocos están esperando hasta último momento. Yo a todos les contesto lo mismo: en un 99% las fiestas no van a poder hacerse este año", dice.

La esperanza está en la vacuna, que les dé la posibilidad de una habilitación a los boliches para marzo o abril. "De todas formas, no creo que los chicos la quieran hacer el año que viene, una vez que terminan la secundaria la mitad de ellos se pierde", advierte.

Una fiesta de egresados en el boliche Chankanab, en San Martín
Una fiesta de egresados en el boliche Chankanab, en San Martín Crédito: Gentileza

En la misma situación está Museum, el boliche de San Telmo que reúne entre 1000 y 1200 personas en sus fiestas de egresados. Para Alejandro Calvo, a cargo de la organización, todavía están en una situación de espera. "Las fiestas se podrían hacer con menos cantidad de gente, y con los protocolos necesarios, quizá en febrero, marzo, abril. Todavía no tenemos una fecha. Vamos a pedir que nos habiliten, pero todavía no hay nada confirmado. Muchos padres quieren esperar, pero en el caso de que no puedan hacerse se llegará a un arreglo de común acuerdo", agrega.

"Todos los que vendemos fiestas de egresados estamos en este rubro hace más de 25 años y ninguno va a dar un portazo y se va a ir, vamos a devolver la plata a quienes así lo requieran. Esta es una relación entre privados, el público que es el egresado es el que queremos mantener, lo que menos queremos es quedar mal con ellos. Al que quiera que se le devuelva la plata, se le va a devolver y al que quiera la fiesta vamos a hacer todo lo posible para dársela dentro de la reglamentación que nos exijan las autoridades municipales y nacionales", finaliza López.

Capalbo, en tanto, considera que padres y boliches deben llegar a un acuerdo en cuanto a la devolución del dinero. "Yo compré una fiesta y cuando me devuelven la plata ¿me devuelven la cuarta parte de la fiesta, la mitad, el 20%, el 30%? Acá hay un daño hacia las familias, que si bien no es culpa de los boliches, tienen que ser esfuerzos compartidos, es decir, yo te debo 10 pesos, pero me cerraron el negocio, vos perdés 5 y yo pongo 5", agrega. Por otra parte, Capalbo asegura que en CABA el 30% de los boliches no van a volver a abrir, "están en venta o en situación de quebranto".

En cuanto a las habilitaciones, desde la Dirección General de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (DGFyC), que maneja la Agencia Gubernamental de Control (AGC) aseguran que por el momento no tienen ninguna información.

Por su parte, Marcelo Montero, director provincial de seguridad del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, señala que por ahora en Provincia se están presentando protocolos para abrir bares, restaurantes, confiterías únicamente con mesas afuera, "pero por ahora boliches no".

"Las fiestas de egresados no tienen posibilidad, más adelante veremos qué pasa, hay que ver como sigue el tema de la pandemia. En los boliches hemos trabajado en varios protocolos, pero hoy estamos en uno de los picos máximos de contagios por coronavirus y no hay medidas de seguridad que funcionen para las discotecas. Conocemos la situación de la gente que tiene boliches que están cerrados hace seis o siete meses, pero esto es una pandemia a nivel mundial. Es muy difícil otorgar permisos y luego tener que volver para atrás. Esto es día a día, quizá mañana baja la cantidad de contagios y se verá de otra manera", finaliza.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.