En el marco de la pandemia, un grupo de trabajadores impulsó una iniciativa que trascendió las fronteras de la fábrica y logró gran impacto en la comunidad así fue como un complejo sistema industrial adaptó su esquema productivo para desarrollar un elemento de protección personal clave.
En el marco de la pandemia, un grupo de trabajadores impulsó una iniciativa que trascendió las fronteras de la fábrica y logró gran impacto en la comunidad así fue como un complejo sistema industrial adaptó su esquema productivo para desarrollar un elemento de protección personal clave.
(0)
7 de mayo de 2020  • 17:58

A 80 km de la Capital Federal, en la planta de Tenaris en Campana que produce tubos para la industria petrolera, un equipo multidisciplinario llevó adelante un proyecto de alto impacto en la comunidad.

Durante los primeros días de la pandemia, y con el objetivo de trabajar de manera cada vez más segura, se analizaron en la fábrica diferentes iniciativas sobre el uso de impresoras 3D para producir máscaras faciales. Estas tenían un limitante común: los tiempos de impresión, ya que imprimir una máscara puede llevar entre 15 y 30 minutos aproximadamente. Así, con este desafío en mente, se conformó un grupo de trabajo que comenzó a adaptar equipos ya existentes dentro de la planta para fabricar estas mismas máscaras, pero de manera mucho más rápida y eficiente.

"Si bien es un momento complejo y difícil, sabíamos que la única forma de salir adelante era haciéndolo todos juntos, cada uno contribuyendo con su granito de arena", cuenta Santiago Cerri, responsable de la operación del Centro Industrial.

Velozmente se sumaron voluntarios de distintas áreas de la planta y se comenzaron con las primeras pruebas. Y así, con mucho empeño y esfuerzo para la puesta en marcha, y luego de unos días, se logró finalizar una primera partida de estas máscaras compuestas por una lámina de acetato, vincha plástica y elástico . El uso de estas máscaras brinda una protección adicional al uso de barbijos.

"Estamos atravesando un momento que requiere de mucha solidaridad," explica Fernando Rondot, que trabaja en la planta de Tenaris en Campana. "Hay gente de distintas áreas que ya se acostumbró a tomarse la media hora de descanso armando protectores faciales. Así de fuerte es el compromiso de la gente."

De producir protectores para tubos de acero a hacer máscaras que cuidan vidas

01:08
Video

La compañía había reforzado los procedimientos de seguridad, intensificando la limpieza, repartiendo cubre bocas de uso obligatorio y distribuyendo kits de limpieza e higiene entre sus colaboradores de planta. Los protectores faciales vinieron a complementar esas medidas preventivas de contagio.

Con una primera tanda de protectores ya producidos, estos mismos colaboradores, junto a otros compañeros de la empresa, salieron a distribuir personalmente entre los vecinos de Campana la primera tanda de casi 30.000 unidades, incluyendo también a los servicios de Gendarmería, Cruz Roja, y los trabajadores de la salud de distintas instituciones hospitalarias.

Puertas afuera de la empresa, los protectores fueron recibidos por la comunidad con entusiasmo: "Vamos a distribuir los protectores al personal que está patrullando en los móviles policiales y al que está afectado a los operativos dinámicos de control junto a Prefectura y Policía Local", detalla Rubén Juárez, Jefe del Comando Patrulla Campana.

"El impacto que esta iniciativa generó en la comunidad fue sorprendente. La energía que moviliza este proyecto hace que las metas se vayan superando semana a semana." expresó Javier Martínez Álvarez, presidente de Tenaris Cono Sur.

Actualmente se están programando entregas adicionales a vecinos de diferentes barrios de la zona y en otras localidades donde opera la empresa. Incluso llegando a localidades de donde los empleados son oriundos, tendiendo así puentes aún más amplios con la comunidad. Como ejemplo está el caso de Tomás Peyré, especialista de Automación de Tenaris, y quien, al conocer esta iniciativa, dio los primeros pasos para la donación de 500 máscaras en su localidad natal de Las Flores, distante 200 kilómetros de Campana.

"Esta iniciativa forma parte del programa de respuesta al COVID-19 que estamos llevando adelante en nuestras comunidades" explicó Erika Bienek, Directora de Relaciones con la Comunidad del Grupo Techint, y agregó que "este programa comprende una inversión de US$ 3.9 millones en Argentina, y el objetivo principal es fortalecer la estructura sanitaria de más de 15 hospitales de las distintas comunidades donde opera el Grupo Techint en el país. Utilizando las capacidades globales de compra e ingeniería, el apoyo incluye la provisión de respiradores para terapias intensivas e intermedias, más de 500 equipos para hospitales y cerca de 270.000 elementos de bioseguridad para los cuerpos médicos y de enfermería, contribución a hospitales solidarios, apoyar a emprendedores locales de respiradores, poner el hotel de Tenaris a disposición del municipio de Campana y compartir conocimiento de nuestra red de hospitales de Humanitas en Italia".

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.