Cuarentena. Crece el conflicto para ingresar a San Luis desde distintas provincias

Muchos caminos de ingreso a San Luis están bloqueados con terraplenes
Muchos caminos de ingreso a San Luis están bloqueados con terraplenes Crédito: Foto cedida
Gabriela Origlia
(0)
26 de agosto de 2020  • 12:56

CORDOBA.- La próxima semana habría nuevas protestas por las cada vez mayores dificultades de los productores de Córdoba, La Pampa y Mendoza que tienen campos propios o arrendados en San Luis y no pueden ingresar. Para entrar a la provincia gobernada por Alberto Rodríguez Saá se requiere, además de la realización del PCR, una cuarentena de siete días en hotel y un nuevo hisopado. El costo de ese trámite es entre $25.000 y $30.000.

El conflicto comenzó en abril y se fue profundizando a punto tal que llegó a la Corte Suprema de Justicia hace un mes- La elevación la dispuso el juez federal de Río Cuarto, Carlos Ochoa, quien falló a favor de los productores cordobeses que presentaron un amparo por "violaciones constitucionales" provocadas por el bloqueo de rutas y límites interprovinciales y que incluyen el cierre de la ruta nacional 8, además de una provincial y caminos rurales.

Horas después del fallo de Ochoa, su par de San Luis dictó una cautelar que establece que las medidas adoptadas por esa provincia respecto a los ingresos y egresos, son válidas. La procuradora general de la Nación, Laura Monti, dictaminó que el tema "no es federal", sino que debe ser resuelto por jueces provinciales. Su dictamen no es vinculante.

La gente está muy enojada, cada vez es peor. No dejan entrar y salir, ni siquiera cumpliendo las condiciones
David Tonello, presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto

"La gente está muy enojada, cada vez es peor -dice a LA NACION David Tonello, presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto-. No dejan entrar y salir, ni siquiera cumpliendo las condiciones. Hay un proceso largo que siempre depende de que acepten el permiso. En mi caso, alquilo un campo en Saladillo y en 149 días pude ir dos veces y el veterinario, tres".

Agustín Martínez, jefe de Programa, Producción Agropecuario y Arraigo Rural del Gobierno de San Luis, indicó a LA NACION que los ingresos son cumpliendo los protocolos que fueron variando desde marzo. "Por el actual deben solicitar el ingreso y se le exige un PCR, una cuarentena corta de siete días y un segundo hisopado. Si da negativo, puede permanecer y circular".

Plantea que todo lo que es maquinaria agropecuaria debe entrar por carretón cumpliendo lo que exige la autoridad de Transporte. El transportista tiene que contactarse y habilitar el seguimiento satelital para ir al centro de distribución declarado por el productor. Tiene 24 horas para entrar y salir.

"El fin de todo esto es mantener el estatus sanitario logrado por la provincia desde marzo", agrega Martínez, quien dice que los límites de paso físico son una decisión de Vialidad Provincial.

Malestar

El abogado de los productores cordobeses, Antonio María Hernández, explicó que la situación afecta a "muchas más personas" que las del sur cordobés "porque en todo el país hay este tipo de problemas. Es muy importante que la Corte Suprema se expida, hace ya más de un mes que tiene la cautelar, tiempo más que suficiente para resolver algo que es muy grave y que afecta a los derechos humanos de miles de personas; su gravedad inconstitucional es incuestionable".

Juan Sánchez, quien vive en Mendoza pero tiene un campo en San Luis, cuenta que en el comienzo sacó los permisos para circular, pero no está yendo por los inconvenientes: "Hice toda la cosecha controlando por teléfono, y ahora está más complicado, más difícil. Sigo manejando todo a la distancia, prefiero así porque si no quedo varado allá y después en Mendoza, cuando regreso".

Nicolás Guerreno también es de Mendoza, tiene un campo en el sur de San Luis cerca del límite con Córdoba y aunque vive en Villa Mercedes no pudo volver a su provincia. "Desde que arrancó la cuarentena no fui más a Mendoza por temor a no poder volver más. Han puesto bordos de tierra, han cortado caminos, han dejado campos aislados, bordeado con tierra pueblos. Es de no creer, parecen reyes como actúan. Hay zanjas de 1,5 metros de profundidad, han gastado fortunas en movimiento de tierras. Hay un malestar muy grande", dice.

"Hay falta de empatía por lo humanitario -subraya Guerrero-. No se puede aislar a la gente sin tener en cuenta las condiciones en que están, todo improvisado, no les importa si tienen familia, si tienen problemas personales. Nada".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.