"Culpable": la decisión del primer jurado popular en Mendoza

El veredicto del jurado popular

19:27
Video
Pablo Mannino
(0)
3 de mayo de 2019  • 21:41

Por primera vez en la historia de Mendoza , un jurado popular, compuesto por 12 ciudadanos de diferentes oficios y profesiones, decidió el futuro judicial de un hombre acusado de intento de femicidio y doble homicidio de policías el 25 de mayo de 2018.

Por unanimidad, los mendocinos seleccionados por la Justicia provincial, encontraron "culpable" a Sebastián Petean Pocoví, de 34 años, de apuñalar a su mujer embarazada de gemelos, Carolina Seser, y arrollar con su camioneta a los uniformados Jorge Cussi, de 32 años, y Daniel Ríos, de 40, por lo que fue condenado a prisión perpetua.

El juez Rafael Escot no tuvo otra opción que otorgarle la pena máxima, de acuerdo a lo previsto por el artículo 80 del Código Penal para este tipo de delitos. El hombre fue condenado por homicidio criminis causa, es decir, por matar para ocultar un hecho, agravado por la condición de que las víctimas eran policías.

El acusado, mientras escucha el veredicto del jurado popular; luego, el juez Rafael Escot dio a conocer la sentencia
El acusado, mientras escucha el veredicto del jurado popular; luego, el juez Rafael Escot dio a conocer la sentencia

El jurado, compuesto por seis mujeres y seis hombres, estaba obligado a declarar "culpable" o "no culpable" de manera unánime, para que luego el magistrado procediera a determinar el plazo de la condena. La deliberación de los 12 mendocinos se produjo este viernes durante tres horas. Pasadas las 20 el magistrado retomó la parte final del debate, recibió en sus manos el sobre con la decisión del jurado popular y se lo entregó al presidente del cuerpo de ciudadanos para que leyera el veredicto. Luego de que los ciudadanos coincidieran en la culpabilidad de Petean Pocoví en todos los cargos, el juez Escot determinó la sentencia a prisión perpetua.

Petean Pocoví, escuchó de pie la decisión, con los ojos vidriosos y no dejaba de agarrarse la cabeza. Finalmente, el magistrado despidió a cada uno de los miembros del jurado popular y los instó a mantener en "absoluto secreto cada detalle de las deliberaciones", al tiempo que les pidió que "no den a la prensa ningún información al respecto ni se dejen presionar por nadie porque los ampara la ley, en cuanto al secreto".

El flamante sistema se puso en marcha esta semana con el resonante caso ocurrido hace casi un año. Previo a la pena impuesta por el magistrado, en base a la resolución del jurado, la Fiscalía de Homicidios, en manos del jefe fiscal Fernando Guzzo, había solicitado la misma pena para el hombre, quien se dedicaba a realizar expediciones por las montañas. Lo hizo luego de la etapa de alegatos de clausura de las partes.

El juez Rafael Escot recibe el sobre con la deliberación del jurado popular, compuesto por 12 ciudadanos mendocinos
El juez Rafael Escot recibe el sobre con la deliberación del jurado popular, compuesto por 12 ciudadanos mendocinos

"Petean Pocoví estaba dispuesto a matar. Se daba a la fuga para lograr la impunidad. Pensaba que había matado a su pareja y ya no le importaba nada", fue la explicación de Guzzo, quien además rechazó de plano la pericia de parte de la defensa que aseguraba que hubo desperfecto mecánico cuando circulaba de manera frenética, bajo los efectos de la cocaína. "Tenía la ruta libre; les apuntó con la camioneta. No fue un accidente de tránsito, fue un hecho deliberado", agregó el funcionario judicial. En tanto, en el caso de la mujer apuñalada, desde la querella fueron tajantes: "Carolina y sus bebés están vivas de milagro; ella se defendió heroicamente".

Por su parte, desde la defensa de Petean Pocoví, habían solicitado que el hombre fuera declarado culpable por "lesiones graves agravadas por el vínculo y violencia de género y homicidio culposo agravado".

Sebastián Petean Pocovi se agarra la cabeza segundos después de conocer la condena a prisión perpetua
Sebastián Petean Pocovi se agarra la cabeza segundos después de conocer la condena a prisión perpetua

Locura en casa y en la calle

El trágico hecho se produjo luego de una discusión entre el condenado y su pareja, quien estaba embarazada, en una vivienda de la comuna de Maipú. En medio de gritos y reproches, Pocoví le asestó varias puñaladas a su mujer en la panza. El hombre decidió huir del hogar en su camioneta Ford Ranger, al tiempo que se activaron todas las alarmas policiales.

Así comenzó una persecución que atravesó buena parte del Gran Mendoza. El hombre tomó la ruta 82 a toda velocidad hacia la zona montañosa. Fue en la localidad de Blanco Encalada, donde se encontraba un puesto policial, que decidió pegar la vuelta y continuar la marcha en contramano. De repente, embistió contra las dos motos policiales que lo venían siguiendo, acabando con la vida de los agentes, Cussi y Ríos, a pesar de que se dirigieron hacia la banquina, según relataron los testigos del hecho.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.