¿Antes o durante el desayuno? Cuándo tomar un fármaco para la tiroides

La levotiroxina es la forma sintética de una hormona tiroidea
La levotiroxina es la forma sintética de una hormona tiroidea Fuente: LA NACION
Fabiola Czubaj
(0)
29 de enero de 2020  • 09:55

La foto de un desayuno de domingo servido en un balcón generó en Twitter un intercambio de opiniones, recomendaciones y advertencias entre los usuarios sobre cómo hay que tomar levotiroxina -la forma sintética de una hormona tiroidea- para que el fármaco sea efectivo.

En las personas con hipotiroidismo, esa terapia de reemplazo compensa la incapacidad de la glándula tiroides de producir niveles adecuados de la hormona que controla el metabolismo.

"Mate cocido, jugo de pomelo, fruta, los diarios en papel, levotiroxina y aspirineta prevent: arranca el domingo", tuiteó la escritora Claudia Piñeiro. Enseguida, desde el sitio Intramed, que consultan más de 300.000 médicos del país y el resto de la región, le aportaron información: "El jugo de pomelo hace que el cuerpo absorba menos levotiroxina y reduce su efecto", se lee, resaltado, en una captura de imagen con recomendaciones sobre alimentos que pueden reducir la capacidad del tracto digestivo de absorber el fármaco.

Otros usuarios entre los cientos que leyeron el mensaje también fueron sumando respuestas sobre cuál es la mejor manera de tomar el medicamento. "Treinta años de hipotiroidismos con los mejores especialistas y todos coinciden que, al menos en mi caso, no es necesaria tomarla en ayunas", lanzó Piñeiro al intercambio virtual.

¿Qué dicen los especialistas? Coinciden en que hay que hacerlo por lo menos una hora antes del desayuno y lejos de ciertos alimentos y medicamentos o suplementos.

"Fisiológicamente, es un fármaco que el organismo absorbe en un estómago ácido y eso es lo que da el ayuno. La acidez permite una mayor absorción de la dosis", responde Karina Danilowicz, jefa de la División Endocrinología del Hospital de Clínicas. "A los pacientes se les dice, también, que hay que tomarlo lejos de alimentos ricos en fibra, que hacen más lenta la absorción, y algunos fármacos, como el calcio, los antiácidos o el hierro, si se trata de una embarazada, entre otros remedios."

Los cítricos también pueden volver más lenta la absorción del medicamento "si tienen mucha pulpa", aunque Danilowicz aclara que si el seguimiento de un paciente hace sospechar que la absorción de la dosis es baja, la combinación con vitamina C aumenta la acidez estomacal para resolver ese problema.

Lo importante, también, con este fármaco es que su uso no sea "errático", de acuerdo con la profesional. "Si no, no se puede estimar correctamente la dosis que necesita el paciente y descartar, si existe algún problema, que sea debido a la absorción. La toma debe ser en ayunas y en condiciones estables para que, con el análisis a los dos meses, podamos saber si es la adecuada", detalla Danilowicz.

Para Viviana Mesch, bioquímica especialista en endocrinología y profesora adjunta de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires, la levotiroxina se tiene que tomar 60 minutos antes de ingerir alimentos. "Como ocurre con cualquier medicamento, la absorción ocurre en el intestino delgado. Pero la levotiroxina, antes tiene que disolverse en el estómago, que necesita un determinado grado de acidez que lo permita. Esto se logra en el estado de ayuno", define.

"En ayunas, la absorción de LT4 [levotiroxina] es de entre el 70% y el 80% de la dosis administrada por vía oral, pero, cuando es con alimentos, pasa aproximadamente al 64%", aclara María del Carmen Negueruela, jefa del Servicio de Endorcrinología del Hospital Universitario Austral.

La separación de una hora con el desayuno se vuelve más importante aún si la primera comida del día incluirá alimentos con salvado, cereales o fibra, jugo de pomelo o derivados de la soja. "El jugo de pomelo, por ejemplo, tiene flavonoides que reducen la absorción de la levotiroxina en el intestino porque ésta no pasa de manera directa a la sangre, sino que lo hace a través de un transportador químico específico que ayuda a la hormona sintética en ese proceso. Los flavonoides inhiben a ese «intermediario». El salvado y las fibras, en cambio, «arrastran» a la levotiroxina, lo que también dificulta su absorción", detalla Mesch, que también es doctora por la UBA.

El café expreso, de acuerdo con Negueruela, puede inhibir aproximadamente un 30% la absorción de LT4.

Hay pacientes que, por algún motivo, no pueden tomar la levotiroxina por la mañana con la separación del desayuno recomendada. Hacerlo de noche, antes de ir a dormir y con una separación adecuada de la cena, es un esquema posible con supervisión profesional.

"El aparato gastrointestinal reduce la motilidad durante la noche y aumenta la secreción ácida con respecto del día. Pero es importante que esto no se generalice porque no es la indicación más común. Lo más indicado es consultar en cada caso con el médico especialista", señala Mesch.

Para Negueruela, "en términos objetivos, la mejor absorción es en ayunas, una hora antes del desayuno. Luego, tres horas después de cenar y, por último, en ayunas 30 minutos antes del desayuno. Sin embargo, el momento de óptima absorción debe contextualizarse al preferido por el paciente para promover su adherencia al tratamiento, particularmente dada la cronicidad de la patología - dice-. Se trata de sostener un tratamiento normalizando los valores hormonales y revirtiendo la sintomatología."

Ante la consulta, la especialista señala que estas mismas consideraciones se aplican a los chicos, pero sin perder de vista en ellos la importancia del desayuno, sobre todo durante el período escolar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.