El cazatormentas más importante del mundo viajó a Córdoba a estudiar los temporales

Joshua Wurman, tercero desde la izquierda
Joshua Wurman, tercero desde la izquierda
Gabriela Origlia
(0)
31 de octubre de 2018  • 17:07

CORDOBA.- Rubio y grandote, Joshua Wurman pasó buena parte de sus 58 años persiguiendo tormentas por el mundo. Es un cazador profesional de tormentas, preside el Center for Severe Weather Research en Estados Unidos , es pionero en técnicas de vigilancia y análisis de tornados y huracanes y estará en Córdoba hasta mediados de diciembre, a cargo del equipo de científicos estadounidenses, brasileros y argentinos que integran el proyecto Relámpago.

Los científicos desplegaron hoy sus equipos de última generación en Villa Carlos Paz , donde estará se base de operaciones. "Estamos aquí porque en Córdoba se originan muchas tormentas severas. Es un buen laboratorio para nuestra ciencia", dice Wurman a LA NACION. Relámpago es una iniciativa que apunta a medir, conocer y pronosticar mejor estos fenómenos de la naturaleza.

Wurman –quien llegó con Karen Kosiba, jefa del operativo e investigadora del centro- destaca a los integrantes argentinos del equipo Paola Salio, del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (Conicet); Celeste Saulo del Servicio Meteorológico Nacional y el cordobés Marcelo García.

Los equipos instalados se parecen, y así lo reconoce Wurman, a los que se ven en películas. Camiones con antenas, radares y dispositivos para estudiar, básicamente, lluvias intensas, tornados y granizado. Según Wurman, Argentina tiene los relámpagos más intensos del mundo y los beneficios del trabajo son "para hacer un mejor pronóstico de las tormentas en todo el mundo".

A la caza de tormentas
A la caza de tormentas

Los científicos admiten que las tormentas "tienen mala prensa" pero enfatizan que es importante entender por qué ocurren, para pronosticarlas mejor y poder alertar a la población con el tiempo suficiente como para tomar decisiones.

Diploma en Ciencias Físicas, Wurman realizó un postgrado y un doctorado en Meteorología en el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT). Creó el Doppler sobre ruedas (DOW), para observar de cerca tornados, ciclones tropicales, incendios y tormentas de invierno. Fue una revolución en materia de radares móviles para la investigación meteorológica.

"Me gusta estudiar las tormentas porque son muy interesantes y la ciencia ayuda a la gente", simplifica. "Estoy muy interesado en la naturaleza, en el descubrimiento. Es muy motivador y excitante descubrir nuevos aspectos de tormentas y tornados".

El vehículo cazador de tormentas
El vehículo cazador de tormentas

Tormentas poderosas

Según datos científicos, la mayoría de las tormentas en Argentina se originan en Córdoba. Más aún, son las más poderosas del planeta por la altura que desarrollan las nubes. Para los investigadores existe un triángulo de interés en la provincia, la zona donde ocurren las "mejores" tormentas, con gran actividad eléctrica que son las que pretenden estudiar.

Wurman es miembro del festival de ciencia e ingeniería Nifty Fifty, que reúne a los científicos e ingenieros más influyentes en Estados Unidos para promover el estudio de las ciencias e ingeniería entre los jóvenes y, además, protagonista de la serie documental Cazadores de tormentas de Discovery Channel.

"He visto tornados que mataron a muchas personas y destruyeron pueblos enteros. Esos son los peores", describe. Es investigador principal del Vortex 2 que estudia los peores tornados de Estados Unidos con la mejor tecnología disponible. Buscan averiguar por qué algunas tormentas eléctricas producen tornados mientras que otras no, cómo hacer pronósticos de tornados más precisos y más largos.

La iniciativa fue el estudio de tornados más grande y ambicioso de todos los tiempos, con más de 100 participantes científicos de diferentes universidades y laboratorios. La clave es que la población esté más y mejor prevenida.

El gobernador Juan Schiaretti recorrió los camiones de Relámpago y conversó con los investigadores. El proyecto implicó una inversión de US$30 millones entre diferentes organismos y universidades de Estados Unidos.

A los "cazadores de tormentas" en Córdoba se le sumaran –a iniciativa del Ministerio de Ciencia y Tecnología provincial en colaboración con la Facultad de Astronomía, Matemática, Física y Computación de la universidad nacional- los programas Cosechadores de Granizo y Cazadores de Crecidas para generar una base de datos a través de diferentes registros.

También aportará información el Proyecto Matteo, donde estudiantes y docentes de diferentes niveles educativos colaborarán en la Medición Autónoma del Tiempo en la Troposfera en escuelas y organismos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.