El placer de pasar enero en Buenos Aires: porteños que se toman vacaciones en la Ciudad

Emiliano Sansibieri disfrutando de sus vacaciones en el Parque Rosedal de Palermo
Emiliano Sansibieri disfrutando de sus vacaciones en el Parque Rosedal de Palermo Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez
Lucía Cullen
(0)
13 de enero de 2020  • 14:20

Durante la última semana de diciembre, Emiliano Sansibieri (34) limpió los rieles de las ventanas después de un año, acomodó cajones atiborrados de todo tipo de objetos, tachó "dentista, Cablevisión y Boca" de su lista de trámites pendientes, se mojó los pies en las piletas de todos sus amigos y por primera vez en meses disfrutó de la ausencia del sonido del despertador. Él es parte del 46% de los porteños que decidió tomarse vacaciones y no viajar a ningún lado, según una encuesta realizada por la Universidad Abierta Interamericana (UAI), en diciembre pasado.

"Averigüé precios para viajar a Estados Unidos pero resultaban impagables. Soy un bicho de ciudad por eso me pareció que quedarme en Buenos Aires era la mejor opción. Estoy disfrutando de la oferta cultural al máximo", agrega Emiliano. Como él, muchos porteños aprovecharon la ausencia de compromisos laborales para incursionar en otros pasatiempos, concretar asignaturas y planificar nuevos propósitos para el año entrante.

Julia Coronil (39) recortó los gastos en viajes para afrontar el primer grado de su hija en la escuela y Patricia Martínez (53,) para refaccionar su departamento. Ellas pertenecen al 77% que decidió no irse de la ciudad por razones económicas.

"La plata no alcanza" es uno de los síndromes que circula entre los argentinos según los especialistas. De hecho, ese fue el principal motivo que argumentaron los que aseguraron que no viajarán a ningún destino turístico en esta temporada, de acuerdo con el trabajo de la UAI. En esa línea, Nicolas Litvinoff, economista y director de estudinero.orgañade: "No hay nadie que nos enseñe sobre finanzas personales, por eso el mal manejo del presupuesto se trata de un tema global. En épocas de estrés financiero, lo más recomendable es cancelar deudas".

Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez

"¿Te tomaste vacaciones para quedarte en tu casa?", le cuestionaron sorprendidos a Franco Belmont (31) sus amigos. "Es lo mejor que pude haber hecho. El año pasado me fui al sur. Las travesías me dejaban sin fuerzas y se me hizo eterno. Este año, me uní a un grupo de Facebook de ciclistas y conocí rincones inesperados. Me siento que estoy viajando por mi ciudad y al mismo tiempo disfrutando del confort del hogar", expresa.

Para Marcelo Suárez, especialista en medicina interna y conductas saludables, vacacionar en casa es una oportunidad para habitar la ciudad desde otra perspectiva. "Viajar durante los recesos laborales se instaló como un mandato. Lo que realmente importa es no incorporar más stress del que uno tiene".

Lo que realmente importa es no incorporar más stress del que uno tiene
Marcelo Suárez

Menos gastos y más disfrute

En el 2019, Julián Devoto (50) tuvo que cambiar a sus hijos de escuela, mudarse a una casa más chica, suspender las salidas al cine y los encuentros con amigos en bares por cuestiones económicas. "Nos quedamos en casa este verano porque fue un año muy agotador. Fuimos a comer afuera después de mucho tiempo y lo vivimos como algo extraordinario".

Según señalan los especialistas, un factor clave que enferma a los argentinos es la incertidumbre económica. "Vivir bajo tensión permanente genera un peso que excede lo que cada uno puede sostener sobre su espalda. En estos casos, puede resultar útil pensar en estrategias para gastar lo menos posible que puedan incorporarse a largo plazo. En muchas ocasiones, quienes más ingresos tienen quedan atrapados en gastos superfluos y después no hay plata que alcance", explica Suárez.

Jessica Rodríguez (41) tampoco tenía dinero para viajar pero, según expresa, quedarse en casa la reconectó con viejos hábitos y casi sin gastar dinero: "Comencé a tomar clases de yoga a la gorra en Parque Centenario, a bailar milongas en Barrancas de Belgrano, fui a ver películas por $30 en el Cine Argentino y me desentendí totalmente de las noticias".

Emiliano Sansibieri disfrutando de sus vacaciones en el Parque Rosedal de Palermo
Emiliano Sansibieri disfrutando de sus vacaciones en el Parque Rosedal de Palermo Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez

Vacaciones para armar. Una tarea para los padres

El cambio de rutina durante las vacaciones puede resultar gratificante para casos como el de Emiliano, que disfruta de quedarse en la cama hasta que los rayos del sol del medio día le parten la cara. En cambio, para algunas familias significa una fuente de ansiedad: Julia se levanta con los golpeteos de su hija detrás de la puerta, que a las 8 ya está lista para comenzar la jornada. "Hay días en que la llevo a piletas de amigas o al parque pero otras veces no se qué hacer porque no podría pagarle una colonia".

"Si bien el receso escolar habilita más tiempo para compartir en familia, también implica una mayor demanda de cuidado y la forma de enfrentarla está en parte ligada a la condición socio económica de los padres. A su vez, quienes gozan de un empleo formal con vacaciones pagas se hallan en diferentes condiciones de quienes están en situación de informalidad. Es fundamental que el estado garantice la existencia de ofertas públicas que atiendan a las necesidades de ocio de las familias", expresa Corina Rodríguez Enríquez, economista e investigadora del Conicet.

Entre las propuestas recreativas para niños en la ciudad se destacan Buenos Aires Playa, que funciona en el Parque de los Niños (avenida General Paz y avenida Cantilo, en Núñez) y en el Parque Indoamericano (avenida Castañares y avenida Escalada, en Villa Soldati) y el programa Vamos las Plazas, con shows y actividades en espacios verdes de todas las comunas.

Según los datos aportados por la encuesta de la UAI, la tendencia de porteños que se van de vacaciones fue disminuyendo. Mientras que en 2018 la mitad de los encuestados se fue de viaje, en 2019 y en 2020, solo un tercio tenía pensado hacerlo. Un 64% de estos eligió Argentina como opción. Entre los que viajaron en 2018, el 44% se fue en enero mientras que este año solo un 24% tenía planificado viajar en enero. La cantidad de días también se vio disminuida: en el 2018 y 2019, la mitad de las personas tenían pensado irse entre diez y quince días mientras que en el 2020, el porcentaje bajó a un 30%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.