El Tango 04 ahora hará vuelos para turistas

El avión pertenece a la empresa LAER
(0)
10 de diciembre de 2001  

PARANA.- Bañarse en las playas de Florianópolis, en Brasil, es un sueño que los pobladores del Litoral podrán cumplir pronto en un vuelo directo de 1 hora y 40 minutos desde esta capital, en el remozado Fokker F28 que, con la matrícula de la Fuerza Aérea y la denominación Tango 04, no sólo formaba parte del parque aeronáutico de la Presidencia de la Nación, sino que hace 14 años fue la máquina elegida para el traslado del papa Juan Pablo II por los cielos argentinos.

La máquina adquirida por la provincia al Estado nacional el año último, e incorporada a la planta de Líneas Aéreas de Entre Ríos -LAER-, permitió la reprogramación de los servicios de pasajeros de esta empresa, la única estatal de la Argentina. El interventor de LAER, Héctor Brutti, confirmó a LA NACION que el avión realizará chárters antes de fin de año, en busca de ingresos. Esta semana, el Fokker realizó el vuelo de habilitación. Los especialistas chequearon la tecnología del aparato.

Las rutinas hacia el Estado de Santa Catarina comenzarán el 5 de enero, los sábados y domingos, y se completarán con vuelos de Paraná a Rosario y de ahí a Punta del Este. Desde febrero la firma añadirá la ruta Paraná-Rosario-Asunción del Paraguay.

LAER sigue cumpliendo con vuelos regulares entre Paraná, Buenos Aires, Concordia, Goya y Reconquista con 2 aviones ATR franceses de 46 y 50 plazas, a los que sumarán el nuevo avión cuya matrícula Tango 04 fue reemplazada por LV-LZN.

El Fokker de 64 plazas, que costó casi $ 5 millones a la provincia, podría ser bautizado en homenaje a un pasajero de honor, el papa Juan Pablo II, que utilizó este aparato en 1987 para visitar y bendecir las provincias argentinas.

LAER parece navegar por un cielo de rosas, pero paradójicamente hay que aterrizar para captar la turbulencias que enfrenta, como el incumplimiento de aportes a la obra social provincial, el Iosper, por $ 400.000.

La empresa, además, se mantiene con un déficit que llega a los $ 500.000 mensuales, por una merma pronunciada en la demanda de pasajes a raíz de la recesión, un accidente mecánico en un hangar que restó el 40% de los asientos durante 20 semanas y los efectos de los ataques terroristas en los Estados Unidos.

El gobierno está preparando el terreno para una inversión privada en la empresa estatal, con la idea de revertir las pérdidas. Reconocen la capacidad técnica y administrativa de la planta de 150 empleados, pero admiten que esa cantidad, además de los costos fijos, impacta en las cuentas en estos tiempos de bajos ingresos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.