Eric Trump: "Pensé en ser bombero o médico, como todos los niños"

El hijo del magnate del Real Estate pasó por Uruguay para promocionar su futura torre
Silvina Ajmat
(0)
9 de enero de 2014  

PUNTA DEL ESTE.- Se abre la puerta y ya se siente el pasaje a otra dimensión. Es un showroom , nada más. Ni nada menos. Paredes de mármol, sillones de diseño, y en la cocina, una heladera de 25.000 dólares. En el medio del salón, Eric Trump, hijo del magnate del Real Estate Donald Trump, erguido en su metro ochenta y largo de altura, rubio y de ojos azules, es el anfitrión perfecto. "¿Cómo la están pasando? No admito que digan que mal porque Punta del Este es maravillosa", dice. Le habla a la gente como si la conociera de toda la vida, con la desenvoltura de aquel que sabe que tiene en sus manos todo el poder y el dinero que necesita.

Con 29 años, Eric es el tercero de los cinco hijos de Trump, y su gran heredero como líder de la marca que lleva su apellido, propietaria de cientos de torres de lujo en todo el mundo. Pasó por Punta del Este para la inauguración de las obras de la Trump Tower, que piensa levantar en la parada 9 y media de La Brava, en no más de 30 meses, y convertirla en el "mejor edificio de Punta del Este y, probablemente, de América del Sur". No es optimismo. Es certeza. Eric Trump se refiere a todos sus proyectos anteponiendo el adjetivo "mejor" y define esa aspiración como la clave del éxito: "La gente busca lo mejor, entonces hay que ofrecérselo", explica.

Consolidado como mano derecha de su padre, Eric viaja por todo el mundo supervisando sus emprendimientos. Su nombre ocupa grandes titulares por estos días porque se supo que se casará con Lara Yunasaka, su novia de toda la vida. Será el 8 de noviembre de este año y ya lo contaron a los cuatro vientos. Se sabe: a los Trump no les gusta el perfil bajo. Aman protagonizar tapas de revistas. Si no, basta con ver el reality show de la NBC que los tiene como protagonistas, The Apprentice , donde empresarios se disputan la dirección de una de las empresas del conglomerado y que ya lleva 12 temporadas en el aire.

-¿Qué hizo que eligieran construir una de sus torres acá?

-En Estados Unidos todo el mundo me había hablado de este lugar. Decían que tiene un misterioso charme que hacía que mucha gente quisiera venir, y se fue convirtiendo en algo muy popular allá. Muchos amigos muy poderosos eligen Punta del Este, lo consideran un destino muy atractivo y lo que ocurre es que la gente quiere estar acá. De toda América del Sur se destaca por eso. Por otro lado, ya habíamos comenzado a expandirnos hacia América latina cuando inauguramos un hotel de lujo en Panamá.

-Uruguay fue nombrado el país de 2013 por The Economist, ¿qué opinión tenés del país?

-Creo que Uruguay está haciendo muchas cosas bien. Hay seguridad, entonces podés estar acá porque sentís confianza.

-En tu visita anterior hablabas de que había planes para construir en la Argentina, ¿hay novedades?

-Vamos a ir allí donde encontremos el lugar perfecto para construir. Estamos aquí por esa razón. La gente ama nuestros edificios y nos piden que vayamos a la Argentina, tenemos muchos pedidos. Quisiéramos hacer algo allá, pero estamos buscando el lugar correcto. Como éste.

-¿Qué consejos guardás de tu padre?

-Yo creo que crecí con la idea de que tenés que hacer lo que más te gusta. Tenés que sentir pasión. Si te gusta lo que hacés, vas a ser bueno en eso. Si no te gusta lo que hacés, nunca vas a ser exitoso. No vas a trabajar duro, no te vas a despertar temprano ni acostarte tarde. Soy muy afortunado por haber elegido este camino.

-¿En algún momento pensaste en dedicarte a otra cosa?

-Sí? En algún momento pensé en ser bombero o médico, como todos los niños. Pero era muy joven cuando decidí que quería seguir esta carrera. Mis juguetes favoritos eran los Lego. Sólo quería que me regalaran Lego para mi cumpleaños para armar ciudades. Estaba en mi genética. Me decían el Trump Jr.

-¿Te atrae el reality que tiene a tu padre como protagonista?

-A la gente le encanta. Es muy divertido. La gente gritando, como si fuéramos celebrities . Pero a mí me gusta esto. Me gusta hacer edificios, venderlos, hacerlos increíbles. Eso es lo que más me atrae de la fama.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.