Escobar: la reunión de amigos que terminó con uno de ellos desaparecido en la laguna de un country

José María Costa
(0)
13 de diciembre de 2020  • 03:45

"No era una fiesta clandestina. Era una reunión de amigos donde dos se subieron a un kayak sin salvavidas, se metieron a la laguna, se les dio vuelta, uno pudo salir y el otro no", relató a LA NACION una de las autoridades que trabaja desde ayer a la tarde noche, cuando se conoció la noticia de que un joven había desaparecido, en la laguna del barrio Vistas en el complejo Puertos del Lago un country situado en Escobar.

El joven que está desaparecido desde ayer, y al que descartan encontrar con vida, se llamaba Guido, tenía 23 años y vivía en el barrio porteño de Caballito. Por estas horas, los padres del joven están dentro del country monitoreando de cerca la búsqueda, que aún no arrojó resultados. "La laguna ahí tiene unos 10 metros de profundidad, y en el fondo los buzos se entierran en el lodo hasta la rodilla", explicaron a este medio.

Según las versiones preliminares, quienes estaban a bordo del kayak eran visitantes y no el hijo de la pareja de la dueña de la casa situada en el lote 3 del barrio Vistas, uno de los 9 que tiene desarrollado el complejo y que cuenta con 367 lotes, un tercio de ellos, con acceso a la laguna que se transformó en el escenario de la tragedia.

Al momento de la desaparición, la propietaria de la casa, llamada Débora, no estaba en la propiedad, ni en Escobar. Incluso, se enteró a través del chat de WhatsApp de vecinos que algo había ocurrido con personas que visitaban su casa.

"Hola soy Débora del lote 3, no me encuentro en mi casa, estuve toda la semana en la costa. Me estoy enterando de todo ahora. Yo en seguridad dejé estrictamente pedido que se me llame por cada persona que ingrese a mi casa", arranca uno de los audios que envió a sus vecinos la mujer ayer cerca del atardecer.

El mensaje continúa: "Hasta lo último que yo supe, solo había cinco o seis personas en mi casa. Uno es el hijo de mi marido, su novia y los demás eran sobrinos de mi marido y algún que otro amigo. Pero no más de seis personas. Estoy viajando para allá para ver qué está pasando. Si alguien tiene otro dato, por favor, que me informe".

"En mi casa no estaban autorizadas las fiestas. Llamé día por día a seguridad para ver si estaba todo bien en mi casa. Ninguno me dijo que estaba la música alta y, mucho menos, que había una fiesta en mi casa. Por eso, estoy sorprendida, no sé qué fue lo que pasó", remarcó la mujer en otro mensaje.

Mientras los intercambios de mensajes ocurrían, dentro del complejo diseñado por la misma desarrolladora de Nordelta comenzaba un operativo que ya lleva casi 20 horas y que incluye dos botes de Prefectura y cinco buzos tácticos, de los cuales tres están siempre en el agua. Incluso, participa un perro entrenado en la búsqueda de personas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.