Se desprendió parte de la pasarela de la Garganta del Diablo, en las Cataratas del Iguazú