Extraños casos de ingresantes y parientes

Rarezas que llaman la atención en la franja del medio
Rarezas que llaman la atención en la franja del medio
(0)
1 de noviembre de 2015  

De los $ 6578,9 millones repartidos en "publicidad de los actos de gobierno" por el Estado nacional entre julio de 2009 y junio de 2015, la mitad se reparte entre 2678 beneficiarios. De ese segundo bloque, 74 grupos, empresas o individuos recibieron entre $ 10 millones y $ 49 millones (siempre a valores corrientes, es decir, sin considerar la inflación).

En este grupo aparece un "enredo" difícil de explicar –sobre todo para los involucrados– pero más que interesante: Beatriz Gloria Stroman cobró a nombre propio $ 307.500. La misma Stroman, junto con Fuentes Viña, es accionista de Nemesys SRL (hasta 2012 denominada Todo Insumo SRL y dedicada a la venta de productos para oficina), que ingresó $ 17.140.961. Otra Stroman, María Magdalena, y su socia Natalia Álvarez (Alfamedia SRL) percibieron $ 11.900.367. De nuevo Beatriz Stroman, esta vez en sociedad con Karina Andrea Bouzada Martínez (Rates SRL), cobró $ 9.322.565. La misma Bouzada Martínez, a título personal, ingresó pauta por otros $ 13.381.697. El hermano de esta última, Walter (ex viceministro de Educación porteño hasta 2009), aparece en el intríngulis por Mediadata SRL, empresa creada junto con el periodista Miguel Ángel Rubio, que trabaja con el animador y empresario Marcelo Tinelli. En junio de 2014, Mediadata SRL fue vendida a Aldana Ayelen Fuentes do Pazo y Natalia Álvarez, la misma que también es socia de Beatriz Stroman, que a su vez es socia de Karina Bouzada Martínez, que es hermana de Walter. La pregunta que los documentos analizados por LA NACION no responden es: ¿Todos esos recursos terminaron en un mismo bolsillo? Si así fuera, si todo aquello hubiera terminado en un solo bolsillo, habrían sido $ 71.976.379 (más de la mitad de los cuales fueron pagados en el último año y medio).

En el pelotón de los debutantes con la pauta también destaca Cordacom, sociedad de Ignacio Martín Llambí y Santiago José Llambí, que cobró $ 34,5 millones; Horacio Alberto Dannunzio, de VHS Sports ($ 19,2 millones); Fernando Javier Gadano, de Antaxus SA ($ 18,5 millones); María Mercedes, María del Rosario y María Julia Talevi, por Strawberry Fields Rental SA ($ 14,9 millones); Cristian Carrea Diehl y Jorge Pablo Espósito, por Mall Space Media SA ($ 14,8 millones); Osvaldo Alberto Spagnuolo y Sebastián Balbin, por Man Press SA ($ 14,1 millones); Carlos Eduardo Esponda, de Cerco Publicidad ($ 12,9 millones); Sergio Raúl Mazzoni y Daniel René Serenelli, de Vía Pública Clan SA ($ 12 millones), y Marcelo Alejandro Arroniz y Noe-lia Paula Alcoleas, de Trade Comunicaciones SA (10,9 millones).

Pero más allá de los ingresantes, al tope de esta franja aparece Marcelo Tinelli, que a través de las empresas que le son propias, IDS Sports y Nasta, recibió $ 49,1 millones; pero que ingresó otros $ 4,9 millones a través de Proenter, la firma de management deportivo que comparte con Alberto Javier Schmidt (dueña de los derechos del básquet y el voley, y agencia que canaliza pauta oficial a varias señales de ese segmento). A su vez, Schmidt cobró $ 34,6 millones por sus propias empresas Sociedad Expansiva y Pro Entertainment.

Otra novedad en este grupo es el del empresario y periodista Jorge Fontevecchia, que tras una década de puja judicial con el gobierno kirchnerista y luego de varios fallos judiciales –incluidos dos de la Corte Suprema– finalmente empezó a recibir pauta oficial tal cual había reclamado para sus publicaciones de la Editorial Perfil: hasta ahora acumuló $ 34,1 millones.

Luego siguen una lista de empresas de medios más o menos conocidas y relevantes que ya venían recibiendo pauta oficial, entre ellos el ex chofer de Néstor Kirchner, Rudy Ulloa ($ 42,4 millones), medios que en su momento la Justicia atribuyó a Ricardo Jaime, y el grupo Octubre, del sindicato de porteros ($ 33,5 millones).

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.