Suscriptor digital

Golpe letal al clan narco de los Castedo, los "patrones" de la caliente frontera norte

Mario Morfulis Herrera fue trasladado desde Yacuiba hacia Buenos Aires en un avión de Gendarmería
Mario Morfulis Herrera fue trasladado desde Yacuiba hacia Buenos Aires en un avión de Gendarmería Crédito: Prensa gendarmería
El cuñado de Delfín, el líder de la banda, cayó en Yacuiba; según la Justicia argentina, obtenía en Santa Cruz de la Sierra la cocaína que la organización distribuía en casi todo el país
Germán de los Santos
(0)
23 de enero de 2019  

ROSARIO.- Mario Morfulis Herrera, una pieza importante del clan Castedo, uno de los proveedores de cocaína más grandes del país, fue detenido por la policía boliviana en Yacuiba, al otro lado de la frontera, frente a la ciudad salteña de Salvador Mazza. Lo entregaron a las fuerzas de seguridad argentinas para que sea juzgado en la Argentina.

El cerco sobre esta organización liderada por Delfín Castedo se empieza a cerrar, tras dos décadas de hegemonía en el tráfico y la provisión de cocaína a otras organizaciones desde un lugar clave: las fincas El Aybal y El Pajeal, donde este hombre, mano derecha del fallecido diputado peronista Ernesto Aparicio, controlaba ambos lados de la frontera, con unas 20.000 hectáreas en Bolivia que pertenecen a su hermana Roxana y 30.000 del lado argentino, que hace dos años fueron decomisadas por la Justicia Federal de Salta. Ese lugar ahora está bajo control de la Universidad de Buenos Aires.

Morfulis Herrera, que ya está bajo la custodia de la Gendarmería, es el esposo de Roxana y tiene doble nacionalidad, boliviana y argentina. Era un hombre fuerte en Yacuiba, la ciudad "espejo" de Salvador Mazza, conocida por un extenso mercado que nace en los puestos de Migraciones y termina 30 cuadras después, en territorio boliviano.

El cuñado de Delfín tenía pedido de captura internacional por orden del titular del Juzgado Federal Nº 2 de Lomas de Zamora, Federico Villena. Vivía en Yacuiba y era uno de los principales engranajes del clan Castedo.

Pesaba sobre él una circular roja tras la caída de una banda desarticulada por el secuestro de 114 kilos de cocaína en una Toyota Hilux que estaba "guardada" en un estacionamiento de Retiro. En esa organización figuraba también el colombiano John Hamilton Rojas Núñez, que tenía pedido de captura del juzgado federal de Lomas de Zamora y fue detenido en 2016 en un pueblo del Amazonas brasileño.

Raúl Castedo, alias Ula, otro engranaje vital del clan, cruzó a Bolivia y era uno de los que -según la investigación judicial- tenían aceitados contactos para conseguir la "materia prima" en la zona de Santa Cruz de la Sierra, donde está uno de los polos más importantes de producción de cocaína.

Ula fue detenido por la policía boliviana hace una década y fue extraditado recién en abril de 2016. Ahora está alojado en el penal de Güemes, al igual que su hermano, pero en distinto pabellón.

Figura junto con Delfín al mando de la empresa Agroservicios El Aybal SRL. Ambos fueron procesados como autores intelectuales del homicidio de Liliana Ledesma, que en 2007 había denunciado que los Castedo pretendían correr a su familia de la zona fronteriza para que los camiones con cocaína pasaran libremente por allí. La mujer fue asesinada de una docena de puñaladas en el rostro en un cañadón muy cercano a su casa.

Melba del Carmen Araujo, esposa de Delfín, fue detenida el 22 de junio pasado y procesada por el tráfico 180 kilos de cocaína secuestrados en un operativo en la ruta 16, a la altura de El Quebrachal.

Y Rafael Castedo, otro hermano de Delfín, también fue imputado por asociación ilícita. Fue quien acudió inmediatamente, según los reportes de la Gendarmería, cuando los efectivos ingresaron en la estancia para inspeccionar el lugar. Él declaró que trabajaba allí, pero que no sabía de quién era El Aybal.

El último de los Castedo en caer preso fue Roberto, que el 24 de enero del año pasado fue detenido en la ruta 50, cerca de Hipólito Yrigoyen, en un auto en el que había 100 kilos de cocaína. En la indagatoria, según revelaron fuentes judiciales a la nacion, Castedo armó una coartada que finalmente se cayó: dijo que él no viajaba en el Renault Clio cargado con droga, sino en un Fiat Siena, y que había parado a la vera de la ruta para orinar. En la fiscalía federal de Orán señalaron que esa versión se desplomó cuando apareció una filmación en la que se vio a Roberto Castedo conduciendo el auto con los 100 kilos de cocaína.

En julio de 2016, tras pasar una década prófugo, Delfín Castedo fue detenido en la localidad bonaerense de Ituzaingó. Como se dijo, está detenido con su hermano Ula en la cárcel salteña de Güemes. Desde su perfil de Facebook la familia sostiene que hay "una persecución política" contra este hombre, que comenzó siendo una especie de cadete del diputado Aparicio y trepó de forma vertiginosa en el universo narco.

Fue el proveedor de Carbón Blanco, el mayor contrabando de cocaína de la historia, con cargamentos de droga camuflados en carbón vegetal que salían desde Quitilipi, Chaco, y llegaban a través de los puertos de Rosario y Zárate a España y Portugal, entre 2005 y 2012. Los artífices de ese despliegue fueron los fallecidos Carlos Salvatore y Patricio Gorosito, ambos condenados a 21 y 19 años de prisión.

En 2002, cuando Castedo fue detenido en el Aeroparque con 26.000 dólares, su abogado fue Salvatore, que después se vio tentado por el dinero que movía el narcotráfico y dejó su profesión legal para transformarse él también en narco.

Castedo también se vinculó con otro clan que fue desmantelado en diciembre pasado: el que lideraban los hermanos Loza, a quienes la Justicia les trabó un inédito embargo de más de 7400 millones de pesos, tras haber construido un emporio criminal con el tráfico de cocaína hacia Europa.

Una familia con negocios turbios

Delfín Castedo (j efe de la organización)

  • Jefe de la organización Detenido en julio de 2016 en Ituzaingó. Fue el proveedor de Carbón Blanco, que entre 2005 y 2012 se convirtió en el mayor contrabando de cocaína de la historia, con cargamentos de droga camuflados en carbón que iban de Chaco a Europa

Raúl Castedo (hermano)

  • Hermano Pieza vital del clan. Estuvo prófugo en Bolivia. Según una investigación judicial tenía aceitados contactos para conseguir la "materia prima" en la zona de Santa Cruz de la Sierra. Actualmente está preso en una cárcel de Salta

Rafael y Roberto Castedo (hermanos)

  • Fueron los últimos hermanos de Delfín en ser detenidos. Ambos están acusados de ser presuntos integrantes de una asociación ilícita

Mario Morfulis (cuñado)

  • Está casado con Roxana Castedo, hermana de Delfín. Pesaba sobre él un pedido de captura internacional dictado por el juzgado federal N°2 de Lomas de Zamora. Era uno de los engranajes clave para el funcionamiento de la organización

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?