Incendios en Córdoba: Sigue la pelea contra el fuego en la aerosilla de Los Cocos

En la madrugada el fuego llegó al centro de recreación de Los Cocos, ubicado en una zona donde también hay barrios residenciales
En la madrugada el fuego llegó al centro de recreación de Los Cocos, ubicado en una zona donde también hay barrios residenciales Crédito: Gobierno de Córdoba
Gabriela Origlia
(0)
19 de octubre de 2020  • 18:08

CÓRDOBA.- Alrededor de 300 bomberos con unidades livianas están en la zona más alta del parque de la Los Cocos, en la zona norte del Valle de Punilla cordobés, donde las llamas amenazan desde la madrugada con extenderse. En los terrenos bajos hay unidades pesadas distribuidas para evitar que el fuego se acerque a las viviendas. Todas las casas cercanas fueron evacuadas.

"Es complicada la situación en la zona entre Los Cocos y la aerosilla, porque hay una quebrada con actividad importante y eso hizo que se llenara la zona de humo. Hay muchas unidades pesadas y livianas. Algunas viviendas son protegidas por las unidades pesadas y tenemos que preservar la vida y los bienes de vecinos", explicó el secretario de Gestión de Riesgo Claudio Vignetta. El viento es intenso y el calor sigue.

El fuego comenzó el jueves pasado en la zona, cuando dos rayos provocaron llamas en Capilla del Monte que fueron avanzando en distintas direcciones. Hoy, después del mediodía, van hacia el Cerro Las Gemelas; Molinetti, en La Cumbre; y -cruzaron Punilla, hacia las Sierras Chicas- La Granja. Además, continúan activos los de Achiras (en el sur provincial), Río Seco y Las Manzanas, en Villa del Totoral.

Empleados del complejo de Los Cocos, brigadistas y bomberos trabajan a destajo en el lugar; incluso utilizan las aerosillas para trasladar bidones con agua y lanzarlos desde la altura para enfriar el área.

Diego Concha, director de Defensa Civil, advirtió que el panorama es "muy complicado. El viento cambiante a una velocidad terrible, hay mucho material combustible, pastizal y monte en el lugar. Están arriesgando al máximo". Una vez más envió un mensaje a los vecinos que se quejan de que no los dejan colaborar: "El personal tiene que ingresar equipado, preparado y capacitado para trabajar en un incendio más allá de la buena voluntad que tenga la gente porque es un riesgo para la vida".

Otra jornada complicada

La jornada comenzó con un recambio de bomberos para seguir combatiendo los diferentes focos activos de incendios en Córdoba. Ayer, unos 350 efectivos cumplieron tareas junto con ocho aviones hidrantes envueltos en una temperatura que superó los 40 grados, y con un viento norte que registró ráfagas de entre 55 y 60 kilómetros por hora. Hoy la cantidad de bomberos sería similar y se volverán a hacer aplicaciones de agua desde el aire.

Ayer la peor parte fue en la zona del Proyecto Carayá a 11 kilómetros de La Cumbre. Alejandra Juárez, quien hoy bajó al pueblo en busca de carga para móviles y alimentos, explicó a LA NACION que no murieron animales. "Alcanzamos a trasladar a los pumas antes, las llamas destruyeron los recintos. Los carayá se quedaron en sus áreas, no se movieron. Hubo momentos muy angustiantes".

Agradeció a Defensa Civil, a los bomberos, a los brigadistas, a la Policía Ambiental y al intendente y vecinos de La Cumbre. "Nos ayudaron. Nos queda renacer de entre las cenizas. Al no haber animales muertos, es un milagro. Lo más grave es la falta de comida y el hecho de que se derritieron postes y cables, que no solo afectan la electricidad sino la bomba de agua que empleamos".

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.