Invencibles: en plena pandemia, alumnos argentinos ganaron un premio internacional de ciencia

Cinco estudiantes de la escuela Técnica de la UBA tras ganar el Desafío Nacional de Física, organizado por el Instituto Weizmann. A la derecha una voluntaria que participó del evento
Cinco estudiantes de la escuela Técnica de la UBA tras ganar el Desafío Nacional de Física, organizado por el Instituto Weizmann. A la derecha una voluntaria que participó del evento
Lucía Cullen
(0)
1 de abril de 2020  • 16:48

" ¡Física? Qué materia aburrida!", expresaba Sofía D'Ecclesiis años atrás. "Nunca hubiese imaginado que terminaría compitiendo mundialmente en esta asignatura ni mucho menos en que quisiera seguir una carrera afín", dice la alumna de 5°C de la Escuela Técnica de la UBA de Villa Lugano . Tras haber ganado el certamen nacional de Física en 2019, cinco alumnos de esta institución, fueron elegidos para participar en la final internacional organizada por el Instituto Weizmann de Ciencias , en Israel. En medio de la pandemia, el evento presencial pasó a modalidad online. El coronavirus no pudo detenerlos: participaron del torneo por Internet y se llevaron el primer premio del público.

En un contexto de aislamiento, hace una semana atrás, el 25 de marzo, representantes de 15 escuelas de todo el mundo, iniciaban el certamen a través de sus pantallas.

A Paula Leales, una de las docentes de la escuela que acompañó en la iniciativa, se le llena de vitalidad la voz al recordar el evento: "La consigna consistía en presentar una caja fuerte usando los principios básicos de la Física e intentar vulnerar las de los otros equipos, también aplicando estos principios. En cuanto nos enteramos de que la instancia no sería presencial sino virtual, fue un golpe. Los chicos estaban entusiasmados con la idea de subirse a un avión por primera vez y conocer otra cultura. Todos provienen de contextos de vulnerabilidad social. Eso no nos paralizó. Tratamos de animarlos y hacerles ver todo lo que habían logrado y así seguimos sorteando obstáculos. El primer puesto lo obtuvo una escuela de Eslovenia y el nuestro fue el más votado por el público , que se sumó a la iniciativa a través de Youtube ".

La docente Paula Leales junto a dos de los estudiantes participantes, al enterarse que su escuela había sido la ganadora del Desafío Nacional
La docente Paula Leales junto a dos de los estudiantes participantes, al enterarse que su escuela había sido la ganadora del Desafío Nacional

En agosto del año pasado, Paula Leales y Claudio Vilardo, docentes de de Física y de Técnica de la escuela, presentaron la propuesta del instituto israelí a los alumnos de 4° y 5° ano. Entre todos, seleccionaron a los cinco estudiantes que integrarían el proyecto: Jazmín Casbarian, Sofía D'Ecclesiis, Rut Mamani, Luciano Sejas y Brian Terceros.

A partir de entonces, trazaron un plan en el que no hubo prácticamente horas libres ni recreos y donde se desdibujaron las vacaciones de verano.

Si Jazmín Casbarian, pudiese describir la experiencia en una palabra diría: ¡increíble! A una semana del evento internacional, todavía se emociona al rememorar cómo se fue tejiendo todo. "Durante el segundo cuatrimestre del año pasado, le dedicamos muchas horas a pensar en los acertijos y fenómenos más creativos. El sistema que diseñamos fue tan seguro que ninguno de los cuatro equipos a nivel nacional pudo abrir nuestra caja ".

¿Cuál es el secreto que ningún otro participante en el país pudo develar? "La caja solo podía abrirse con la presencia de tres personas. Con eso queríamos demostrar la importancia que tiene el trabajo en equipo, uno de los valores fundamentales que aprendimos en nuestra escuela y a través de este proyecto", explica Rut Mamani, de 17 años.

Los estudiantes de la escuela Técnica de la UBA recibiendo instrucciones del Desafío Nacional de Física, organizado por el Instituto Weizmann
Los estudiantes de la escuela Técnica de la UBA recibiendo instrucciones del Desafío Nacional de Física, organizado por el Instituto Weizmann

Con eso queríamos demostrar la importancia que tiene el trabajo en equipo
Rut Mamani

Un trabajo interdisciplinario

"Fue un proyecto transversal que implicó el compromiso de toda la institución", así lo define el vicerrector de la escuela, Nicolás Cardone.

En esa línea, Claudio Vilardi, el otro docente a cargo, dice: "A mediados de enero, los chicos comenzaron a prepararse en inglés, comunicación, teatro, arte junto a los docentes de cada materia, para desenvolverse en la instancia presencial. Faltando veinte días, nos avisaron que por la propagación del coronavirus, habían cambiado los planes: tendríamos que subir la presentación a Youtube y defenderla en vivo a través de la plataforma Zoom. En medio de los preparativos, se impuso el aislamiento y eso no impidió que siguiéramos trabajando hasta el final desde nuestros hogares".

Los estudiantes de la escuela Técnica de la UBA en el Desafio Nacional de Física, organizado por el Instituto Weizmann, defendiendo su caja ante el jurado
Los estudiantes de la escuela Técnica de la UBA en el Desafio Nacional de Física, organizado por el Instituto Weizmann, defendiendo su caja ante el jurado

Por su parte, Hugo Sigman, presidente de la Asociación de Amigos Argentinos del Instituto Weizmann , que representa a la institución científica en el país, destaca: "En la historia, muchos grandes descubrimientos no surgieron precisamente en tiempos de confort. Este equipo de estudiantes de la Escuela Técnica de la UBA da cuenta de ello: ante el contexto complejo de cuarentena no bajaron los brazos. Estamos muy contentos con el recorrido que han hecho. Es el tercer año que estudiantes del nivel secundario de la Argentina participan a nivel mundial".

Ante el contexto complejo de cuarentena no bajaron los brazos
Hugo Sigman

El comienzo de nuevas oportunidades

Atravesar las barreras que le implicaba hablar en otro idioma, pasar noches en vela e invertir casi todo el verano en el proyecto, fueron algunos de los desafíos que enumera Rut Mamani, quien fue elegida por sus compañeros para presentar al equipo en la instancia virtual frente al resto de los participantes.

"Estaba muy nerviosa pero la sensación que vino después fue maravillosa y no hubiese sido posible sin la colaboración de todos. Fue gracias al entusiasmo de muchos docentes que pude encontrarle un sentido a las matemáticas y descubrir en estas un universo a través del juego", cuenta esta adolescente.

Para su padre Gary, que no pudo terminar la educación primaria, "Rut ya es una campeona". Dos días atrás, el sonido del teléfono interrumpió el almuerzo en su casa. Un llamado inesperado le llenaría los ojos de lágrimas: "Señor Mamani, nos gustaría ofrecerle una beca a su hija para que estudie en nuestra institución", le comunicaron desde la Universidad Argentina de la Empresa (Uade).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.