Lavarme la cara antes de acostarme es mucho más importante de lo que creía a los 20 años

Crédito: Shutterstock
Lo que hacemos en nuestra temprana adultez suele tener repercusiones en nuestro cuerpo; pero muchas veces nos damos cuenta tarde de esto
Julia Devotto
(0)
19 de abril de 2017  • 14:02

Desde chica sentí particular fascinación por el maquillaje. Creo que siempre me atrajeron las cremas, los perfumes y todo lo que comprende el universo femenino. Adoraba sentarme en un banquito en el baño y mirar a mi madre en ese proceso de ponerse aún más linda. No veía la hora de poder usar todas esas maravillas diseñadas para las mujeres. Quería seguir el ritual sentándome frente al espejo y hacer caras mientras dibujaba con un lápiz mis ojos y poner rojo en mis labios. Y como todo, un día crecí y pude acceder y ser parte de él. Y con el permiso, llegó la recomendación, que se sentía casi como una guillotina sobre tanto brillo: “No te olvides de sacarte el maquillaje antes de dormir. Sé que no te gusta, pero algún día me lo vas a agradecer.”

Y créanme, me pregunté tantas veces si el día del agradecimiento llegaría o era parte del discurso materno que se repetía ad infinitum generalmente con los mismos temas. Y por suerte en eso le hice caso porque hoy, veinte años después me encuentro con que era definitivamente cierto. Hay que sacarse el maquillaje antes de dormir. Es más, hay que limpiarse la cara siempre por la noche, sin importar si pasó por el embellecedor o no.

Después del maquillaje y de caminar por la calle también

Para confirmarlo tengo, no solo las tediosas comparaciones con amigas que no lo hicieron y hoy parecen más grandes que yo o se pasan el día en el esteticista para recuperar su piel. Además y más certero aún, hablé con la Dra. Mónica Cahuepé que es médica de planta en el Hospital Fernández y me dijo lo siguiente: “La higiene es fundamental en todo tipo de piel. Cuando uno es joven, la piel tiende a ser grasa y favorece el acné. Por eso es importante el cuidado, para evitar las sobreinfecciones en estas pieles. Se limpian con soluciones o geles con ácido salicílico, que es un elemento que produce la exfoliación de seborrea y células muertas. Esto libera los poros y favorece la salud de la piel. El cepillo facial es ideal para este tipo de pieles porque hace además, un pulido mecánico que colabora y mucho con la salud dérmica.”

Le consulté sobre las consecuencias de no quitarse el maquillaje y fue contundente: “La falta de limpieza engrosa la capa córnea, dando un aspecto opaco, sucio y con poros abiertos. Además, crea el ambiente ideal para la proliferación del acné y otras patologías. Esto vale para todo tipo de piel.”

Crédito: Shutterstock

Entonces pregunté ¿cuáles son los cuidados para los otros tipos de piel? “Con el paso de los años, generalmente las pieles grasas de la juventud se estabilizan y se vuelven pieles normales o mixtas. Para limpiar, tanto las pieles normales como las secas es conveniente usar leches de limpieza, porque además las hidratan. Para completar, se usa tónico que remueve todo tipo de residuos, aún el de la crema desmaquillante.

La polución ambiental que se va adhiriendo a la piel durante el día es otro elemento a tener en cuenta. Por eso, no importa si está maquillada o no, hay que limpiarla siempre. Esta conducta favorece los tratamientos en todas las edades. La piel limpia está lista para tratar más efectivamente el acné en la juventud y para las cremas antiage con el correr de los años.”

Como vemos, no puede haber excusa frente a la limpieza diaria. Consulten siempre con sus dermatólogos porque ellos son los que mejor los pueden aconsejar con los productos a usar y tómense esos preciados cinco minutos, porque van a resultar fundamentales para verse saludablemente bien. Y para poder agradecer el consejo cuando pasen los años.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.