srcset

Fotos del día

Mar del Plata: el zoológico de Batán se convertirá en un bioparque

Darío Palavecino
(0)
19 de julio de 2018  • 12:33

MAR DEL PLATA.- Tres llamas avanzan entre los visitantes, sin dejar de dar mordiscos al césped que dejan corto y prolijo como una alfombra. Los coloridos pavos reales se cruzan al paso, la pareja de monos papiones y su flamante cría que espera nombre llaman la atención desde su espacio y cientos de aves son la orquesta que con su variedad de sonidos le pone música natural a la gris y fresca mañana, todo a 20 minutos al Oeste de las playas del sur marplatense.

Zoológico de Batán
Zoológico de Batán Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Todavía con más de una decena de tigres en sus amplios espacios, dos enormes hipopótamos que deambulan por su laguna propia y osos a resguardo para adaptarse a la oscuridad del largo viaje que les espera a la brevedad, lo que fue el zoológico Batán -ahora con nuevos responsables- transita por el camino de reconvertir estas tradicionales y cuestionadas propuestas en parques ecológicos.

En este recorrido similar al que, por ejemplo ya transcurre el zoo porteño, el ahora Bioparque Mar del Plata reabrió sus puertas con variedad y cantidad de fauna exótica y autóctona que afronta este cambio. En principio, con rediseño de instalaciones para que tengan mayores y mejores comodidades. Pero también, en varios de los casos, con pasaje confirmado para que determinadas especies se muden a santuarios del país o del exterior donde puedan tener no solo una vida más acorde sino además contribuir a su reproducción en un entorno que les pertenezca.

El ejemplo más claro de este proyecto es lo que ocurre con el yaguareté, especie nacional de la que se cree que no quedan más de 250 ejemplares. Tabuna y su hija Tania ya partieron hace algún tiempo para su resguardo en un centro especializado de los Esteros del Iberá, donde esta última acaba de tener un cachorro hace un mes. El macho, que todavía permanece aquí, es garante para futuras reproducciones para esta especie autóctona y en riesgo de desaparición en el continente americano.

Bienestar

"A diferencia del zoo tradicional, que apuntaba a coleccionar y exhibir animales, el formato de bioparque busca para ellos un bienestar y quedarse solo con aquellos que no pueden ser liberados por estar mucho tiempo en cautiverio y tendrían riesgo en su hábitat salvaje", explicaron a La Nación Maximiliano Angelucci y Daniel Carini, dos de los responsables de este nuevo proyecto que se puso en marcha hace ya algunos meses y desde el sábado tiene puertas abiertas al público.

El Bioparque Mar del Plata está a unos 20 kilómetros al Sur de Mar del Plata, a 700 metros de la ruta 88. Tiene una superficie de 10 hectáreas muy ricas en arboleda en las que existen recintos adecuados para cada especie y también amplios lotes para aquellas inofensivas y que se mueven con más libertad.

Un yaguareté todavía permanece en el lugar
Un yaguareté todavía permanece en el lugar Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Hay 17 tigres, 7 osos y 3 pumas al tope de la lista de animales que buscan y tendrán nuevo destino. Denver, Colorado, será punto de desembarque para algunos de los felinos exóticos. Los osos cruzarán el Río de la Plata para ser parte de un santuario en Durazno, Uruguay. Reubicarlos es un proceso que los administradores del complejo reconocen difícil. De los primeros solo se quedarán aquí los que no estén en condiciones de adaptarse a nuevos destinos o entornos.

El lugar ya exhibe mejoras y cambios notorios, con espacios que se duplicaron o triplicaron para que los animales se desplacen con mayor comodidad. Los tigres –entre ellos uno blanco- están a nivel de los senderos para el público pero limitados por muros y profundos fosos de protección. Una disposición que permite verlos mejor en todos sus desplazamientos, tanto individual como en grupo e incluso cuando tiene al cuidado sus crías.

Pavo real
Pavo real Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Entrenando para ser libres

Entre los candidatos a recuperar libertad se encuentra un ejemplar de águila escudada que está siendo sometido a un entrenamiento de musculación para que pueda volar, ya que nació aquí, en cautiverio. Y también varios de los protagonistas del serpentario, donde se pueden ver una coba curiyú, una pitón tigrina y otra albina y una yarará de la cruz, la única venenosa en exhibición.

El paseo por el bioparque permite ingresar y moverse por el aviario, con una multiplicidad de especies que andan por tierra y por aire. Conviven con una laguna artificial donde se mueve un cardumen de carpas. También, guía de por medio, avanzar por un circuito de aventuras. Un recorrido por un laberinto natural de plantas que culmina a la orilla de un arroyo y al tope de un mirador que permite advertir todas las instalaciones.

A través de un tambaleante y divertido puente de sogas y tablas se puede llegar del otro lado del curso de agua, donde hay más entretenimientos, un predio en el que abundan los ciervos y una casona que pronto convivirá con un complejo de cabañas, inversión para que visitantes puedan alojarse allí, despertar y convivir durante el día con fauna autóctona.

En el zoo hay un tigre blanco
En el zoo hay un tigre blanco Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Abrigo de animales

Dentro de este bioparque hay monos carayá, antílopes, ciervos dama, flamencos, papagayos, liebres patagónicas, coatíes, un lémur y oso hormiguero entre la enorme variedad de fauna, Carini y Antoniucci destacan que el Bioparque Mar del Plata también se convirtió en abrigo de animales que la gente acerca porque los encontraron heridos o los han criado y ya no los pueden tener. La semana pasada les entregaron un puma de pocos meses de vida que una familia tenía y criaba en su casa, a la par de un gato. Ya se adaptó al lugar un loro veterano, que ostenta su origen doméstico cada vez que dice palabrotas o silba algunos acordes de la marcha peronista.

Los responsables del lugar destacan la complejidad que tiene mantener este espacio y por eso están haciendo gestiones permanentes en procura de lograr algún tipo de ayuda y asistencia que permita sostener esta infraestructura y la mejor atención a los animales. La venta de tickets es por ahora la principal fuente de ingresos, potenciada ahora por estas vacaciones de invierno que acercan miles de turistas a la costa atlántica y en particular a Mar del Plata.

Zoológico de Batán
Zoológico de Batán Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.