Marie Kondo: "sólo insume un día hacer que tu casa quede ordenada para siempre"

Esta semana, con #el_orden como tópico, entrevistamos a Marie Kondo, la japonesa autora del best seller La magia del orden, de editorial Aguilar, que recorre el mundo enseñando su método para organizar la vida cotidiana de las personas.
Evangelina Himitian
(0)
15 de octubre de 2015  • 00:34

La clave es deshacerse prácticamente de todo y conservar sólo aquello que nos hace felices. Así podría resumirse el mensaje del libro La magia del orden, del sello Aguilar, suceso editorial, con más de cuatro millones de copias vendidas en 33 países.

Marie Kondo es conocida como la japonesa que pone orden en las casas. Tiene 30 años y desde hace más de una década dicta seminarios sobre "katazuke", que significa el arte de limpiar y ordenar. Cuando tenía cinco años, leyó por primera vez sobre esa disciplina y se obsesionó con la propuesta. Ya a los 19 años dictaba cursos en la universidad y desde entonces la contrataron empresas y clientes particulares para que les enseñe algo tan sencillo como a ordenar una habitación. En abril de este año fue incluida en la lista de las 100 personas más influyentes de la revista Time. Su método se llama "KonMari" y demanda solo un día de trabajo. El proceso debe ser rápido, pasional y hay que dejarse llevar no por la nostalgia de querer conservar todo sino por la pulsión de guardar sólo las cosas que realmente amamos.

–¿El orden es una utopía en la era de la acumulación?

–Cuando hablo de orden, hablo de organización. No todo el mundo necesita lo mismo. Entonces no es la cantidad sino calidad; un cambio de mentalidad para volverse una persona organizada. Pensemos, como ejemplo, en las comunicaciones. Hay cada vez más formas de hacerlo. Si no adquirís una técnica para priorizarlas, podrías volverte loco, además de ineficiente. Cuando experimentás lo qué significa y los resultados de ser ordenado, nunca regresarás al caos. Esto es lo que denomino la "magia de la organización" porque es un cambio tan profundo que influirá sobre tus emociones, afectará tu manera de pensar y tus costumbres. Una vez que descubrís el método, los resultados son inmediatos: entonces es casi imposible que quieras volver a la anarquía. El 99% de mis clientes nunca tuvo un rebote.

–¿En sólo un día se hace todo?

–¡En un día se puede con todo! Sólo hace falta un día para que tu casa quede ordenada para siempre. La organización efectiva implica sólo dos acciones esenciales: tirar y decidir dónde guardar lo que conservo. La primera máxima es hacer el orden de un tirón y no en varias etapas. Hacerlo de a partes, desanima. Hay que hacerlo por categoría, no por habitación: juntar todas las cosas afines de una vez. Lo ideal es arrancar bien temprano que es cuando se tiene más energía. Y comenzar por las categorías más fáciles. Las fotos y las cartas, por ejemplo son lo más complicado por su valor afectivo y porque son únicas. Por lo tanto tienen que quedar para el final. La mejor secuencia es: primero la ropa, después libros y papeles, objetos varios, y por último como les decía, los sentimentales.

–¿Una casa ordenada es un estado mental?

–Cuando tu casa está ordenada y limpia, no te queda otra que examinar tu estado interior. Podes enfrentar cualquier problema que hayas negado. Tan pronto comiences a organizarte, te verás obligado a reajustar tu vida y por ende, ésta empieza a modificarse para bien. La organización es sólo el puente, no el destino final. La verdadera meta es encontrar el estilo de vida que anhelas. En todos estos años de enseñanza e interacción con mis lectores, puedo afirmar que la gente ordenada es más positiva y tiene mejores resultados en su trabajo y vida personal.

Leer el índice de "La magia del orden" es como sacarse una radiografía. "¿Por qué no puedo tener mi casa en orden? Los que almacenan son acumuladores. Empieza por desechar todo de una vez. No dejes que te vea tu familia. Lo que tú no necesitas, tampoco lo necesita tu familia. La casa de los padres no es un depósito. El tabú de desechar la ropa en buen estado. No almacenes la ropa de otras temporadas". Y sigue… "Algún día significa nunca. Desechables, cosas que conservaste sólo porque sí. Garantías y cajas de electrodomésticos. Muestras de cosméticos para los viajes. Televisores y radios descompuestos. Sigue desechando hasta que sientas el click. Vacía tu cartera todos los días".

–¿Cuál es la clave para mantener las cosas en su lugar?

–Si creés que ordenar es algo que vas a tener que hacer todos los días, estás equivocado. Te juro que la organización puede hacerse con atención de un solo tirón. Lo único que es para siempre es elegir qué guardás y qué tirás. Podés ordenar tu casa ahora y dedicar tu tiempo a lo que te apasiona, a tu misión en la vida. Una vez que entiendas la génesis del orden, ya está. Sólo necesitas experimentar una vez el estado de orden perfecto para ser capaz de conservarlo.

–¿Qué distingue a una persona ordenada de una desordenada?

–Todos somos capaces de ser ordenados. El problema es que no todos usan el método correcto y entran en un espiral sin salida y sin resultados. Almacenan, llenan cajas, armarios, apilan… ocultan bajo una tapa objetos que no necesitan. Es sólo una pantalla, una reacción superficial ante el desorden. Por eso la organización empieza por la eliminación, el resto depende del nivel de prolijidad que quieras alcanzar.

–¿De qué objeto no te desprenderías nunca?

–De ninguno que al tocarlo me da felicidad. El mejor criterio para saber qué conservar es descubrir si me va a dar alegría. Mi objetivo es enseñarte a vivir en un espacio que sólo contenga cosas que dan felicidad. ¿No es el estilo de vida con el que soñás?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.