Menos cruceros: esperan la peor temporada de los últimos cinco años

Por la suba de los precios, el número de barcos y de pasajeros caerá 30% y se parecerá al de 2008/2009; los operadores ofrecen viajes de menos días a puertos de Brasil
Aigul Safiullina
(0)
10 de diciembre de 2014  

A BORDO DEL COSTA PACÍFICA.- El crucero, casi tan alto como el Obelisco, navega por el Río de la Plata y lentamente va dejando ver las líneas modernas de los edificios más altos de Puerto Madero y el verde profundo de la Reserva Ecológica. Los pasajeros, en su mayoría italianos, alemanes, franceses, españoles e ingleses, se asoman desde las rejas, los balcones y otros puntos del inmenso barco para empezar a conocer la ciudad de su destino final.

Hace diez años, la industria de cruceros dio un salto en el mercado latinoamericano, convirtiendo este tipo de viajes en una tendencia. La cantidad de barcos que pasaban por el puerto de Buenos Aires subía cada año un 15% promedio. Pero los mayores costos, los constantes cambios en las regulaciones, la inseguridad y la falta de infraestructura portuaria apropiada parecen haber impactado fuertemente esta temporada: sólo recalarán en el puerto de Buenos Aires 111 barcos, lejos de los 161 del verano pasado (un número que osciló en torno de los 160 desde 2010/2011).

La menor cantidad de cruceros arribando al puerto porteño se debe también a una fuerte caída de turistas argentinos, que sería de 100.000 viajeros, 50.000 menos que el año anterior. En ese aspecto, esta temporada se parecerá a la de 2005/2006, cuando 108.500 argentinos se subieron a algún crucero.

Los operadores de la industria vinculan estos números con la caída del consumo y la suba del dólar. "Lo que no cambia entre los argentinos es el gusto por viajar, que crece cada año", comentó Carlos Núñez, director general de Costa Cruceros Argentina, a LA NACION durante la cena de gala del Costa Pacífica. Este buque zarpó de Savona, Italia, hace dos semanas y llegó a la terminal de cruceros Quinquela Martín ayer a la mañana, casi en simultáneo con el MSC Magnífica.

Pero Núñez (que también tiene a su cargo los mercados de Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Perú) es optimista y cree que esta región del mundo "tiene un enorme potencial, porque, más allá de las dificultades, se maneja por el lado emocional".

"Los pasajeros de cruceros buscan vacaciones completas, donde la comodidad del viaje convive con la intimidad", analizó Núñez. Para la temporada 2014/2015 ya se vendió el 90% de pasajes para los que zarpan en Buenos Aires. Para Núñez, la clave es la anticipación: "Los primeros siempre pagan menos. Cuanto antes se hace la reserva, mejores precios se obtienen", dice en tono de venta.

Según el destino y la categoría del camarote, los precios de un viaje en crucero oscilan entre los 1000 y 2000 dólares por adulto. Los niños pagan aproximadamente un 30% de esa tarifa más impuestos.

En el Costa Pacífica, de casi dos cuadras de largo, hay lugar para todo lo que se pueda imaginar en una ciudad: cinco restaurantes y 13 bares, cuatro piscinas y cinco jacuzzis, teatro de tres pisos, casino, estudio de grabación musical, obras de arte, shopping y biblioteca para los 3800 huéspedes, que vienen de todas partes del mundo. El costo por día por persona ronda 150 dólares en promedio.

Aunque los cruceros estén asociados al turismo de la tercera edad, el público más joven empezó a crecer en últimos años. Núñez explicó este logro con diversificación de la oferta, nuevos puntos de salida, como Buenos Aires y Montevideo este año, promociones y menor duración de algunos viajes: de tres a nueve noches. "Los cruceros más solicitados por los argentinos para las vacaciones son los de nueve días que visitan Río, Buzios, Angra y el sur de Brasil -agregó Núñez-. A eso se suman varias empresas que organizan reuniones laborales y actividades para sus empleados." Cada ocho días habrá un nuevo viaje desde la capital argentina y, además, el 14 de enero se sumará otro crucero, Costa Favolosa, con itinerarios que incluyen el nordeste de Brasil y duración de 13 y 14 noches.

En la terminal Benito Quinquela Martín se mezclan los pasajeros con los guías turísticos que los esperan con carteles de sus respectivas agencias y taxis que se amontonan y prácticamente cortan la avenida Ramón Castillo. Inaugurada en 2011, cuando se llegó al récord de 161 cruceros entrando en el puerto, la terminal es valorada por los turistas extranjeros. Según una encuesta del gobierno porteño, el 26,4% de los viajeros se mostraron muy conformes con la atención, y el 23,6%, con la información obtenida. En general, el 32,1% de los cruceristas extranjeros dijo que a la hora de decidir la compra del viaje fue importante que Buenos Aires formara parte del itinerario.

111

cruceros

Los barcos que llegarán a Buenos Aires este año

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.